Qué hacer en el Cairo, la capital de Egipto

La capital de Egipto es caótica y te puedes sentir abrumado entre tanto tráfico y personas. Sin embargo, es parte de su carácter. La diversidad de olores, colores y ruidos te acompañarán mientras conoces sus numerosos lugares de interés y aprendes sobre sus diversas culturas. Regatear en sus mercados, maravillarte en sus museos, perderte en el barrio copto o aprender sobre su época fatimí son sólo alguna de las cosas que puedes hacer en el Cairo, sin contar su proximidad a la única maravilla del mundo antiguo aun en pie: la Gran Pirámide de Giza. ¿Nos acompañas?

Collage con 8 fotos sobre qué ver en el Cairo

El Cairo es una de las ciudades más grandes del mundo y es probable que no te enamore a primera vista, pues es una ciudad caótica, con mucho tráfico, una gran densidad de población y no es el lugar más limpio que te puedes imaginar. Sin embargo, todo esto pasa a un segundo plano cuando empiezas a conocer sus tesoros.

En este post vamos a contarte qué hacer en el Cairo para que le saques el máximo partido a tu visita a la capital de Egipto.

Al final te dejamos un mapa con los lugares de los que hemos hablado, para que te puedas orientar mejor.

Cuántos días se necesitan para visitar el Cairo

Cuando preparábamos nuestro viaje a Egipto, una de nuestras primeras dudas fue cuántos días debíamos dedicarle al Cairo.

Para calcular el tiempo necesario en esta ciudad, tienes que contar con que está muy cerca de las pirámides de Giza y no tan lejos de otras necrópolis, como Saqqara y Dahsur. Por eso, además de los días necesarios para conocer el Cairo en si mismo, tienes que añadirle 1 o 2 para conocer las pirámides. 

Así, tras haber estado allí, creemos que es recomendable dedicarle a la propia ciudad, al menos, dos días. Ten en cuenta que, en 1979, el centro histórico del Cairo fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco, como una de las ciudades islámicas más antiguas del mundo que alcanzó su apogeo en el S. XIV. Vamos, que tiene mucho que ofrecer.

Por lo tanto, el mínimo tiempo que nos quedaríamos en el Cairo serían tres días.

Nosotros le dedicamos al Cairo cuatro días y medio. Si te interesa saber cómo organizamos nuestro tiempo, te lo contamos en ruta de 2 semanas por Egipto

Breve historia del Cairo

Para entender mejor la visita a esta ciudad, es importante conocer su historia, la cual vamos a intentar contarte muy brevemente. 

Alrededor del 640, los musulmanes conquistaron Egipto y fundaron una nueva ciudad, el Fustat, que se convirtió en su nueva capital. Este asentamiento estaba cerca de la orilla del Nilo y de la fortaleza romana conocida como Babilonia. 

En el 969, el califato fatimí conquistó Egipto bajo el reinado del sultán al-Mu’izz, que fundó una nueva ciudad al noreste de Fustat. Esta recibió el nombre de al-Qahirah, la victoriosa, de donde proviene el nombre del Cairo.

En la época fatimí, el Cairo era una ciudad donde sólo podía vivir la familia del califa, funcionarios, militares y otras personas necesarias para su correcto funcionamiento, vamos, una ciudad-palacio que estaba cerrada a la gente común y cuya calle principal era la actual al-Muizz.

El Imperio fatimí alcanzó su apogeo en el S. XI, pero también comenzó su declive y, en 1171, Saladino puso fin a este califato dando comienzo a la dinastía ayubí.

Saladino comenzó la construcción de la actual Ciudadela y abrió el Cairo para todas las personas. Con el tiempo, la ciudad se transformó en un centro urbano de gran tamaño.

En 1250, terminó la dinastía ayubí y comenzó el periodo mameluco, que duraría hasta 1517. Fue bajo el sultán al-Nasir Muhammad (1293-1341), cuando el Cairo alcanzó su apogeo en cuanto a población y riqueza. Los mamelucos fueron grandes constructores y muchos de los edificios históricos actuales datan de esta época. 

La calle al-Muizz era la principal área comercial del Cairo y una zona privilegiada, donde se construyeron numerosos complejos religiosos y tiendas. Cuando ya no hubo más espacio para seguir desarrollándose, se crearon nuevas estructuras comerciales por la zona del actual zoco de Khan el Khalili.

En 1517, el imperio Otomano conquistó Egipto

De 1798 a 1801, tuvo lugar la ocupación francesa. Tras su expulsión, tomó el poder, en 1805, un militar albanés del ejército otomano, Muhammad Ali, que es considerado el fundador del Egipto moderno. 

En 1882, llegó la ocupación británica, que duró hasta 1922, cuando le concedió la independencia al país.

Qué hacer en el Cairo

Antes de contarte qué lugares del Cairo puedes visitar, vamos a darte algo de información sobre el tema de las entradas.

Nosotros, en octubre de 2023, compramos todos los tickets in situ, pero hay una página desde donde puedes comprar las entradas online, no sólo para el Cairo, sino para todo Egipto. Aquí, además, puedes ver el precio actualizado de las entradas y los horarios. Vamos, que es una página muy práctica.

Además, si vas a hacer muchas visitas a sitios de pago, puede que te venga bien comprar el Cairo Pass, del que te hablamos al final del post.

Por otro lado, los niños menores de 6 años no necesitan entrada y los estudiantes menores de 30 años tienen que pagar sólo la mitad del precio normal.

Nosotros visitamos varios lugares del Cairo, museo egipcio, barrio copto, ciudadela de Saladino y bazar de Khan el Khalili, dentro de un tour al completo por el Cairo con entradas y quedamos muy satisfechos. Te contamos nuestra experiencia con más detalle en Ruta de dos semanas por Egipto.

Museos sobre el Antiguo Egipto

Museo egipcio de la plaza Tahrir

Precio de entrada en enero de 2024: 450 EGP, 230 EGP para estudiantes. Abre de 9:00 a 17:00.

No podemos empezar sino con el museo egipcio del Cairo, que está en la plaza Tahrir, en un edificio de principios del S. XX. Este museo alberga, a día de hoy, la mayor colección del mundo de antigüedades del Antiguo Egipto

Aunque el museo tenga un aire antiguo y las numerosas piezas estén expuestas de una manera algo abarrotada, es una de las visitas imprescindible que hacer en el Cairo, donde aprenderás muchísimo sobre esta civilización y donde el tiempo se te pasará volando. Nosotros estuvimos unas dos horas, que, creemos, es el tiempo mínimo para dedicarle a esta visita.

El museo está organizado en dos pisos. En su planta baja verás una colección de obras que van desde el periodo arcaico hasta el grecorromano y en la planta de arriba destaca, entre otras muchas obras de valor, parte del tesoro de Tutankamón, que incluye su valiosa máscara funeraria.

Este museo tenía en sus comienzos unas 12.000 piezas, que han ido incrementando con los años a unas 150.000. Por supuesto, el espacio para exponerlas es un problema y, actualmente, las colecciones se están transfiriendo al Gran Museo Egipcio de Giza, el GEM, que todavía no ha sido inaugurado.

Hasta el 2021, en este museo se encontraban también las momias reales. Sin embargo, ahora se encuentran en el Museo Nacional de la Civilización Egipcia, el NMEC. Eso sí, todavía puedes ver en el edificio de la plaza Tahrir las momias de Tuya y Yuya, padres de la reina Tiy.

Gran Museo Egipcio de Giza, Gem

La inauguración de este museo, situado en un moderno edificio que puedes ver desde las pirámides de Giza, está prevista para mediados del 2024.

Sin embargo, ya ofrece visitas para ir evaluando cómo es la experiencia del visitante. Ahora bien, el acceso a sus distintas partes es muy limitado, ya que sólo está abierto el vestíbulo, la gran escalera, el área comercial y los jardines. Además, han organizado una experiencia inmersiva sobre Tutankamón.

Puedes encontrar toda la información en la página web del GEM.

Es muy probable que en un futuro este sea una visita muy interesante que hacer en el Cairo.

Museo de las civilizaciones, NMEC

Precio en enero de 2024: 500 EGP, 250 EGP para estudiantes. Abre de 9:00 a 17:00 y los viernes también de 18:00 a 21:00. 

Este museo, que está en el Fustat a los pies del lago Ain Sira, expone, de una manera muy organizada, el desarrollo de las civilizaciones egipcias desde la prehistoria hasta la actualidad. Además, desde el 2021, alberga un gran tesoro: 22 momias reales que fueron trasladadas en una solemne procesión desde el museo en la plaza Tahrir hasta aquí. En internet puedes ver el video del impresionante desfile dorado de los faraones.

Barrio Copto

El barrio copto se encuentra en el Fustat y es perfecto para perderse por sus callejuelas e ir en busca de templos, pues su ambiente es distinto al del resto de la ciudad, aquí no hay tanto ruido o caos y, aunque hay lugares muy visitados, en otros estarás tú solo. 

Sus templos más populares son, la sinagoga de Ben Ezra, donde, según la creencia popular, fue encontrado el bebé Moisés; la iglesia de San Baco y San Jorge, que, según dicen, está construida sobre la estancia donde se ocultó la Sagrada Familia en Egipto, y la iglesia de Santa María, más conocida como la iglesia colgante, que es, sin duda, una de las iglesias más bonitas de la ciudad. 

Sin embargo, hay templos mucho menos visitados, como el convento de San Jorge o la iglesia de Santa Barbara, donde coincidimos con una celebración copta.

Además, aquí puedes visitar el museo copto, que está en la zona de la antigua fortaleza romana de Babilonia, construida alrededor del 30 a.C.

La entrada al museo copto costaba, en enero de 2024, 230 EGP/120 EGP. Abre de 9:00 a 17:00.

En el barrio copto hay varias cafeterías donde te puedes tomar un descanso. Nosotros desayunamos en el Old Cairo y nos sirvieron muy bien.

Si quieres, puedes conocer este área en esta visita guiada por el barrio copto.

Para saber más sobre esta zona, puedes leer qué ver en el barrio copto, una de las visitas que hacer en el Cairo.

Cairo islámico o Cairo medieval

El Cairo islámico es aquel que se construyó a partir de la conquista musulmana en el S. VII y en él vas a descubrir numerosas mezquitas, mansiones, caravasares y fortificaciones.

Es una zona muy amplia, que incluye la calle al-Muizz y los distritos que se extienden hacia el sur, hasta la ciudadela de Saladino y la mezquita de Ibn Tulun. 

Mercado de Khan el Khalili

Uno de los lugares más visitados de Egipto es este bazar de calles laberínticas y bonitos rincones. Los orígenes del zoco se remontan al S. XIV y su nombre recuerda a Jaharkas al-Khalili, que erigió un caravasar en este área.

Actualmente, está muy orientado al turismo y seguro que cuando te oigan hablar español alguien te dirá Jordi. Y es que este es el nombre de una tienda, mejor dicho tiendas, donde los precios son fijos y muy razonables y los carteles están escritos en castellano.

Además de comprar, puedes aprovechar a sentarte en una de sus cafeterías, alguna decorada de manera muy ostentosa. Sin lugar a dudas, la más popular es el mítico Café el Fishawi o café de los Espejos, fundada en el S. XVIII y que fue regentada por famosos egipcios.

Por supuesto, vas a ver referencias al escritor egipcio Naguib Mahfuz, ganador del premio Nobel. Una de sus obras más conocidas, el callejón de los milagros, está ambientada en esta zona.

El zoco está delimitado por la calle al-Muizz, la calle al-Muski, donde se organiza un bazar de ropa con vendedores ambulantes de comida, letreros en árabe y egipcios comprando, y la mezquita de al-Hussein, que es considerada uno de los lugares islámicos más sagrados de Egipto, pues se cree que aquí está enterrada la cabeza de Husayn ibn Ali, nieto de Mahoma. Construida a mediados del S. XII, fue reconstruida en la segunda mitad del S. XIX.

Aunque habíamos leído que sólo los musulmanes podían entrar en ella, al acercarnos a la puerta nos dejaron entrar. Por supuesto, las mujeres sólo tienen acceso a la zona destinada para ellas. 

Mezquita y universidad de Al Azhar

Esta mezquita es una de las instituciones más importantes fundadas en el período fatimí, allá por el año 970, pues nació, no sólo como templo religioso, sino también como lugar de enseñanza. Así, la Universidad de al-Azhar es una de las más antiguas del mundo y con el tiempo se convirtió en el centro más importante para el aprendizaje islámico. Hoy día, la universidad sigue atrayendo a numerosos estudiantes y tiene campus adicionales en la ciudad del Cairo. 

Con más de mil años de historia, es normal que el edificio haya pasado por numerosas renovaciones y sea una mezcla de estilos arquitectónicos. Aun así, mantiene todavía elementos fatimíes, como el patio central, que está decorado con mármol blanco, lo que le da una gran luminosidad.

Si eres mujer, para entrar en la mezquita tendrás que cubrirte no sólo la cabeza, sino también brazos y piernas.

Calle al-Mu’izz

La calle al-Muizz es una de las más antiguas de la ciudad, pues su historia se remonta a su fundación en el S. X, bajo el califa fatimí Al-Mu’izz, de quien recibe su actual nombre. Esta va de Bab al-Futuh, puerta norte de la ciudad, hasta Bab Zuweila en el sur.

Al ser la arteria principal de la ciudad y núcleo de la vida económica y religiosa del antiguo Cairo, en ella se construyeron importantes edificios por orden de sultanes o de personajes influyentes.

A día de hoy, pasear por ella es una de las cosas que tienes que hacer en tu visita a la capital de Egipto, pues aquí verás algunos de los monumentos más importantes del Cairo islámico, especialmente en el área más próxima al bazar de Khan el Khalili, donde están el complejo del Sultán Qalawun, la Madrasa de al-Nasir Muhammad y la Mezquita-Madrasa del Sultán Barquq.

Antes de hablar sobre sus construcciones, queremos decirte que un sabil era una fuente que proporcionaba agua fresca de manera gratuita a los transeúntes y un kuttab una escuela de educación primaria para niños. Ambos tipos de edificaciones se encontraban frecuentemente en el Cairo islámico y aquí verás varios ejemplos.

Bab al-Futuh 

Comenzamos en una de las tres puertas que todavía se mantienen de la antigua muralla del Cairo, que se levantó por primera vez en el S. X, aunque fue reconstruida a finales del S. XI. 

En esta zona verás también un fragmento restaurado de la antigua fortificación, el que va de la puerta de Bab al-Futuh a la cercana Bab al-Nasr, que también se reconstruyó a finales del S. XI. Y es que en el S. X, en el momento de la fundación del Cairo, la muralla de la ciudad se construyó con ladrillo y, posteriormente, se reconstruyó y amplió en piedra. 
 
Mezquita de al-Hakim

Junto a la puerta de Bab al-Futuh está la mezquita de al-Hakim, que comenzó a construirse a finales del S. X. A lo largo de su historia ha tenido diversas funciones, prisión para cruzados, establo, fortaleza en tiempos de Napoleón, museo o escuela. Hoy, vuelve a funcionar como mezquita y se puede visitar, aunque su interior data, principalmente, de una restauración llevada a cabo en 1980.

Su mayor característica son sus minaretes, de la primera década del S. XI. Uno de ellos fue incorporado a la muralla de la ciudad, así como parte de la mezquita.

Mezquita-sabil-kuttab de Sulayman Agha al-Silahdar

Este complejo fue construido en la época de Muhammad Ali Pasha, en la primera mitad del S. XIX. 

Su interior se puede visitar de manera gratuita.
 
Bayt al-Suhaymi, Casa de Suhaymi

Precio de entrada en enero de 2024: 180 EGP, 90 EGP para estudiantes. Abre de 9:00 a 17:00.

Esta casa fue construida en 1648 y comprada posteriormente en 1796 por el jeque Ahmed al-Suhaymi, quien la amplió de manera considerable.

La visita es muy recomendable, pues entras en las diferentes salas, donde se mantienen muebles, suelos y techos originales.

En estos lugares donde no hay mucha gente, es probable que la persona a cargo del museo se te acerque y te de explicaciones. A nosotros nos pasó aquí, donde el hombre nos hizo, básicamente una visita guiada. Esto conlleva, por supuesto, el dar una propina. Sin embargo, no nos molestó, pues nos dio datos muy interesantes sobre cómo se desarrollaba la vida cotidiana en aquellos tiempos.

Mezquita de al-Aqmar

Este templo fue construido alrededor de 1125 y su parte más interesante es su fachada exterior, que está bellamente decorada.

Para entrar tuvimos que pagar una pequeña propina.

Y llegamos a la zona más espectacular de la calle al-Muizz, el área de Bayn al-Qasrayn, entre los dos palacios, que hace referencia a los palacios fatimíes que estaban aquí originalmente y que era uno de los lugares más prestigiosos del antiguo Cairo.

Para entrar en los edificios de esta zona tienes que comprar una entrada que, en enero de 2024, costaba 180 EGP, 90 EGP para estudiantes. Nosotros la compramos en la mezquita del sultán Barquq.

Además, en muchos de ellos, la persona a cargo del edificio te ofrecerá, por un coste extra, subir a la azotea o ver otros edificios próximos. 

Estos son los monumentos que podrás visitar con la entrada:

1. Sabil-Kuttab de Abdel Rahman Katkhuda

Este edificio construido a mediados del S. XVIII no te va a pasar desapercibido, pues divide la calle al-Muizz en dos ramales, lo que le sitúa en una situación visualmente muy favorable.

El complejo contaba con una fuente pública, escuela y zona residencial. Nosotros lo encontramos cerrado y aunque nos dijeron que preguntásemos para que nos lo abriesen, no lo conseguimos visitar.

2. Qasr Bashtak 

El Palacio Bashtak fue construido en la primera mitad del S. XIV y sólo se conserva una parte de él. En su interior destaca el gran salón de recepción.

3. Hammam del Sultán Inal, construido a mediados del S. XV.
4. Mezquita-Madrasa del Sultán Barquq

Este complejo religioso fue construido en la década de 1380 y en su interior te va a sorprender el impresionante techo de madera tallado que cubre la sala de oración. Estamos seguros de que te vas a quedar con la boca abierta.

Aquí nosotros pagamos por subir a la azotea. Te recomendamos que, en alguna de las visitas, pagues por subir, pues las vistas son increíbles, así como el camino que sigues para llegar hasta ellas. Eso sí, también vas a ver como muchos edificios necesitan una buena reforma y como se acumula la basura sobre ellos.

5. Madrasa de Al-Nasir Muhammad

Este complejo de madrasa y mausoleo comenzó a construirse a finales del S. XIV. En su interior se conserva poca decoración, aparte del mihrab de estuco. Su portal gótico de mármol proviene de una iglesia de Acre, donde, en 1291, los musulmanes salieron victoriosos de una batalla contra los cruzados.

6. Complejo de Qalawun 

El complejo de Qalawun fue construido en la década de 1280 y es considerado uno de los monumentos del Cairo islámico más importantes. 

Este incluía un hospital de gran nivel, que funcionó durante más de 500 años, una madrasa y un mausoleo, que guarda los cuerpos del sultán Qalawun y su hijo al-Nasir Mohammed y cuyo interior es realmente bello.

7. Mausoleo de As-Salih Najm ad-Din Ayyub

Frente al complejo de Qalawun se encuentra este mausoleo construido a mediados del S. XIII.

La persona a cargo del lugar nos llevó, a cambio de una propina, al sabil-Kuttab de Khusru Pasha, que fue construido alrededor del 1535.

En su interior verás un bonito techo de madera y tendrás una buena perspectiva de la calle al-Muizz.

Muy cerca hay dos mezquitas, la de Al-Ashraf Barsbay, de la primera mitad del S. XV, y la de Shaykh Ali Al-Mutahhar, de mediados del S. XVIII, donde un señor nos llevó por todos sus recovecos a cambio de una propina. La verdad es que después de ver tantas mezquitas, esta última nos supo a poco.

Y llegarás a un punto donde la calle al-Muizz sufre un corte debido a la carretera de la calle Al-Azhar, en la zona entre el bazar de Khan el Khalili, el complejo del sultán al-Ghuri y la mezquita al- Azhar. Comienza entonces la zona sur de esta avenida.

Wikala al-Ghuri
El wikala o caravasar al-Ghuri no está exactamente en al-Muizz, pero muy cerca, y merece la pena hacer este pequeño desvío. 

Nosotros llegamos hasta él después de visitar la mezquita de Al-Azhar y de cruzar un mercado completamente diferente al de Khan el Khalili, donde, además de fruta y verduras, vendían conejos, patos y gallinas, y no había más que egipcios comprando.

La entrada al caravasar costaba, en enero de 2024, 100 EGP, 50 EGP para estudiantes.

Los mamelucos, y posteriormente los otomanos, construyeron muchos caravasares en el Cairo, para poder dar cobijo y protección a los comerciantes y a sus mercancías, pues el comercio era de gran importancia para la economía de la ciudad. Y el caravasar al-Ghuri es el más conocido y mejor conservado del Cairo, donde puedes pasear por su patio y acceder a los cuatro pisos con sus numerosas habitaciones. 

Además de visitarlo, el caravasar funciona como un centro de arte. Así, los lunes, miércoles y sábados a las 19:30 se organiza un espectáculo de danzas tradicionales y derviches giratorios. La venta de entradas comienza sobre las 18:00 – 18:30 y es bueno venir pronto para asegurarte el acceso. 

El último precio que hemos visto son unos 85 EGP. Nosotros no fuimos, pero en el crucero vimos a un derviche y nos pareció un gran espectáculo, así que seguro que este, organizado por un buen grupo de danza, merece mucho la pena y es una actividad muy recomendable que hacer en el Cairo.

Complejo del sultán al-Ghuri: mezquita-madrasa y mausoleo

Tras nuestra visita al caravasar, el señor que estaba allí nos llevó y nos guió por la mezquita de al-Ghuri, donde también acabamos subiendo a la azotea, desde donde llegamos a ver las pirámides de Giza.

El precio de la entrada era, en enero de 2024, de 150 EGP, 75 EGP para estudiantes. 

Este complejo, construido en la primera década del S. XVI, llama mucho la atención, pues lo componen dos bellos edificios que están uno frente al otro unidos por un techo de madera. Así, la mezquita está en el lado izquierdo de la calle al-Muizz y el mausoleo en el derecho, el cual no guarda el cuerpo del sultán, pues murió en una batalla y su cuerpo nunca fue encontrado. Cuando nosotros fuimos esta parte estaba cerrada.

Es esta una zona muy bulliciosa, con mucho comercio y un bazar de telas que verás desde el interior de la mezquita. 

Mezquita de Muayyad
Casi al final de la calle, tras pasar la fuente de Muhammad Ali Pasha, verás esta mezquita que tiene sus dos minaretes sobre la puerta de Bab Zuweila.
 
El origen de este bello templo, que fue construido alrededor de 1420, proviene de cuando Shaykh al-Mahmudi estuvo en una mazmorra que había en este lugar. Este prometió que si era liberado, construiría una mezquita en el sitio donde había estado preso. Lo logró, llegó a ser el sultán al-Muayyad y construyó el templo que había prometido.
 
Para poder visitarla, tuvimos que pagar una propina al hombre que estaba en la puerta y que nos explicó el mausoleo donde están enterrados el sultán y su hijo. 
 
Puerta de Bab Zuweyla

La puerta es accesible y puedes subir a ella. La entrada costaba, en enero de 2024, 100 EGP, 50 EGP para estudiantes.

Esta puerta, la entrada sur al antiguo Cairo, es una de las tres que se conservan de la muralla del Cairo. En el pasado, aqui se llevaban a cabo ejecuciones y las cabezas se exponían en sus paredes.

Saliendo por ella, verás la mezquita de Salih Tala’i, construida alrededor de 1160, al final del califato fatimí. Por supuesto, ha sufrido varias renovaciones durante su historia, pero mantiene gran parte del edificio original.

Junto a la puerta también verás un mercado cubierto, llamado qasaba de Radwan Bey, que fue construido a mediados del S. XVII. Hoy, a esta zona se le conoce como la calle de los fabricantes de tiendas de campaña o al-Khayamiya, que son telas decorativas.

Y una vez recorrida la calle al-Muizz, nos dirigiremos hacia el sur para visitar la zona de la Ciudadela del Cairo.

De camino, puedes visitar varios lugares interesantes, como la bella mezquita al-Maridani, construida en el S. XIV y situada en la calle Bab Al-Wazir, que, en octubre de 2023 estaba cerrada por obras de restauración, o la mezquita de Aqsunqur, conocida también como la mezquita azul por los azulejos de Iznik que decoran su interior. 

Y, por supuesto, si caminas por esta zona del Cairo, encontrarás muchos más edificios históricos.

Ciudadela del Cairo o de Saladino

Precio de entrada en enero de 2024: 450 EGP, 230 EGP para estudiantes. Abre de 8:00 a 17:00.

Esta fortaleza medieval comenzó a construirse en el S. XII por orden de Saladino, para proteger así el Cairo de los cruzados. Durante casi 700 años, desde el S. XIII hasta el S. XIX, fue la sede del gobierno egipcio y residencia de sus gobernantes. Finalmente, en 1874, Khedive Ismail, decidió mudarse al Palacio Abdin en el nuevo centro de la ciudad. 

La ciudadela fue transformándose durante los sucesivos gobiernos, experimentando un gran desarrollo bajo el sultanato mameluco. En el S. XIX, alcanzaría en gran parte su actual aspecto bajo el gobierno de Muhammad Ali.

Este lider acabó con sus opositores en 1811 y lo hizo en la Ciudadela, de una manera que, a día de hoy, nos recuerda a Juego de Tronos. Así, Muhammad Ali invitó a los líderes mamelucos a un banquete en la fortaleza y allí, en una emboscada, fueron asesinados por sus soldados.

Ya en el poder, Muhammad Ali demolió la mayoría de los edificios mamelucos de la Ciudadela y construyó nuevos. Más tarde, en el S. XX, esta sería utilizada como guarnición y base militar por los británicos y posteriormente por el ejército egipcio. 

Qué ver en la Ciudadela

En su interior hay varias mezquitas y palacios. Además, gracias a su situación en lo alto de un cerro de las colinas de Mokattam, es un buen mirador sobre la ciudad del Cairo. Si te toca un día despejado podrás ver hasta las pirámides de Giza. Este es el mejor lugar para ver las imponentes mezquitas construidas frente a la ciudadela, la mezquita madrasa del sultán Hasan y la de al-Rifa´i.

De la construcción original todavía quedan algunos restos, aunque no muchos, como un par de torres de las murallas, las llamadas Burj al-Ramla y Burj al-Hadid

El edificio más significativo es la mezquita de Muhammad Ali, conocida también como la mezquita de alabastro, que fue construida en estilo otomano en la primera mitad del S. XIX y que se encuentra en la parta más alta de la ciudadela. En su interior está la tumba de Muhammad Ali y en su patio puedes ver un reloj, que fue un regalo del rey francés Luis Felipe. El país galo, como contraparte, recibió, al parecer, el obelisco del templo de Luxor que está en la plaza de la Concordia. No sé tú, pero yo diría que los franceses salieron ganando.

Esta es una de las visitas más populares que hacer en el Cairo, por lo que seguramente coincidirás con otros muchos turistas.

Hay, además, otras dos mezquitas que son menos visitadas. La mezquita de Al-Nasir Muhammad, que fue construida en 1318 y que es uno de los pocos edificios de esta época que no fue destruida por Muhammad Ali, y la mezquita de Sulayman Pasha, que fue construida durante el periodo otomano en la primera mitad del S. XVI.

Los museos a los que puedes entrar son, el museo militar egipcio, que se encuentra en el palacio del Harén. En su parte exterior podrás ver tanques y otras armas de fuego; el museo de la policía, desde donde tienes una bonita perspectiva de la zona, y el museo del Carruaje, que alberga una colección de carruajes reales de diferentes periodos. Este museo tiene entrada aparte, que, en enero de 2024, costaba 240 EGP/120 EGP. 

Otro de los edificios notables es el palacio Al-Gawhara o palacio de las joyas, donde Muhammmad Ali recibía a sus invitados. Parece que se puede visitar, pues alberga un pequeño museo. Cuando nosotros fuimos estaba en obras y no parecía muy accesible.

Mezquita de al-Rifa´i y mezquita madrasa del sultán Hasán

Frente a la ciudadela están estas dos mezquitas impresionantes que se encuentran una junto a la otra y, que en octubre de 2023, tenían una entrada combinada de 120 EGP.

La mezquita de al-Rifa´i se construyó entre mediados del S. XVIII y principios del S. XX. Hoy día, alberga importantes tumbas, como las de la familia real o la del Sha de Persia.

La mezquita-madrasa del sultán Hasan es mucho más antigua, pues se levantó a mediados del S. XIV a un precio muy elevado. 

Esta imponente mezquita nos da idea del poder de los mamelucos en aquel tiempo. Su interior alberga un enorme patio y un mausoleo bellamente decorado. 

Entrar a estos dos templos es una visita muy recomendable que hacer en el Cairo.

Mezquita de ibn Tulun

Otra de las mezquitas que no puedes dejar de visitar en el Cairo es la de ibn Tulun, que es una de las más antiguas de Egipto y de todo África. De hecho, es la mezquita más antigua del Cairo que conserva todavía su forma original.

Este templo de gran tamaño fue construido alrededor del año 876 por orden de Ahmad ibn Tulun, fundador de la dinastía de de los tuluníes y de la ciudad de al-Qata´i, que fue, por un corto periodo, la capital de Egipto. El único edificio que queda de ella es esta mezquita, cuya arquitectura está influenciada en la ciudad de Samarra. 

Su minarete es accesible, por lo que puedes subir a él para tener una buena perspectiva de los alrededores.

Nosotros entramos, en octubre de 2023, de manera gratuita. Abre de 9:00 a 16:00.

En la mezquita puedes visitar el museo Gayer-Anderson, que se encuentra en dos casas otomanas unidas que fueron bellamente amuebladas por este general británico. En su interior se rodaron algunas imágenes de la película de James Bond, la espía que me amó. La entrada de este museo costaba, en enero de 2024, 60 EGP, 30 EGP para estudiantes.

Por cierto, la mezquita más antigua del Cairo, y de África, está en el Fustat y es la de Amr ibn al-As, que fue construida a mediados del S. VII. Sin embargo, ha sufrido muchas remodelaciones y no mantiene su aspecto original.

En el Cairo medieval también está el museo de arte islámico, donde podrás ver importantes piezas de las diferentes dinastías que han gobernado en el Cairo. 

En enero de 2024 la entrada costaba 270EGP y 140EGP para estudiantes. En su página web podrás encontrar mucha más información sobre la visita. 

Otras visitas en el Cairo

Si le vas a dedicar varios días a la capital de Egipto, aquí te dejamos ideas para otras visitas que hacer en el Cairo.

Parque Al-Azhar

Este extenso parque es un buen lugar para descansar del caos del Cairo y disfrutar del atardecer. 

Este pulmón verde fue un regalo del Aga Khan IV a la ciudad del Cairo. Fue construido sobre un antiguo basurero e inaugurado a comienzos del S. XXI.

Dentro de él puedes encontrar un lago, miradores, varios restaurantes de buena calidad y hasta restos del muro mandado construir por Saladino en el S. XII. 

Puedes encontrar aquí toda la información sobre el parque, incluido el precio para entrar.

Torre del Cairo

En octubre de 2023, subir a la torre nos costó 250 EGP. Por llevar la cámara tuvimos que pagar un recargo de 300 EGP. Los niños menores de 6 años entran gratis.

Esta es la opción más barata, pues de este modo tendrás que esperar hasta que llegue tu turno para subir. Nosotros, que fuimos a eso de las 16:00 de la tarde, esperamos alrededor de una hora. Sin embargo, si no quieres esperar, puedes pagar 150 EGP más por la entrada express, que, creemos, también permite la entrada a la cafetería. 

Esta torre de telecomunicaciones de 187 metros de altura se encuentra en el moderno barrio de Zamalek, en la isla de Gezira, cerca de la parada de metro Ópera, que se encuentra frente a este edificio.

Aunque desde arriba alcanzas a ver todo el Cairo, no la consideramos una visita esencial.

Palacio del príncipe Mohammed Ali y Nilometro

En la isla de Roda, donde puedes encontrar buenos hoteles y que si vas a Giza seguro que la cruzas en coche, hay dos visitas que nos parecen muy interesantes si se tiene bastante tiempo en el Cairo.

El palacio del príncipe Mohammed Ali o palacio y museo Manial, que fue construido a comienzos del S. XX por este príncipe que era el tío del rey Farouk. Su interior está lujosamente decorado y el palacio está rodeado por unos jardines maravillosos. Eso si, chequea antes de tu visita si están abiertos al público.

La entrada costaba, en enero de 2024, 180 EGP, 90 EGP para estudiantes. 

El Nilómetro, que servía para medir el caudal del Nilo y que es una de las estructuras islámicas más antiguas de Egipto, pues fue construido en el año 860, aunque ha sufrido variaciones a lo largo de su historia. 

Ciudad de los muertos o Qarafa

La ciudad de los muertos es un grupo de cementerios de la era islámica que se encuentran a unos cinco kilómetros del centro de la ciudad y que se extiende al norte y al sur de la Ciudadela de Saladino.

Esta necrópolis es muy antigua, pues sus orígenes se encuentran en la fundación del Fustat, allá por el S. VII. Así, a lo largo de los siglos se fue desarrollando y tanto gente común, como dirigentes de las distintas dinastías, construyeron aquí sus tumbas y mausoleos.

Pero si esta visita atrae a mucha atención, no es por el interés de alguno de sus enterramientos, que los hay y muy importantes, sino por el hecho de que está habitada. Históricamente, en la necrópolis siempre hubo habitantes, como trabajadores o algunos eruditos. Sin embargo, en el S. XX, el problema de la vivienda en el Cairo provocó que esta necrópolis se convirtiera en un barrio más de la ciudad, con muchos habitantes viviendo entre las tumbas.

Para visitarla, hemos leído que lo mejor es llegar en taxi o en Uber y pedir que te esperen. También dicen de ir con guía. Por supuesto, visítala de día.

Monasterio de San Simón y ciudad de la basura

Otro barrio del Cairo cuyas condiciones generan mucha controversia, es la ciudad de la basura, que, en realidad, es el barrio de Manshiyat Naser.

Sin embargo, se ha ganado su sobrenombre porque aquí es donde viven y trabajan el mayor grupo de Zabaaleen, que son mayoritariamente cristianos coptos que se encargan de recoger la basura, clasificarla y venderla después a distintas empresas.

Si llegas hasta aquí, merece la pena que te acerques al monasterio de San Simón el Curtidor, o iglesia de la cueva, que está excavada en la montaña del Mokattam, donde se encuentra el barrio. Esta es la principal del complejo, pero hay más iglesias en el área.

Excursiones desde el Cairo

Necrópolis de Giza 

Hay una excursión que es imprescindible si viajas al Cairo: la necrópolis de Giza. Y es que la capital de Egipto está a unos 15 kilómetros de las famosas pirámides. Eso sí, el trayecto desde el Cairo te llevará una hora.

Puedes conocer este yacimiento arqueológico uniéndote a este free tour por las pirámides de Giza.

Te contamos mucho más sobre este lugar en cómo llegar y qué hacer en las pirámides de Giza.

Necrópolis de Saqqara, Dahsur y Menphis

A unos 30 kilómetros del Cairo, se encuentran estos increíble yacimientos donde aprenderás mucho más sobre el Antiguo Egipto. Te contamos más sobre ellos en cómo visitar Dahshur, Menfis y Saqqara.
 

Para llegar, puedes reservar un coche privado o unirte a esta excursión a Saqqara y Menphis, que incluye también la visita a las pirámides de Giza. 

Otras excursiones

Aparte, desde el Cairo tienes la posibilidad de reservar excursiones a distintos puntos del país, como esta excursión a Alejandría o esta excursión al desierto blanco y al oasis de Bahariya, que no podemos dejar de recomendarte, pues fue una de las mejores experiencias de nuestro viaje a Egipto.

Cairo Pass

El Cairo Pass es un ticket que incluye todos los sitios principales del Cairo, incluido Giza, Saqqara y Dahshur, durante 5 días consecutivos.

También está el Luxor Pass, que es válido en todos los sitios arqueológicos y museos de esta ciudad durante 5 días. Hay dos opciones: el premium, que incluye las tumbas de Nefertari y Seti I, y el standard.

En enero de 2024, el Cairo Pass costaba 120€ y 60€ para estudiantes, el Luxor Pass premium 220€/120€ y el standard 120€/60€.

Para lograr el descuento, no sólo tienes que demostrar que eres estudiante, sino tener también menos de 30 años. 

Si adquieres los dos pases, te hacen un 50% de descuento en el segundo. Así, es más rentable comprar primero el del Cairo y luego el de Lúxor, si vas a adquirir el Premium.

El Cairo Pass se puede comprar en la ciudadela de Saladino, en el museo egipcio de la plaza Tahrir, y en el centro de visitantes de Giza, cerca de la pirámide de Keops.

Para conseguir estos pases necesitarás una foto de carnet y una fotocopia del pasaporte para cada uno y pagar en metálico, ya sea en euros o dólares. Los billetes tienen que tener buen aspecto.

Para saber si te merece la pena comprar el Cairo Pass, prepara lista con las lugares que a los que quieres entrar y comprueba si te sale rentable o no.

Como encontrar los precios actuales de cada atracción de Egipto es complicado, te recomendamos entrar en la página desde donde puedes comprar las entradas para los distintos lugares de Egipto de manera online.

Cómo llegar al Cairo

La mejor manera de llegar al Cairo es en avión, al aeropuerto internacional que se encuentra a unos 20 kilómetros del centro de la ciudad. 

Sin embargo, puede ser que para ti sea mejor volar a otro aeropuerto. Así, otras ciudades egipcias a las que puedes llegar en avión son Alejandría, Asuán, Lúxor, Hurghada o Sharm el-Sheij.

Desde estas ciudades puedes llegar al Cairo en avión, tren o en autobús, por ejemplo, con la compañía Go Bus.

Para buscar los vuelos que mejor nos encajen, nosotros usamos siempre Skyscanner, porque te permite ver, muy fácilmente, qué fechas sale más barato volar. Y, si no tienes flexibilidad en cuanto a días, puedes chequear fácilmente qué destinos son más baratos. Además, puedes encontrar también las mejores ofertas en hoteles y coches de alquiler.

Para llegar del aeropuerto al centro de la ciudad tienes varias opciones: en taxi, cuyos conductores se te van a acercar nada más pongas el pie en el país; en transporte privado y en Uber.

Nosotros usamos todos ellos y esta fue nuestra experiencia: traslado privado con civitatis: que nos recogió a las 4 de la mañana en nuestro alojamiento, 27.5€; traslado en taxi hasta la plaza Tahrir: tras mucho tiempo de regateo, en el que se nos acercaron hasta cuatro conductores, unos 14€; traslado en Uber desde el barrio Copto al aeropuerto: unos 5 €.

Sin embargo, coger un Uber directamente en el aeropuerto puede ser un poco complicado, pues tienes que dirigirte al lugar donde ellos pueden recogerte. Estate preparado para librarte de los muchos taxistas que se te van a acercar. Aquí puedes encontrar la información para utilizar Uber en el aeropuerto

Además, para tu primer traslado del aeropuerto a la ciudad, quizás lo mejor es el traslado privado, pues así no pasará nada si no consiguieses libras egipcias o internet. 

Muchos hoteles ofrecen el traslado desde el aeropuerto. Nuestro hotel en Giza, por ejemplo, lo incluía de manera gratuita si te alojabas un mínimo de tres noches en él.

Cómo moverse por el Cairo

Para moverte por el Cairo puedes elegir entre varias opciones. Nosotros usamos muchas de ellas y nunca tuvimos ningún problema.

– Contratar un taxi, que te llevará a donde tú le digas y, si hace falta, te esperará allí hasta que salgas. Este lo puedes contratar en tu hotel o esperar a que alguno se te acerque, para lo que no tendrás que esperar mucho tiempo. Antes de montarte, negocia el precio. 

– En Uber, con lo que no tendrás que regatear. Nosotros tenemos la tarjeta Vivid metida en la app y no tuvimos problemas para pagar. 

– En metro, que es fácil de usar, cómodo y barato. Los tickets se compran en una taquilla dentro de la estación. Para ello sólo le tienes que decir cuantos billetes quieres y la estación a la que vas. Nosotros pagamos 5EGP por persona. Los niños hasta los 6 años no necesitan billete. Lo único malo es que no tiene muchas líneas. Mapa del metro del Cairo

– En motocarro, que es una opción muy barata, pero que recomendamos sólo para trayectos más bien cortos, pues no paran de adelantar entre coches y al ser abierto la sensación de seguridad no es muy alta. El precio lo regateas con el conductor.

– En autobús urbano, pero no los usamos, así que no sabemos como funcionan. 

Ten en cuenta que el tráfico del Cairo puede ser un auténtico caos, sobre todo por la tarde, a eso de las 16:00. 

Nosotros, además, nos movimos mucho a pie, pues escogimos hoteles que se encontraban a una media hora de la zona de Khan el Khalili y la calle al-Muizz. Y aunque nos costó cruzar la carretera la primera vez, nos fuimos acostumbrando.

A nosotros nos gustó mucho caminar por el Cairo y ver como se desarrollaba la vida diaria. No tuvimos ningún problema y nunca nos sentimos inseguros. Y nos gustó alejarnos un poco de las zonas más turísticas. Entramos en un mercado local y pasamos por numerosos puestos callejeros donde vendían de todo. Vimos numerosos bares donde los hombres fumaban en shisha y tomaban té y nos sorprendimos con un edificio en ruinas con cabras dentro. Caminamos entre el denso tráfico y vimos como la gente se acababa metiendo por todas partes para abrirse camino. Y comparamos el caótico ambiente de la tarde y lo tranquilas que estaban las calles pronto por la mañana. 

Además, conocimos esa parte del centro del Cairo que tiene grandes bulevares, plazas y edificios que recuerdan a las ciudades europeas, aunque algunos necesitarían una buena limpieza. 

Te damos más información sobre este tema en consejos para organizar un viaje a Egipto.

Dónde comer en el Cairo

En el Cairo encontrarás numerosos restaurantes, desde los turísticos, que ofrecen buffet y reciben muchos grupos organizados, hasta locales donde sólo veras egipcios y no te valdrá con el inglés. Y, por supuesto, hay muchos hoteles que tienen buenos restaurantes, algunos de ellos en sus terrazas, por lo que puedes disfrutar de buenas vistas del Cairo mientras comes.

Otra opción es hacer este crucero por el Nilo que incluye cena y espectáculo.

Nuestro restaurante favorito fue sin duda el Fish & Chips, un bonito local donde sirven platos de pescado y donde probamos un arroz que estaba riquísimo. Se encuentra muy cerca de la parada de metro de Mohamed Naguib. El local es muy pequeño y muy colorido y el ambiente es muy agradable.

Cerca de la plaza Tahrir hay dos restaurantes bastante conocidos. Uno es el histórico café Riche, que mantiene su ambiente clásico, aunque la comida, que no estaba mal, no fue nuestra favorita. Y el otro es el restaurante Koshary abu Tarik, muy conocido para probar uno de los platos más populares de Egipto, el Koshary. De hecho, es lo único que puedes comer allí. Nosotros no lo probamos, pero tiene muy buenas reseñas.

Un restaurante muy recomendable en Giza es el Hadaba, con una bonita perspectiva de las pirámides y buena comida.

Paseando vas a ver también muchas tiendas de zumos, que no te van a pasar inadvertidas gracias a las numerosas frutas que cuelgan de su puerta. Te recomendamos que los pruebes, ya sea en estas tiendas o en los restaurantes. Su precio variará según donde los pidas. 

Para saber que pedir en los restaurantes de este país, te recomendamos leer qué comer en Egipto.

Donde dormir en el Cairo

El Cairo tiene una gran variedad de alojamientos, desde hoteles de 5 estrellas a sencillos hostales. 

Te recomendamos que elijas una zona céntrica, por ejemplo el downtown del Cairo. Nosotros decidimos dormir aquí, puesto que estábamos a una media hora andando del bazar Khan el Khalili y numerosos puntos de interés de la ciudad. Eso sí, es una zona ruidosa y con mucho tráfico. 

Zonas más tranquilas, donde puedes encontrar buenos hoteles y con buenas vistas de la ciudad son, Garden City y Zamalek.

Además, te recomendamos que, si puedes, pases al menos una noche en Giza. Ya que comenzar y terminar el día con las vistas de las pirámides es algo indescriptible. Sin embargo, Giza no es una zona bonita ni animada y está a una hora en coche del Cairo. Por ello, lo mejor es dormir en Giza una o dos noches por las vistas y el resto en el Cairo, donde tienes más ambiente y restaurantes.

En Giza puedes dormir en la zona de la esfinge, desde donde tendrás una increíble vista panorámica de las tres pirámides principales, o en la zona de la pirámide de Keops, que está cerca de la entrada principal. Llegar de una zona a otra, que se encuentran a aproximadamente un kilómetro y medio, puede llevarte más de lo que te imaginas debido al intenso tráfico.

Nuestro hotel en Giza fue el Giza Pyramids View Inn. Estábamos frente a la esfinge y vimos desde la terraza el espectáculo de luz y sonido. La habitación estaba muy bien y el trato fue bueno.

En el Cairo dormimos en dos hoteles muy sencillos: el Evergreen Miramar, que estaba a unos 10 minutos de la plaza Tahrir y no era nada especial, pero el edificio estaba bien y la habitación era amplia y limpia, y en el Nada hotel, con un aspecto exterior y un ascensor nada llamativos, pero con una habitación amplia con unas vistas bonitas al Cairo. Este último fue el que menos nos gustó.

Mapa con los lugares de interés del Cairo

Mapa del Cairo con sus lugares de interés

¿Vas a viajar a Egipto?

Pues esta información puede resultarte útil. Además, al usar nuestros enlaces nos ayudas a seguir creando contenido 😊

Sácale el máximo partido al viaje con las actividades de Civitatis o GetYourGuide

Guarda todos tus recuerdos con un álbum personalizado de 51Trips y ahórrate un 5% con nuestro código VIAJANDODEINCOGNITO

6 comentarios en “Qué hacer en el Cairo, la capital de Egipto”

  1. Completísimo recorrido, no me esperaba otra cosa ;). Las fotos, como siempre, fantásticas. He estado investigando sobre algunas cosas, esas máscaras de Tuya y Yuya y sus momias… no había oído nunca hablar de ellas, ¡qué interesante!

    Genial :).

  2. Como ya nos tenéis acostumbrados, fantástico trabajo! 😉 Es un viaje que hemos hecho hace unos años y que tenemos ganas de repetir, y más después de leer este post con datos actualizados. Saludos! 🙋‍♂️🙋‍♀️

  3. Un artículo supercompleto! Nunca visitamos Egipto. Siempre me llamó muchísimo la atención pero es un destino que por unas cosas o por otras siempre acabamos posponiedo. Aunque después de leer todo lo que cuentas tengo más ganas de visitarlo. Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *