Qué ver en Kreuzberg-Friedrichshain, arte, historia y mucho ambiente

Berlín es una ciudad cosmopolita y uno de sus barrios más multiculturales es Kreuzberg. En este distrito te quedarás mudo ante las atrocidades cometidas por los nazis, rememorarás el periodo de la Guerra Fría y el Muro de Berlín, te sentirás como en un museo paseando por sus calles llenas de arte callejero y, al final, te costará decidir donde tomar algo para despedir este día tan intenso. Aunque la vida en Kreuzberg-Friedrichshain no acaba cuando se pone el sol. ¿Nos acompañas?

Collage de 8 fotos sobre que ver en Berlín

En el centro de Berlín está el distrito más pequeño de los que conforman la ciudad, Kreuzberg-Friedrichshain.

Estos dos barrios, que durante un tiempo pertenecieron a países diferentes, pues Friedrichshain pertenecía a la RDA y Kreuzberg se encontraba en Berlín Occidental, se fusionaron en 2001. 

Kreuzberg-Friedrichshain se caracteriza por su creatividad, que vas a comprobar paseando por sus calles, y por su animada vida nocturna, donde todo el mundo encontrará su lugar.

Además de Mitte, el centro histórico de Berlín, esta es otra de las zonas que no deberías perderte en tu visita a la capital de Alemania.

En este post vamos a contarte qué ver en Kreuzberg y Friedrichshain, un distrito de moda que tiene algo que ofrecer para todos los tipos de viajeros. Al final, encontrarás un mapa para orientarte mejor. 

Asimismo, en nuestro blog encontrarás mucha más información sobre Berlín:

– Un breve resumen de la historia de Berlín

– Berlín: todo lo que necesitas saber para visitarla. Cómo moverte por la capital de Alemania

– Qué ver en Berlín: un paseo por sus barrios

–  Isla de los Museos y Kulturforum, un paraíso para los amantes del arte

–  Imprescindibles de Berlín, qué ver si se tiene poco tiempo

–  Qué ver en Mitte, el corazón de Berlín

– Qué ver en el barrio de San Nicolás, donde recordar el Berlín medieval

– Qué ver en el barrio judío de Berlín

Por cierto, una manera perfecta de empezar a descubrir esta ciudad es hacer un free tour por Berlín, con el que conocerás sus principales lugares. O bien, unirte a este tour de Berlín al completo y, si sois un grupo, igual os interesa reservar este tour privado por Berlín

Consejosi quieres visitar varias atracciones de Berlín, échale un ojo a los pases que ofrecen descuentos para muchas de ellas, además de incluir el uso ilimitado del transporte público. Estas son la Berlin Welcome Cardel EasycityPass Berlín y el Berlin CityTourCard

Además, puedes comprar el Museum pass Berlín, que incluye la entrada a muchos museos de la ciudad, pero no el transporte.

Kreuzberg-Friedrichshain

El barrio de Kreuzberg debe su nombre a una cruz situada en lo alto del parque Victoria. Y es que Kreuzberg significa Cruz de la Montaña en alemán.

Cuando el Muro dividió Berlín, Kreuzberg estaba mayoritariamente en el sector americano, cuyo cruce fronterizo más importante, Checkpoint Charlie, se encontraba aquí. 

De acuerdo con los antiguos códigos postales, Kreuzberg se divide en SO36 y SO61. 

La parte más conocida es SO36, que estaba rodeada en tres de sus cuatro lados por el Muro y era uno de los barrios más pobres de Berlín Occidental, donde se desarrolló una cultura alternativa propia. 

Así, a finales de la década de los 70 y los 80, ganó mucha fama por ser el centro del movimiento alternativo y la ocupación. Y es que este área iba a ser remodelada y numerosos edificios antiguos iban a ser demolidos. Además, también fue conocido por las batallas callejeras del 1 de mayo.

Para que te hagas una idea de donde queda cada parte, la calle Oranien es el bulevar de SO36 y la calle Bergmann lo es de SO61, que son las dos grandes avenidas comerciales de Kreuzberg, junto a Mehringdamm y la calle Wiener. 

Actualmente, Kreuzberg es un barrio multicultural con un alto porcentaje de inmigrantes, muchos de los cuales son de origen turco, por lo que el barrio se ha ganado el sobrenombre de barrio turco o pequeña Estambul.

Además, es un distrito de moda, con numerosos cafés que te van a hacer difícil la tarea de no descansar a cada poco rato. Asimismo, tiene una animada vida nocturna y cultural, y en sus calles vas a encontrar verdaderas obras maestras de arte urbano.

Por su parte, el barrio de Friedrichshain también está de moda por sus bares y su gran ambiente, especialmente en el área alrededor de las calles Simon-Dach y Revaler, al sur de la avenida de Frankfurt y al este de la calle Warschauer. 

Durante la II Guerra Mundial, gran parte del barrio quedó destruido y, con la división de la ciudad, quedó en Berlín Oriental, separado de Kreuzberg por el río Spree y el Puente de Oberbaum. 

Tras la Reunificación, también se ocuparon edificios antiguos sin renovar. 

Una manera de aprender más sobre este distrito es visitar el museo gratuito FHXB Friedrichsheim-Kreuzberg, en la calle Adalbert 95a.

Qué ver en Kreuzberg

Comenzamos nuestra visita muy cerca de la plaza de Potsdam, que estaba dividida por el Muro y donde la franja de la muerte era la más ancha de todo su recorrido. 

Por toda esta zona vas a ver marcado en el suelo el antiguo curso del Muro de Berlín.

Centro de documentación Topografía del Terror

El primer lugar que ver en Kreuzberg es la Topografía del Terror, un centro de documentación donde se muestran las atrocidades cometidas por el régimen nacionalsocialista. 

Este se encuentra en la calle Niederkirchner, junto a la calle Wilhelm, que, ya desde finales del s. XIX, era un lugar donde se concentraban los edificios ministeriales.

Cuando llegaron los nacionalsocialistas, establecieron aquí el centro de poder del Régimen, vamos, que este era su distrito gubernamental. 

Por eso, aquí estaban las principales instituciones de la Seguridad del Tercer Reich, aquellas encargadas de la persecución y del terror de aquellos años, es decir, la sede de la Policía Secreta del Estado, Gestapo, del Servicio de Seguridad de las SS y la Oficina Principal de seguridad del Reich. Y de ahí el nombre de este lugar.

Tras la Guerra, los edificios de esta área quedaron en ruinas y fueron posteriormente volados. El único que se conserva es el antiguo Ministerio de Aviación, que ahora alberga el Ministerio de Finanzas. 

El centro consta de diferentes partes y puedes pasar bastante tiempo en él, pues es un lugar muy interesante con mucha información. 

En el centro de documentación hay una exposición permanente sobre el funcionamiento del sistema de seguridad del Régimen Nazi y de los abusos que cometieron contra los derechos humanos. 

Además, también hay una exhibición al aire libre que trata sobre el papel de Berlín como la capital del Tercer Reich, que cierra en invierno. 

Y, por último, hay una sección de 200 metros de largo del Muro de Berlín.

Si quieres conocer un poco más sobre la historia de la ciudad en tiempos del nacionalsocialismo, puedes unirte a este paseo histórico por el Berlín del nazismo

Estos tours guiados nos parecen una gran idea en esta ciudad, pues su historia es parte inseparable de la visita. Y no somos los únicos que lo pensamos, pues en este lugar verás a muchos grupos guiados.

En uno de los lados del memorial verás el edificio Martin Gropius, uno de los pocos de la zona que sobrevivió a la destrucción.

La casa data de la segunda mitad del s. XIX y sus arquitectos, Martin Gropius y Heino Schmieden, lo idearon al estilo del Renacimiento para albergar un museo de artes y oficios. 

Tras la Guerra, estuvo en peligro de demolición, pero, gracias a la intervención de Walter Gropius, se salvó y fue reconstruido, aunque todavía hoy puedes ver los estragos de la Guerra en el edificio, por ejemplo, en las estatuas sin cabeza frente a su fachada. 

Durante la división de la ciudad, el Muro pasaba frente a su entrada principal, por lo que su acceso se trasladó a su parte trasera.

Actualmente, es el hogar de un museo donde se organizan exhibiciones temporales de arte moderno y contemporáneo y, aunque no quieras visitarlas, entra en él para ver su bonito atrio acristalado, para lo cual no tendrás que pagar nada. 

Además, en su interior hay también un restaurante moderno.

Checkpoint Charlie

Muy cerca está uno de los lugares más populares que ver en Kreuzberg, Checkpoint Charlie, en donde coincidirás con muchísima gente.

De camino te será fácil comprender que estás cerca del cruce fronterizo más famoso del Muro, pues verás puestos callejeros con productos de la Antigua Unión Soviética y el TrabiWorld, que trata sobre el coche más famoso de la RDA, el Trabant. 

Aquí puedes aprender sobre él en el museo Trabi o, mejor aun, subirte en uno de estos míticos coches. Así, puedes alquilar uno para conocer Berlín de una manera diferente

Seguro que te llama la atención el globo aerostático Die Welt, que te permite elevarte 150 metros y observar la ciudad desde el aire.

Checkpoint Charlie fue uno de los pasos fronterizos de Berlín que conectaba el sector soviético con el estadounidense y que sólo estaba abierto a extranjeros, diplomáticos y miembros de las fuerzas armadas aliadas. 

Su nombre viene de la tercera letra del alfabeto, ya que había tres puntos de control aliados utilizados por los estadounidenses: Alpha, Bravo y Charlie. 

El cuartel de control fue establecido en 1961 y desmantelado en 1990 y hoy verás mucha gente esperando para hacerse una foto en la réplica del primero que hubo. 

Sin embargo, si quieres ver la última cabina original de Checkpoint Charlie, entonces tienes que visitar el museo de los Aliados en Berlín-Zehlendorf, cuya visita es gratuita y cierra los lunes. 

Uno de los momentos más tensos de la Guerra Fría se vivió en este paso fronterizo entre el Este y el Oeste de Berlín, cuando los dirigentes de la RDA intentaron restringir los derechos de los aliados. Como consecuencia, el 27 de octubre de 1961, tanques soviéticos y estadounidenses se enfrentaron en este lugar, listos para la batalla.

Además, Checkpoint Charlie fue testigo de numerosos intentos de fuga, algunas espectaculares, otras con un final muy trágico. La última tuvo lugar en agosto de 1989.

Hoy es un buen lugar para aprender sobre el Muro y la Guerra Fría, pues aquí se concentran varias atracciones turísticas y hay exposiciones gratuitas al aire libre que tratan sobre el cruce fronterizo, el Muro y los intentos de fuga.

Por un lado está el museo del Muro-Haus am Checkpoint Charlie, que documenta su historia y muestra numerosos intentos de fuga, con objetos originales usados para escapar, como maletas trucadas, coches o globos aerostáticos.

Su inauguración tuvo lugar ya en 1963 y estaba dirigido por Rainer Hildebrandt, un luchador de la resistencia que también lideró el grupo de trabajo 13 de agosto, el cual ayudaba a aquellos que querían escapar de la RDA. 

Para nosotros fue una visita muy interesante. Comprar entrada.

También puedes entrar en la BlackBox Cold War, donde se informa sobre la división de Berlín y del país en el contexto de la Guerra Fría.

Por último, se puede visitar el Panorama del Muro de Asisi, una imagen de gran tamaño que te ayuda a imaginar como se desarrollaba la vida cotidiana a ambos lados del Muro en un día ficticio de 1980. 

En ella se representa la vida en Kreuzberg, que estaba en Berlín Occidental, y en el barrio de Mitte, que se encontraba en Berlín Oriental. 

El artista Yadegar Asisi, que vivió en Kreuzberg en la década de los 80, refleja aquí sus recuerdos. Comprar entrada.

Si quieres aprender más sobre esta parte de la historia, puedes unirte a este Free Tour del Muro de Berlín y la Guerra Fría o a este tour de la Guerra Fría + Muro de Berlín+ museo de la Stasi.

Cerca de Check Point Charlie se encuentran dos museos interesantes que ver en Kreuzberg.

Berlín story búnker

El Berlin story búnker está situado, tal y como indica su nombre, en un búnker de la II Guerra Mundial, donde puedes repasar los 800 años de la historia de la ciudad y visitar la exposición permanente «Hitler, ¿Cómo pudo llegar a pasar?». 

Ten en cuenta que es una visita que te puede llevar varias horas. Comprar entrada.

Este museo se encuentra en la antigua Anhalter Bahnhof, una importante estación de trenes de larga distancia que fue destruida durante la Guerra y de la cual sólo queda parte de su fachada. 

Si te ha interesado, puedes ver más recuerdos de la estación en el cercano museo alemán de tecnología

Museo judío

En el museo judío aprenderás sobre la historia de los judíos en Alemania y su cultura dese la Edad Media hasta la actualidad. Además, visitar la exposición permanente es gratis.

Este se encuentra en el edificio de Daniel Libeskind, que es una obra de arte en si mismo.

Desde 2021, el museo cuenta también con uno dedicado a los niños, el mundo infantil Anoha, que se encuentra en la plaza de enfrente.

Si quieres conocer más sobre la vida de los judíos en Berlín, puedes unirte a esta visita guiada por el barrio judío y su museo.

Arte urbano 

Uno de los aspectos por el que Kreuzberg es conocido es su arte urbano

Y es que las calles de este barrio están llenas de color, gracias a los grandes murales que decoran algunas de sus fachadas. 

Eso sí, estos pueden desaparecer y aparecer nuevos, por lo que es posible que alguno de los que te indiquemos ya no exista, pero te encuentres con alguno nuevo. 

Y, por supuesto, la lista que ahora te vamos a poner no incluye todo el arte callejero que hay que ver en Kreuzberg, por eso, también te aconsejamos que te pierdas por sus calles y descubras lo que este barrio tiene para ofrecer.

Si llegas a Mehringplatz  verás dos murales enfrentados: Hoodie Birds de Don John y Make Art Not War de Shepard Fairey. Muy cerca, en Wilhelmstr. 7, un elefante de colores de Jadore Tong decora un parque y en el número 9 está la antigua casa okupa Tommy Weisbecker, cuya fachada está completamente pintada. 

En Franz-Klühs-str. hay un mural de PichiAvo del Dios romano Jano y, muy cerca, está Wrestlers de Mr. Aryz. 

Puedes ver un mural de Voronina en Gitschiner str. 64, que recuerda a Marielle Franco y en Wassertorstr. 65, está el mural Apolo y Dafne de Bosoletti y Jarus. 

Dulce pecado de Onur Dinc y Remo Lienhard decora una gran fachada en Prinzenstr, 19 y en Moritzplatz, en el patio del centro cultural de la Aufbauhaus, hay un mural de Conse Andechaga. 

En Luckauer str. puedes ver dos murales, uno está en el número 12Mi cabeza es una jungla de Millo, y el otro, pintado por Herakut, en el número 14

Face Time de Various y Guld está en Heinrich Heine str. 36 y en la parada de U-Bahn verás Unter der hand de Case Maclaim. 

Un edificio que merece la pena ver está en Waldemarstr. 81. Este recuerda el movimiento okupa que fue frecuente en Kreuzberg. Así, sus vecinos pintaron la fachada en 1975, en una forma de protesta y resistencia frente a la política urbanística, escribiendo «Nos quedamos dentro». En 2019, al renovarse la fachada, el mural desapareció, pero se volvió a pintar de una manera actualizada. En él puedes leer en varios idiomas el lema del movimiento okupa: las casas para los que viven en ellas. 

Continuamos buscando murales en Wrangelstr. 127, donde hay uno de Huariu en blanco y negro y en Manteuffelstr. 12, puedes ver una mujer con un pájaro de TANK. 

En Köpenicker str. 175 hay un mural de Pen Chill y Eme Freethinker y en el número 9 se encuentra Engeika de Findak.

El mural Rounded Heads de Nomad está en Oppelner str. 46-47 y en el número 3, descubrirás el Hombre Amarillo de Os Gemeos. 

Puedes ver un mural de BLU, Pink Man, en Falckensteinstr. y en Gorlitzer str. 49 está el mural de Tamara Tank Tomorrow never comes. 

Abre tu tercer ojo de Elle se encuentra en Wiener str. 42 y el futuro es femenino de Case en Schinkestr. 24.

En Manteuffelstr. 70 hay un mural de Smug One y en Mariannenstr. 8 verás uno de los más famosos: el Astronauta de Victor Ash, que trata sobre la Guerra Fría. 

Por último, en la esquina de Oranienstr. y Manteuffelstr. puedes ver Nature Morte de Roa.

Además, seguro que te llama la atención un motivo que vas a ver por todo el barrio, unas letras dispuestas en una banda vertical, que han sido pintados por el grupo Berlin Kidz. Algunas están en lugares de difícil acceso.

Para que puedas orientarte un poco mejor, te hemos dejado un mapa al final del post con la localización de los murales que ver en Kreuzberg.

Otra manera de conocer Kreuzberg y sus alrededores es unirte a esta visita guiada por el Berlín alternativo. 

Además, si te gusta el arte urbano, puedes unirte a este tour de arte callejero

Otros lugares que ver en Kreuzberg

Este barrio también es popular por sus numerosas cafeterías y restaurantes y, paseando, seguro que ves más de una que llama tu atención. 

No obstante, para facilitarte la búsqueda, te diremos que hay algunas calles donde se concentran bastantes. Estas son la calle Oranien y la calle Bergmann, así como Mehringdamm. Además, por estas zonas vas a encontrar numerosos negocios para todos los gustos.

Nosotros estuvimos en dos locales con mucho estilo, Cake club al lado de Cottbuser Tor y en Café Luzia en la calle Oranien. 

Otra opción para conocer locales de Kreuzberg es unirte a este tour de la cerveza

Si hablamos de comer, un lugar al que puedes ir es Markthalle Neun, un mercado históricos del S. XIX donde venden producto regional, especialidades de otras partes del mundo y hay puestos de comida callejera. Nosotros probamos un puesto de comida peruana y nos gustó mucho. 

Además, los viernes y sábados hay mercado semanal y los jueves es el día de la comida callejera de 17:00 a 22:00. Cierra los domingos.

Asimismo, si te gustan los mercados, que sepas que los martes y viernes son buenos días para visitar Kreuzberg, pues es entonces cuando se organiza el bullicioso mercado turco con puestos de todo tipo en Maybachufer de 11:00 a 18:30.

No esperes nada refinado, pues es el típico mercadillo donde los vendedores anuncian sus productos en voz alta.

Cerca del Markthalle hay dos sitios interesantes que ver en Kreuzberg. 

– Uno es la Baumhaus an der Mauer o casa del árbol en el Muro, que es una cabaña construida por el inmigrante turco Osmalin Kalin a partir de desechos en la década de 1980. 

El terreno estaba en la franja del Muro, pertenecía a Berlín Oriental, pero estaba en el lado occidental, por lo que quedaba fuera de la administración de ambos sectores. 

Kalin limpió el terreno y lo usó como huerta, construyendo esta cabaña que ha sufrido incendios y modificaciones a lo largo de los años. 

– El otro es el Kunstquartier Bethanien, un antiguo hospital que el movimiento okupa rescató en la década de los 70 y reconvirtió en un lugar para instituciones culturales, artísticas y sociales.

Cerca de este está la calle Oranien, de la que ya te hemos dicho que está llena de bares, restaurantes y negocios con mucho estilo. 

Bueno, pues también se encuentra en ella un lugar que es parte de la historia de Kreuzberg desde la década de 1970, el club de música SO36, uno de los más famosos de la ciudad que toma su nombre del histórico distrito postal. Este fue el centro de la escena punk de Berlín y fue frecuentado por artistas como Iggy Pop y David Bowie. 

Actualmente, organiza también numerosas fiestas y conciertos.

Parques que ver en Kreuzberg

En Kreuzberg hay también varios parques que son muy frecuentados por los berlineses.

– El parque Victoria es la elevación natural más alta del centro de Berlín con sus 66 metros sobre el nivel del mar.

Además, la cruz que está en su punto más alto da nombre al barrio. Este monumento, que fue diseñado por Karl Friedrich Schinkel, fue inaugurado en 1821 para conmemorar las victorias en las Guerras de Liberación (1813-1815). 

Asimismo, en el parque Victoria puedes sentirte en plena naturaleza gracias a su cascada artificial o a la Garganta del Lobo. 

– Por su parte, la plaza del Puente Aéreo se encuentra en la frontera entre Kreuzberg y Tempelhof. Su nombre conmemora el puente aéreo de 1948/49 con el que se superó el bloqueo soviético. 

Y es que aquí estaba el aeropuerto de Tempelhof, que ya no funciona como tal, pero que en aquel momento fue el más utilizado. Hubo momentos en que casi cada dos minutos un avión cargado con provisiones aterrizaba en él. 

Si te interesa este tema, en Kreuzberg, en el museo Alemán de Tecnología, puedes ver un Rosinenbomber original, que es como se les conocía cariñosamente a los aviones que participaron en el puente aéreo.

Si quieres saber un poco más sobre la interesante historia de esta ciudad, puedes leer un breve resumen de la historia de Berlín.

En esta plaza está la entrada al antiguo edificio de la terminal y el Monumento al Puente Aéreo, que conmemora a las víctimas de este periodo. También se ve la enorme cabeza de águila que decoraba el edificio.

El aeropuerto de Tempelhof se construyó en la década de 1930. Los nacionalsocialistas lo planificaron como el más grande de Europa y es uno de los pocos proyectos arquitectónicos del Régimen que se llevó a cabo, aunque no llegó a completarse. 

Hoy, es un parque de gran tamaño, el Tempelhofer Feld, donde puedes hacer deporte, una barbacoa o simplemente relajarte. De hecho, es el mayor parque urbano de la ciudad, donde también hay paneles informativos sobre su historia. 

Además, en el monumental edificio del antiguo aeropuerto se llevan a cabo diversos eventos y existen también visitas guiadas por él. Para saber más sobre ellas puedes entrar en su página web.

No muy lejos de aquí, en la calle General Pape, hay un recuerdo de los planes que Hitler tenía para Berlín, transformarla en la «Capital Mundial Germania» con anchas avenidas y monumentales edificios. 

Pues bien, por esta zona puedes ver el cuerpo de carga pesada, un gran cilindro de hormigón construido a principios de 1940 cuyo objetivo era estudiar la capacidad del suelo para soportar el peso del enorme arco del triunfo que querían construir. Para construirlo, entre otros, se utilizaron prisioneros de guerra franceses.

– Pasamos al parque Görlitz, que es un buen lugar para descansar junto a muchos berlineses que disfrutan del buen tiempo con una cerveza fresca. Fue construido a principios de la década de los 90 en el sitio de una antigua estación de tren entre la iglesia Emaús y el canal Landwehr.

Paseando por el parque puedes llegar al Schlesischer Busch, un espacio verde donde todavía queda una torre de vigilancia del Muro, el antiguo puesto de mando de Schlesischer Busch. 

Esta se encuentra junto al Canal Landwehr, con barcos y bares donde puedes pasar un buen rato a la orilla del río. 

Un lugar diferente para tomar algo por esta zona es la cervecería al aire libre Birgit, donde puedes tomarte una cerveza con una buena pizza rodeado de una decoración muy original. La entrada es gratuita y también es discoteca por las noches y organizan conciertos.

Una manera diferente de conocer Berlín es desde el agua, en un viaje en barco por el Landwehrkanal y el río Spree o en este tour de 1 hora en barco

Si decides pasear un poco a lo largo del canal, puedes llegar a una de las esculturas de mayor tamaño de Berlín, el Hombre Molecular. Desde allí tendrás buenas vistas al puente de Oberbaum y podrás disfrutar de un bonito atardecer.

Otro lugar popular para ver atardecer en Kreuzberg es el puente del Almirante, que es el puente de hierro forjado más antiguo que se conserva en el Canal Landwehr.

Si sigues paseando, llegarás al extenso parque de Treptow, donde puedes caminar por bonitas avenidas verdes o disfrutar de una cerveza en el biergarten Zenner a orillas del agua. 

Sin embargo, este parque es conocido por su monumental memorial a los soldados caídos del Ejército soviético que fue construido tras la II Guerra Mundial y donde están enterrados unos 7000 soldados soviéticos que murieron en la Batalla de Berlin. El monumento está dominado por una escultura de un soldado de 30 metros de altura. 

Puente de Oberbaum: la frontera entre Kreuzberg y Friedrichshain

Y terminamos la ruta de lugares que ver en Kreuzberg en uno de sus símbolos más conocidos, el puente de Oberbaum, que conecta Kreuzberg con Friedrichshain. 

Su nombre, árbol superior, recuerda que aquí antes se cobraba peaje bloqueando el río con troncos de árboles. 

Esta pasarela es uno de los puentes más bonitos de la ciudad y se construyó a finales del s. XIX para sustituir a uno anterior de madera. Por él pasa el tráfico y también la línea de metro más antigua de Berlín. 

Con la construcción del Muro, el puente pasó a conectar Berlín Oriental y Berlín Occidental, por lo que se cerró a todo tráfico. 

La frontera corría sobre el río y pertenecía a Berlín Oriental, lo que provocó varias muertes por ahogamiento de personas que cayeron al agua y no se les pudo ayudar. 

Tras la Reunificación, el puente fue reparado según un diseño de Calatrava.

Para conocer los lugares menos conocidos que ver en Kreuzberg puedes unirte a este recorrido a pie por Kreuzberg 61.

Antes de cruzar el puente y dirigirnos a Friedrichshain, os vamos a recomendar otro sitio peculiar para comer, la cercana hamburguesería Burgermeister Schlesisches Tor, que, además de tener muy buenas hamburguesas, está situado en un lugar bastante curioso, en unos antiguos baños debajo de las vías del tren. 

Ten en cuenta que es un lugar muy popular, por lo que igual tienes que guardar cola. Sin embargo, nosotros, que fuimos un día entre semana a mediodía, casi ni nos tocó esperar. 

Ah, tampoco hay muchas mesas ni sus asientos son muy cómodos. Aún así, tanto por su ubicación, como por la hamburguesa, es un sitio que, si estás en el lugar y tienes hambre, te recomendamos visitar.

Hablando de comer, seguro que sabes que en Berlín son toda una institución dos platos de comida rápida: la Currywurst y el kebab. 

Por eso, vas a encontrar locales para probarlos por todo Berlín. Sin embargo, hay una calle en Kreuzberg que tiene dos de los puestos más valorados. 

Así, en Mehringdamm 36 encontrarás Curry 36 y en el número 32 el famoso Mustafa`s Gemüse kebap. 

Ambos son muy conocidos, por lo que seguramente tengas que esperar para pedir, especialmente para el kebab. Nosotros fuimos en febrero y, aún así, había algo de gente esperando para pedir. 

Para más información sobre los platos típicos de Berlín y la gastronomía alemana en general, te recomendamos leer todo lo que necesitas para visitar Berlín y qué comer en Alemania.

Qué ver en Friedrichshain

Este antiguo barrio de trabajadores es hoy un barrio de moda gracias a sus bares, zonas alternativas y su gran ambiente. 

De hecho, aquí está el Berghain, que es uno de los clubs techno más conocidos del mundo. Eso sí, si quieres entrar, prepárate a hacer cola y puede que al final el portero no te deje entrar. 

East Side Gallery

El lugar más conocido de Friedrichshain es, sin lugar a dudas, la East Side Gallery, para nosotros una de las visitas imprescindible en Berlín

Es por ello un lugar muy popular, donde la mayoría de la gente se agrupa en los murales más famosos esperando sacarse una foto.

La East Side Gallery es una sección de más de un kilómetro del Muro de Berlín, el trozo más largo que todavía se mantiene. 

En 1990, tras la apertura del Muro, numerosos artistas internacionales llegaron a Berlín y pintaron en el lado que daba al Este, convirtiéndolo en la galería al aire libre más larga del mundo. 

Sus obras más conocidas son, el Beso Fraternal Socialista de Dmitri Vrubel y el Trabant de Birgit Kinders. Sin embargo, te aconsejamos que lo recorras entero para que veas la gran creatividad de un momento histórico de gran alegría, que transformó un símbolo de separación en uno de libertad de expresión.

En 2009, la East Side Gallery tuvo que ser renovado, por eso se pidió a los artistas que volvieran a pintar sus obras. Algunos no lo hicieron y por eso verás secciones en blanco, tal como se encontraba antes de la caída del Muro.

Además, en esta zona hay paneles informativos sobre como se creó la East Side Gallery y el Muro. Aunque si quieres saber más, lo mejor es que visites el cercano Museo del Muro, que cuenta la historia de la división de Berlín. Comprar entradas.

Yaam y Holzmarkt 25

Después de esta visita, estás en el lugar perfecto para tomar algo en dos sitios alternativos de Berlín: Yaam y Holzmarkt 25.

Yaam, The Young and African Arts Market, es un lugar perfecto para probar comida africana, jugar al baloncesto, asistir a algún concierto de reggae o descansar y tomarte algo en su playa, donde, además, hay una zona infantil. 

Es también un buen lugar para ver arte urbano, siendo su mural más visible el del artista portugués Vhils. 

Para entrar hay que dar un donativo, lo que tu decidas.

Por su parte, Holzmarkt 25 es, desde 2012, una ciudad cooperativa a orillas del Spree, una especie de continuación del movimiento okupa que tanto se ha dado en Berlín, pues quiere evitar una construcción masiva en el área y es una apuesta para un desarrollo sostenible de la zona.

Aquí hay un poco de todo, salas de concierto, discoteca, panadería, cervecería, restaurantes con terrazas con vistas al río, un teatro o una guardería. Y mucho arte urbano, lo que le da un aspecto muy colorido. Vamos, el lugar perfecto para tomarse algo y ver el atardecer desde uno de sus rincones. 

Además, hay un espacio para los niños y en invierno puedes acercarte hasta aquí para participar en su mercado navideño.

Si visitas Berlín en Navidad, puedes unirte a este tour navideño que te lleva a conocer algunos de sus mercados. Aunque, si lo que quieres saber es donde hay bonitos mercados navideños, entonces pásate por nuestro post Alemania en adviento.

Por cierto, a nosotros nos gustó más Holzmarkt 25 que Yaam, pero sobre gustos no hay nada escrito.

Raw Gelände

Si hablamos de sitios alternativos tenemos que mencionar Raw Gelände, que es el hogar de numerosos bares y clubes, uno de ellos, el Cassiopeia, es uno de los más famosos de Berlín. 

Este lugar se encuentra en Warschauer str., no muy lejos de la East Side Gallery.

Aquí, entre murales y grafitis, puedes ver un poco de todo, un estudio de grabación, una tienda de muebles vintage, galerías de arte, un gimnasio, un antiguo búnker convertido en muro de escalada o una escuela de circo. Todo ello en un antiguo taller de reparación de locomotoras. Un sitio perfecto para pasar el rato, tomarse algo o salir de fiesta. Además, los domingos organizan un mercadillo.

En Raw Gelände hay también una teledisko, que son discotecas ubicadas dentro de una cabina telefónica, donde puedes elegir que música quieres escuchar. Hay una también en Holzmarkt 25.

Y si llegas con hambre, puedes elegir entre alguno de sus puestos de comida callejera en una de las entradas. Cerca de ellos puedes ver un mural de un tucán del artista portugués Bordalo.

Nosotros llegamos sobre las 17:00 y no había mucha gente, bueno, sí, los que estaban en el gimnasio. Sin embargo, pudimos pasear tranquilamente descubriendo sus muchos rincones a medida que el ambiente iba mejorando a lo largo de la tarde. Nosotros nos sentamos en la cervecería Schalander, que tiene su propia cerveza y una terraza muy agradable.

Otros lugares que ver en Friedrichshain

Algunos lugares que puedes ver también en Friedrichshain son:

– La avenida Karl Marx, donde puedes recordar los tiempos de la RDA. Esta va desde Alexanderplatz a Frankfurter Tor pasando por Strausberger. 

Este largo bulevar fue construido en tiempos de la RDA y era la calle distintiva de Berlín Oriental, que, en aquellos tiempos, se llamaba avenida Stalin. Aquí se construyeron bloques de viviendas al estilo socialista de los años 50 y, como edificios significativos, podemos mencionar el cine Internacional o el Café Moscow. 

La avenida fue protagonista del levantamiento del 17 de junio de 1953, ya que los trabajadores de la construcción de esta calle iniciaron una huelga contra las nuevas leyes laborales el 16 de junio, la cual acabó extendiéndose a un levantamiento general contra el gobierno de la RDA en Alemania Oriental, que acabó siendo reprimido violentamente por el gobierno.

– La parte verde del barrio es Volkspark Friedrichshain, que fue el primer parque municipal de Berlín a mediados del s. XIX. Su punto más famoso es la Fuente de los cuentos de hadas, que es considerada una de las fuentes más bonitas de la ciudad. Los grupos de figuras están basados en los cuentos de los hermanos Grimm.

¿Sabías que los hermanos Grimm están enterrados en Berlín? Si quieres ver sus tumbas, acércate al antiguo cementerio de San Mateo, que está en el barrio de Schöneberg, cerca del parque Victoria de Kreuzberg.

En el parque hay, además, dos elevaciones formadas por escombros de la Guerra que te ofrecen buenas vistas de los alrededores. Asimismo, puedes ver el cementerio de los que murieron en la Revolución de Marzo en 1848.

Puedes conocer mucho mejor este barrio en este tour en bicicleta por los barrios alternativos de Friedrichshain y Kreuzberg.

Mapa con los lugares que ver en Kreuzberg y Friedrichshain

En este mapa hemos marcado todos los lugares que ver en Kreuzberg y Friedrichshain, ordenados según han ido apareciendo en el texto. 

En morado están los sitios de interés de Kreuzberg, en verde los murales de Kreuzberg y en rojo los puntos interesantes de Friedrichshain.

Mapa con los lugares interesantes que ver en kreuzberg

¿Vas a viajar a Alemania?

Pues esta información puede resultarte útil. Además, al usar nuestros enlaces nos ayudas a seguir creando contenido 😊

Encuentra los mejores vuelos con Skyscanner, además de coches de alquiler

Encuentra las mejores ofertas en alojamiento con quehoteles

Sácale el máximo partido al viaje con las actividades de Civitatis o GetYourGuide

Guarda todos tus recuerdos con un álbum personalizado de 51Trips y ahórrate un 5% con nuestro código VIAJANDODEINCOGNITO

4 comentarios en “Qué ver en Kreuzberg-Friedrichshain, arte, historia y mucho ambiente”

  1. ¡Ya acabé mi tour por Berlín! Increíble la oferta cultural y de tiempo libre, ¡dan ganas de cogerse un mes de vacaciones y pasarlo allí entero!
    Trabajazo increíble todas las entradas 🤩

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *