Cómo llegar y qué hacer en las pirámides de Giza

Las pirámides de Giza, con más de 4500 años de historia, no necesitan presentación. Estas legendarias edificaciones están muy cerca del Cairo, tanto, que podrás verlas a lo lejos desde alguno de sus miradores. Sin embargo, no puedes conformarte sólo con esto y tendrás que acercarte hasta ellas e, incluso, entrar en su interior. ¿Nos acompañas?

Collage de 8 fotos sobre cómo visitar las pirámides de Giza

Si piensas en pirámides, seguramente te venga a la mente la imagen de Keops, Kefrén y Micerino. Y es muy probable, que estén en tu lista de lugares a visitar.

Y haces bien, pues la necrópolis de Giza es un lugar maravilloso, lleno de historia y de misterio, que guarda aún, entre sus piedras, numerosos secretos. Así, existe un gran número de teorías que intentan explicar su significado y su construcción.

La última maravilla del mundo antiguo que aún se conserva es uno de esos lugares que no puedes perderte en tu visita a Egipto. 

En este post vamos a contarte cómo llegar hasta la necrópolis de Giza y lo que en ella puedes visitar. 

Si viajas con niños y te preguntas cómo es visitar Giza con ellos, te contamos nuestra experiencia en Egipto con niños ¿si o no?.

Cómo llegar a la necrópolis de Giza desde el Cairo

Las pirámides egipcias más conocidas se encuentran en Giza, a unos 15 kilómetros al suroeste del centro del Cairo, en el borde del desierto occidental. Y el viaje hasta ellas puede durar entre 30 minutos o más de una hora, dependiendo del tráfico.

Para saber cómo llegar al Cairo y cómo moverte en la ciudad, te aconsejamos leer consejos para organizar un viaje a Egipto.

A Giza puedes llegar de varias maneras desde el Cairo:

– En metro: si miras el mapa del metro del Cairo, verás que hay una parada de la línea 2 que es Giza. Sin embargo, esta se encuentra a unos 9 kilómetros de las pirámides. Por lo que, al llegar allí, tendrás que coger un taxi, Uber o Careem, para que te acerquen a tu destino final.

Hemos leído que hay autobuses que te dejan en las pirámides, pero no nos parece una opción muy práctica, pues tendrás que encontrarlos y luego caminar hasta la entrada. Eso sí, es la opción más económica.

– En autobús de la CTA desde el Cairo, que, seguimos pensando, no es la opción más cómoda. Los autobuses 355 y 357 llegan a las pirámides. Estos pasan, por ejemplo, por la plaza Tahrir. Los billetes se compran dentro.

Si quieres usar el transporte público, es aconsejable que aprendas algunas palabras en árabe y los números. Pero vamos, ármate de paciencia para aguantar a todos los egipcios que se te van a acercar para intentar «ayudarte» o, directamente, venderte alguno de sus servicios. La verdad es que nosotros no es una opción que recomendemos para llegar hasta Giza, donde, debido al alto número de turismo, el nivel de vendedores es especialmente alto y suele haber bastantes engaños.

– En taxi: de este modo tendrás que regatear un precio.

-Usando las aplicaciones de Uber o Careem, que te ahorran el tener que regatear. Nosotros usamos Uber en el Cairo y no tuvimos ningún problema. 

En estos dos últimos casos tendrás que indicarles a que entrada te quieres dirigir. Asegúrate que te dejan junto a la entrada.

– Contratar un coche, con o sin guía, que, además de llevarte hasta las pirámides, te vaya llevando por los diferentes lugares de la necrópolis. Este lo puedes contratar con alguna agencia, desde tu hotel o buscar referencias de buenos taxistas en foros de internet.

– Reservar una excursión, que te lleve hasta aquí y te incluya un guía. Te dejamos aquí varias ideas: visita a las pirámides, que incluye también algunas paradas en el Cairo; excursión a las pirámides, que incluye Saqqara y Menphis, o este tour de medio día a las pirámides.

Estas excursiones incluyen recogida y vuelta en tu hotel.

Giza es una visita incluida en todos los paquetes turísticos. Así, si no tienes tiempo o no te apetece organizar un viaje, siempre puedes reservar uno, como este de 8 días a Egipto con todo incluido. 

Otra opción es dormir en Giza, para estar así más cerca, y aprovechar también para visitar otras necrópolis cercanas como Saqqara o Dahshur.

Dónde dormir en Giza

Esta fue nuestra opción, pues queríamos disfrutar de las increíbles vistas de las pirámides durante el máximo tiempo posible.

Giza no es un lugar bonito, es decir, aparte de las pirámides no tiene mayor interés, ni un gran ambiente, ni una gran variedad de restaurantes. Por eso, te aconsejamos quedarte aquí una o dos noches y el resto pasarlas en el Cairo.

En Giza te recomendamos alojarte en una de estas dos zonas, que se encuentran a aproximadamente 1,5 kilómetros la una de la otra.

– El área cerca de la Gran pirámide de Keops, donde un hotel muy valorado es el Marriot Mena House.

Así, estarás muy cerca de la entrada principal. Sin embargo, aunque desde aquí puedas tener vistas a las pirámides, la mejor vista panorámica se encuentra en:

El área cerca de la esfinge

Nosotros, en este viaje, reservamos todos nuestros hoteles a través de Skyskanner y en Giza encontramos alojamientos para todo tipo de presupuesto. En nuestro caso, decidimos escoger un hotel en la zona de la esfinge que tuviera terraza con vistas a la necrópolis, que hay muchos y de diferentes categorías.

Buscando, las opiniones nos asustaron un poco, pues, aunque los hoteles tenían unas valoraciones estupendas, había muchas opiniones realmente malas. Y es que esta zona, como ya hemos dicho, es muy turística y, por desgracia, dada al engaño.

Al final, nos decidimos por el Giza Pyramids View Inn y no podemos dejar de recomendarlo. Está frente a la esfinge y tiene una terraza con unas vistas estupendas, te dejamos una foto para que valores por ti mismo. Aquí te dan el desayuno, que no es nada espectacular, y puedes también comer y cenar, aunque el servicio es realmente lento. Al final del post, te recomendaremos otro lugar para comer. Sin embargo, con esas vistas, el resto, como que importa menos.

Aparte, la habitación era amplia y estaba limpia y el trato fue bueno. Por supuesto, nada más llegar, a las 4:00 de la mañana, nos intentaron vender excursiones, pero es que esto es Egipto y así son las cosas. Nosotros reservamos con ellos el coche y guía para la necrópolis de Giza.

Además, tiene un punto extra. Y es que si te quedas 3 noches o más, te incluye el transporte gratuito al aeropuerto. Así, a nosotros nos vinieron a buscar a las 3:00 de la mañana al aeropuerto del Cairo para llevarnos al hotel.

Cómo recorrer las pirámides de Giza

Giza tiene, a día de hoy, dos entradas oficiales, una junto a la Gran pirámide de Keops, cerca del hotel Marriott Mena House, y otra junto a la esfinge. En ambas se paga con tarjeta. En el futuro, parece que va a haber otra en la carretera del desierto de Fayoum.
 

Nosotros utilizamos la de la pirámide de Keops. Llegamos a las 9:00 de la mañana y la cola que hicimos fue mínima. 

Si entras por la esfinge, tendrás que subir bastante para llegar hasta las pirámides, por lo que la de Keops puede ser más cómoda.

Puedes recorrer la necrópolis de Giza caminando, porque, aun siendo grande, es factible. Así, rodear las pirámides pueden ser unos 7 kilómetros.

Si decides conocer esta maravilla a pie, te recomendamos llevar mucha agua, protector solar, algo para cubrirte la cabeza, calzado cómodo e ir pronto por la mañana, más que nada, para aprovechar las horas de menos calor, pues no vas a encontrar muchos lugares a la sombra y se pueden alcanzar temperaturas muy altas. 

Sin embargo, si tienes algún problema de movilidad, vas en época de mucho calor o viajas con niños, creemos que es buena idea pactar con un conductor para que te lleve por el recinto y te vaya parando en los sitios que quieras. 

Lo de ir con guía o no, pues depende de cada uno. Nosotros fuimos con una y, la verdad, a día de hoy iríamos sin ella. Creemos que, informándote antes de ir, es suficiente. Eso sí, habíamos leído que aquí la gente era especialmente pesada ofreciéndote servicios, en cambio, a nosotros no se nos acercó nadie, suponemos que por ir con guía.

Otra opción que nos parece interesante es hacer este free tour por las pirámides de Giza

Por lo que hemos leído, va haber cambios para mejorar la calidad de la visita. Aparte de una nueva entrada en la carretera del desierto de Fayoum, habrá restaurantes y un autobús ecológico que recorrerá los puntos principales. De ser así, creemos que esta es la mejor opción para conocer este mágico lugar.

Al ser uno de los lugares más visitados del país, encontrarás muchos vendedores de souvenirs, tours guiados o incluso te ofrecerán hacerte fotos a cambio de una propina. Por eso te decimos, que te andes con algo de ojo.

También te van a ofrecer por todos lados la posibilidad de recorrer las pirámides en camello o en coche tirado a caballos. Por lo que vimos, los animales no tienen el mejor aspecto, por eso no recomendamos esta actividad.

Recorrer la necrópolis, sobre todo si lo haces a pie, puede llevarte medio día entero. Esto dependerá también, de las paradas que incluyas. Pero vamos, que fácil pasar aquí de 3 a 4 horas.

Una opción muy popular, es conocer las pirámides de Giza y, después, visitar las necrópolis cercanas de Saqqara y Dahshur o el museo de Menfis. A nosotros nos parece una buena idea, sobre todo si no pasas mucho tiempo en el Cairo. Para saber qué puedes ver en estos lugares, te lo contamos en cómo visitar Dahshur, Menfis y Saqqara.

Te dejamos aquí un par de excursiones que tienen buena pinta para llevar a cabo este plan:

Excursión a las pirámides de Giza, Menfis y Saqqara

Tour privado de un día, a las pirámides, Saqqara y Dahsuhr

El Cairo: pirámides de Giza, Menfis, Saqqara

Excursión a las pirámides de Giza, Saqqara y Menfis

Pirámides, Menfis, Dahshur y Saqqara en un día

Nosotros fuimos a Giza un día y al siguiente visitamos Saqqara, Dahshur y Menfis, pues al viajar con una niña pequeña todo en un día nos parecía demasiado. Si te interesa saber como organizamos nuestro tiempo, te lo contamos en ruta de dos semanas por Egipto.

Horario y precio de las pirámides de Giza

Sabemos que no es fácil encontrar la información actualizada de precios y del horario de las atracciones egipcias, por eso te recomendamos buscarla en la página donde se pueden comprar las entradas de manera online, no sólo para Giza sino para todo Egipto.
 

La necrópolis de Giza abre todos los días de 7:00 a 17:00. La venta de tickets cierra a las 16:00.

Los precios para extranjeros, en febrero de 2024, son:

Entrada general: 540 EGP y 270 EGP para estudiantes.

Entrada a la pirámide de Keops (Khufu): 900 EGP, 450 EGP para estudiantes.

Entrada a la pirámide de Micerino (Menkaure): 220 EGP, 110 EGP para estudiantes.

Entrada a la tumba de Mars Ankh: 120 EGP, 60 EGP para estudiantes.

Entrada a las tumbas de trabajadores: 700 EGP y 350 EGP para estudiantes. Para poder entrar aquí necesitarás adquirir al menos 5 tickets. 

Además de demostrar que eres estudiante, tienes que tener menos de 30 años. Los niños menores de 6 años entran gratis. 

Generalmente, una de las tres grandes pirámides está cerrada, en este caso es la de Kefrén (Khafre).

Ten en cuenta que una vez dentro no hay más taquillas, por lo que tienes que decidir que es lo que quieres visitar antes de entrar.

Desde 2021, el museo de la barca solar de Keops ya no está, pues esta se ha trasladado al Gran museo egipcio, el GEM, que está cerca de la necrópolis. Para más información sobre este museo, puedes leer qué ver en el Cairo.

Si vas a visitar muchas atracciones del Cairo y de sus alrededores, puedes echarle un ojo al Cairo Pass, que incluye la mayoría de los lugares de interés del Cairo, incluido Giza, Saqqara y Dahshur. Además, te permite entrar más de una vez en la necrópolis de Giza. Te contamos mucho más sobre este pase y el Luxor Pass, en consejos para viajar a Egipto.

A día de hoy, si quieres comprar el Cairo Pass en Giza, tendrás que dirigirte a la entrada cercana a la Gran pirámide.

Qué ver en la necrópolis de Giza

El complejo de Giza fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979, dentro de la denominación Menfis y su Necrópolis, zonas de las pirámides desde Giza a Dahshur. 

El complejo de Giza se construyó entre el S. XXVI y el S. XXV a.C, durante la cuarta dinastía del Reino Antiguo. En ella destacan la Gran Pirámide de Keops, la de Kefrén y la de Micerino.

Cada pirámide formaba parte de un complejo funerario más amplio, que incluía, además de la propia pirámide donde estaba la cámara funeraria, un templo mortuorio en el lado este de la pirámide, un templo del valle y una avenida que conectaba ambos templos. Asimismo, alrededor de las pirámides, se construyeron pirámides de menor tamaño, tumbas o mastabas y fosos donde se guardaban los barcos solares.

Si la visión de las pirámides te deja sin palabras, imagínate cómo sería cuando estaban recubiertas por un revestimiento de piedra caliza blanca que las hacía resplandecer bajo el sol.

También impresiona ver la Gran Esfinge, que se encuentra frente a la pirámide de Kefrén.

Además, puedes completar tu visita a esta necrópolis descubriendo el pueblo donde residían los trabajadores que levantaron estos colosos y entrando en alguna tumba o mastaba.

Al final te dejamos un mapa de la necrópolis, donde te indicamos los sitios a visitar.

Gran pirámide de Giza o pirámide de Keops

La Gran pirámide, la última de las maravillas antiguas aun en pie, es la pirámide más grande de Egipto y el monumento más conocido de la necrópolis de Giza.

Esta colosal edificación fue construida alrededor del S. XVI a.C., para ser la tumba del faraón Keops. Se necesitaron más de 20 años para levantar esta pirámide, que tiene más de 2 millones de piedras de varias toneladas cada una. Aunque se empleó mayoritariamente piedra caliza extraída en Giza, también se trajeron bloques de piedra caliza blanca de Tura y bloques de granito desde Asuán.

La pirámide llegó a medir unos 146 metros de altura, siendo la edificación más alta del mundo durante más de 3.800 años. Actualmente, es un poco más baja, unos 8 metros menos, pues ha perdido su revestimiento de piedra caliza blanca y su extremo superior. 

Cuando estés allí, fíjate en la parte inferior de la pirámide, pues puedes ver algunas de las piedras de caliza blanca que la recubrían, por ejemplo, en su cara norte, donde está la entrada. Muchas de ellas fueron empleadas más tarde para levantar otros edificios del Cairo.

Además, en el pasado estaba coronada por una piedra angular, cuyo material no se sabe con certeza, pero que se ha llegado a decir hasta que era de oro. 

En el interior de la pirámide se crearon varias cámaras, pasillos y pozos, pero las paredes no se decoraron.

Alrededor de ella podrás ver los pocos restos que quedan del templo funerario y de la avenida que iba hasta el templo del valle, que no está excavado pues se encuentra bajo el pueblo de Nazlet el-Samman. 

Además, hay tres pirámides más pequeñas que se conocen como las pirámides de las Reinas. Nosotros no nos acercamos hasta ellas, pero por lo que hemos leído, alguna está abierta y su entrada está incluida en el ticket general. Se creen que pertenecen a las mujeres de Keops y a su madre, Hetepheres I.

Estas se encuentran junto al cementerio este, donde está, por ejemplo, la tumba de Mars Ankh, nieta de Keops y mujer de Kefrén, a la que puedes entrar con un ticket aparte.

Por otro lado, alrededor de la pirámide se descubrieron varios fosos con barcos enterrados, entre ellos el gran barco de Keops, que estuvo expuesto en un museo junto a la pirámide, hasta que en 2021 se trasladó al GEM.

En el lado oeste de la pirámide también hay un cementerio por el que puedes pasear.

El acceso al interior de la pirámide es por el llamado túnel de los ladrones, que está en la cara norte. Para llegar a la cámara real, tendrás que atravesar la gran galería. El camino es algo empinado y estrecho y puede llegar a ser claustrofóbico.

Sin embargo, el problema no son sus medidas, sino la cantidad de gente que, como tú, quiere entrar. Así, es normal que se formen largas colas y, que, una vez dentro, tengas que ir en fila india y parando, pues el camino de entrada es el mismo del de salida. Esto, unido a que en el interior hay mucha humedad, hace que salgas bien sudado de ella. 

En su interior no hay gran cosa, más allá del supuesto sarcófago de granito del faraón, que está vacío. Por supuesto, verás como se construían y como los bloques de piedra encajan con una altísima precisión.

¿merece la pena entrar en Keops?

Aplicando la lógica te diríamos que no, ya que, a día de hoy, está demasiado masificada y su precio es muy alto. Además, como ya hemos dicho, no verás gran cosa.

Además, si vas a visitar otras necrópolis, como Dahshur o Saqqara, podrás entrar en otras pirámides con interiores más interesantes o accesos más desafiantes. Sin contar, que estarás prácticamente sólo y su precio es más asequible.

Sin embargo, está el hecho de estar entrando en la única superviviente de las maravillas del mundo antiguo, por lo que, una vez allí, y asumiendo que igual no vuelves, puede ser difícil decir que no.

Si sólo vas a visitar Giza, en cuanto a pirámides se refiere, lo que si que te aconsejamos es entrar en alguna de ellas. Si quieres pagar menos y hacer menos cola, elige la otra que esté abierta.

Si decides entrar en la pirámide de Keops, apúntate este consejo:

La pirámide de Keops cierra de 12:00 a 13:00. Por lo que, para evitar aglomeraciones, vete pronto por la mañana o a las 13:00.

Dentro de las pirámides podrás sacar fotos con el móvil, pero no con la cámara.

Pirámide de Kefrén 

Con unos 136 metros de altura, es la segunda pirámide más grande del complejo, pero te parecerá la más alta, al estar construida en una superficie elevada. 

La pirámide, que fue construida para ser la tumba del faraón Kefrén, hijo de Keops y Henutsen, es la más fácil de reconocer, pues conserva una parte del revestimiento de piedra caliza original en su extremo superior. Además, en su interior se mantiene el sarcófago de granito del faraón.

El complejo de la pirámide de Kefrén consta de un templo funerario, en gran parte en ruinas, y de un templo del valle, que está bastante bien conservado. 

Aunque no vaya a ser el templo que más te sorprenda del país, es interesante que entres y veas sus varias columnas de granito rojo. Además, desde aquí se accede a lo que se llama el templo de la Esfinge y a un mirador desde donde verás a esta legendaria escultura en todo su esplendor.

Gran Esfinge

La Gran Esfinge es una estatua de piedra caliza, que tiene cabeza humana y cuerpo de león. Mide unos 73 metros de largo, 20 metros de alto y 19 metros de ancho en su parte trasera. 

Se cree que pudo formar parte del complejo de la pirámide de Kefrén y que su cabeza representaría a este faraón. Sin embargo, la escultura se encuentra rodeada de numerosas incógnitas.

Por ejemplo, no se sabe con exactitud porque le falta la nariz. 

Se sabe que fue extraída de manera premeditada con herramientas, igual como un ataque iconoclasta. Lo que es seguro, es que no fueron las tropas de Napoleón, las que, a finales del S. XVIII, la tiraron a cañonazos. Y, por supuesto, tampoco fue Obélix quien la rompió al subirse en ella.

La nariz nunca se ha encontrado, pero lo que si se conserva es su barba ceremonial, que se exhibe en el museo británico de Londres. Esta pieza se encontró a los pies de la estatua y se especula que fue un añadido posterior.

Asimismo, por restos de policromía encontrados, se cree que las distintas partes de la esfinge estaban pintada de color rojo, amarillo y azul. 

¿Te imaginas? Las pirámides blancas y resplandecientes y la esfinge de colores llamativos, vamos, un espectáculo.

Pirámide de Micerino

La más pequeña de las tres pirámides, que medía originalmente unos 65 metros de altura, fue construida para albergar la tumba del faraón Micerino, que era hijo de Kefrén y nieto de Keops. Debido a su muerte, fue completada por su sucesor, Shepseskaf.

La parte inferior de esta pirámide estaba recubierta por granito rojo y la superior con la típica piedra caliza blanca de Tura.

En la primera mitad del S. XIX, se encontró, en el interior de la pirámide, el lujoso sarcófago de basalto del faraón, sin su momia dentro. Sin embargo, este se perdió debido a que el barco que lo llevaba a Gran Bretaña naufragó frente a la costa de Cartagena. 

Asimismo, durante la excavación de este complejo funerario, se encontraron numerosas estatuas, muchas de ellas del faraón. Alguna de ellas están expuestas en el museo egipcio de la plaza Tahrir.

A finales del S. XII, al-Aziz Utman, el hijo de Saladino y sultán de Egipto, quiso demoler las pirámides. Para ello, sus trabajadores comenzaron por la de Micerino, pero, aunque lo intentaron durante ocho meses, sólo consiguieron dañar su cara norte, como puedes ver a día de hoy.

Este complejo funerario tiene tres pirámides más pequeñas, que fueron construidas para las mujeres del faraón o para el propio Micerino.

Pueblo de los trabajadores

Este pueblo, descubierto a finales del S. XX al sureste de los complejos de Kefrén y Micerino, era el lugar donde vivieron los encargados de construir estos colosales monumentos. 

Este asentamiento, que estaría rodeado por un muro protector, tenía casas, panaderías, talleres y un cementerio. Durante la excavación de las tumbas, se encontraron cuerpos que mostraban dolencias propias de trabajadores de la construcción.

Este resultado, apoya que la gente que levantó las pirámides no eran esclavos, sino personas libres asalariadas.

Miradores

Por supuesto, en este gran complejo hay miradores que ofrecen buenas vistas de las pirámides.

Uno es el mirador de las pirámides, que está frente a la pirámide de Micerino y que es muy popular, pues es accesible a los vehículos. Desde aquí tendrás una vista que engloba las tres pirámides principales. 

Desde aquí, puedes llegar caminando al panoramic view, que, según dicen, tiene la mejor vista de todas, pues verás las 3 pirámides alineadas y las pequeñas pirámides de Micerino en primer plano. Nosotros no podemos confirmarlo, pues nuestra hija estaba ya cansada y optamos por no llegar hasta él.

Cerca del restaurante 9 Pyramids Lounge, existe otro mirador. Y, como a estas alturas estarás cansado, también puedes visitar este restaurante, que es accesible a vehículos.

Mapa de la necrópolis de Giza

Mapa de la necrópolis de Giza indicando los punto que hay que ver en ella

Qué hacer en Giza aparte de visitar su necrópolis

Giza es, a día de hoy, un lugar que no tiene mucho interés aparte de las pirámides y pasear por sus calles, donde verás muchos vehículos, junto a algún que otro camello o algún carro tirado por burros, no es muy interesante. 

Sin embargo, al dar un paseo por la zona cercana a nuestro hotel, descubrimos negocios locales. Por ejemplo, entramos en una panadería donde compramos dulces típicos, y en una tienda de esencias, cuyo aspecto exterior no nos llamaba a entrar, pero cuyo interior nos dejó bastante sorprendidos.

Por eso, si te quedas a dormir en Giza, no es mala idea que des una vuelta para ver los pequeños negocios del alrededor.

Gran Museo Egipcio, Gem

En un futuro próximo, esta será una de las visitas imprescindibles para hacer en Giza, pues su inauguración está prevista para mediados del 2024.

A día de hoy, te tienes que conformar con ver su moderno edificio desde las pirámides o pagar un precio bastante elevado para visitar las partes que ya han abierto. 

Puedes encontrar toda la información en la página web del GEM.

Pharaonic village

Nosotros no fuimos, pero vimos su llamativa entrada muchas veces desde el coche. Si te quedas en Giza, igual puede interesarte este museo al aire libre sobre el Antiguo Egipto. Por lo que hemos visto, puede ser una buena idea si viajas con niños.

Te dejamos su página web, por si te apetecer echarle un ojo. 

Comer en Giza y ver atardecer

Por supuesto, algo que puedes hacer en Giza es comer. Pensarás, pues menudo consejo, pero espera, porque nos referimos a ir a alguno los muchos restaurantes que se encuentran en terrazas con vistas a las pirámides. Porque si algo no vamos a olvidar, es ver estas colosales construcciones con la luz del atardecer. 
 
Un restaurante que te recomendamos es el Hadaba, pues la comida nos gustó mucho, el servicio no fue tan lento como en otros sitios y las vistas de las pirámides desde su terraza eran muy buenas.
 
Un local que no conocemos, pero que tiene una ubicación envidiable, es el 9 Pyramids Lounge. No sabemos como será la comida, pero las vistas son un espectáculo. 
 

Espectáculo de luz y sonido

Y llegamos al último punto de este post, el espectáculo de luz y sonido que se organiza en las pirámides. 
 
Nosotros no pagamos por verlo, pero lo vimos dos veces desde la terraza de nuestro hotel y desde la del Hadaba y, según nuestra opinión, no merece la pena comprar la entrada.
 
Sin embargo, disfrutar de él desde alguna de estas terrazas, ya sea comiendo, fumándote una shisha o con un zumo de frutas, es una gran idea.

¿Vas a viajar a Turquía?

Pues esta información puede resultarte útil. Además, al usar nuestros enlaces nos ayudas a seguir creando contenido 😊

Sácale el máximo partido al viaje con las actividades de Civitatis o GetYourGuide

Guarda todos tus recuerdos con un álbum personalizado de 51Trips y ahórrate un 5% con nuestro código VIAJANDODEINCOGNITO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *