Rakotzbrücke, uno de los lugares más instagrameables de Alemania

El Rakotzbrücke es uno de los puentes más famosos de Alemania. Esto no se debe a su historia, sino a su reflejo en el agua, que hace que parezca un círculo perfecto. La imagen es tan idílica, que no es raro que te topes con ella en tu perfil de Instagram. Tan improbable parece su construcción, que se le conoce como el puente del diablo. ¿Nos acompañas?

Collage de 8 fotos sobre donde está Rakotzbrücke

Hoy vamos a escribir sobre un lugar que descubrimos gracias a las redes sociales, el Rakotzbrücke, un puente que crea un reflejo perfecto en el agua. 

Por supuesto, al ver esa foto tan bonita, nos pusimos a investigar sobre ése idílico lugar, donde un puente rodeado de árboles creaba la ilusión óptica de ver uno doble. 

Nos preguntamos dónde estaría ese sitio del que no habíamos oído hablar. Y descubrimos que está en una zona bastante alejada de las rutas turísticas más comunes, en la zona más oriental de Alemania.

En cuanto tuvimos ocasión, incluimos ese puente perdido en una de nuestra rutas. Queríamos saber si realmente merecía la pena desviarse hasta allí o si, por el contrario, el lugar era, en realidad, una pérdida de tiempo. 

En este post damos respuesta a estas preguntas y, además, te contamos cómo visitarlo y qué puedes ver en sus alrededores.

Dónde está el Rakotzbrücke

El puente, que mide 19,8 metros de longitud, forma parte del parque de rododendros de Kromlau, un pequeño pueblo, de algo más de 300 habitantes, que pertenece al distrito de Görlitz, en el estado de Sajonia.

Kromlau se encuentra a unos 9 kilómetros de la frontera con Polonia. Este hecho se ve fácilmente en el parque, cuando oyes hablar a muchos de sus visitantes y ves que la información se encuentra en alemán y en polaco.

Y aquí radica un poco el problema para visitar el puente: está lejos de otros puntos conocidos del país, por lo que te tienes que plantear un desvío.

Cómo llegar al Rakotzbrücke

Una manera muy cómoda de llegar hasta aquí es en coche. Si conduces por el país, te aconsejamos que leas nuestro post con consejos para conducir por carreteras alemanas

El aparcamiento oficial del parque se encuentra a unos 5 minutos caminando del puente Rakotz. Es de pago y, en agosto de 2023, el precio era de 2 horas 3€, y cada hora adicional 1 €. El ticket de día costaba 8€. En el parking hay baños de pago, 50 céntimos, y un punto de información para los visitantes. 

Alrededor del parque es posible encontrar algunas plazas gratuitas, pero están restringidas a 30 min. Sin embargo, creemos que el lugar se merece algo mas de tiempo.

Si quieres acampar, puedes mandar un e-mail a [email protected].

También puedes venir en transporte público. A Kromlau se llega en autobús desde las ciudades de alrededor, a las cuales llegas en tren. Los trenes del país son gestionados por la compañía Deutsche Bahn y en su página web puedes encontrar toda la información necesaria sobre rutas, horarios y precios. Desde el 1 de mayo, puedes comprar el Deutschland-ticket, que tiene validez mensual y te permite viajar por toda Alemania por sólo 49€ usando todos los transportes públicos locales que necesites. Si viajas por Sajonia, puede interesarte el Sachsen ticket, que es válido para trenes locales y otros medios de transporte durante todo un día en los estados de Sajonia, Sajonia Anhalt y Turingia. Su precio depende del número de personas que se incluyan en él, y es que vale para hasta 5 adultos y hasta 3 niños de 6 a 14 años. 

Una manera más pintoresca es llegar con el ferrocarril forestal, que comenzó a funcionar en 1895 para transportar materias primas y productos industriales. Ahora funciona como tren nostálgico y lo puedes tomar en Weißwaser. Además, conecta los parques de Kromlau y Bad Muskau, del que te hablaremos al final del post. Ten en cuenta, que este tren sólo funciona algunos meses. Así, puedes tomarlo sólo en abril, mayo, junio, julio, agosto, septiembre y octubre. Para ver los días específicos que funciona, entra en su página web. La parada se encuentra marcada en el mapa del parque. 

Cuándo es el mejor momento para ir al Rakotzbrücke

Creemos que la mejor época para visitar el parque es la primavera. Es entonces cuando, en el fin de semana de Pentecostés, se celebra la fiesta de la floración. Este suele ser a finales de mayo principios de junio, en el año 2023 se celebró del 27 al 29 de mayo. Se dice que unos 20.000 personas llegan a Kromlau. Nosotros coincidimos con ella y, si es el momento con más visitantes, entonces este lugar no está nunca masificado, porque aun habiendo gente, se estaba bien. 

La fiesta es un buen momento para ir. Los rododendros y azaleas han florecido, por lo que el parque está lleno de flores. Además, hay música, puestos de comida, atracciones para niños, un pequeño mercadillo y mucho ambiente. Por supuesto, si quieres estar menos acompañado, lo mejor es ir la semana anterior o la próxima, cuando las flores siguen decorando el parque, pero habrá menos visitantes.

Por las fotos que hemos visto, verano es también una buena época, a pesar de que ya haya pasado el tiempo de floración. Y, otoño, con sus diferentes colores, pensamos que es, asimismo, uno de los mejores momentos para ir. Diríamos que invierno es la peor época, pero puede que esté bien pasear por un paisaje algo más desolador.

Historia del puente

El responsable de la existencia del parque, y del puente, es Herrmann Friedrich Roetschke, que compró una mansión en estos terrenos y, en la década de 1840, comenzó la construcción del parque, en el estilo romántico tan al gusto del s. XIX. Mandó cavar estanques y plantar numerosos árboles, como robles y otros más exóticos de distintas partes del mundo. También decoró los diferentes rincones con estatuas y creó elementos decorativos. 

El más llamativo de todos es el famoso puente y su reflejo tan peculiar en el lago. Su construcción comenzó en la década de 1860 y, para ello, se usaron, principalmente, piedras de basalto. Tardaron aproximadamente 10 años en terminarlo y, lamentablemente, durante su construcción murió un carpintero. También se crearon otros elementos decorativos menos conocidos, como el órgano junto al puente, la gruta Cielo e Infierno o el púlpito, que se encuentran en otro estanque del parque. 

Como ves, la única intención de este puente, que se ha hecho famoso gracias a las redes sociales, era meramente decorativa, crear un ambiente natural romántico y espectacular. Vamos, que el señor Roetschke se adelantó a las redes sociales.

También se le conoce como puente del diablo. Y es que esta designación la reciben varias de estas estructuras a lo largo del mundo que comparten una  sorprendente construcción. 

El Rakotzbrücke ha aparecido en varias películas, como Matrix Resurrections y el aprendiz de mago.

Con los años, la mansión fue cambiando de dueño y, a partir de 1893, uno de ellos comenzó a plantar numerosos rododendros y azaleas, que llegaron a ser importantes para la economía de la finca.

Qué ver en el parque de Rododendros de Kromlau

El parque está abierto todos los días y su entrada es gratuita. Creemos que en unas dos-tres horas puedes verlo perfectamente.

Lo primero que querrás hacer es acercarte al puente, que junta las orillas del lago Rakotz. Enseguida te lo encontrarás de frente, reflejándose en el agua de manera que, visualmente, verás un círculo perfecto. Detrás, están las columnas de basalto que forman el órgano

Es en este mirador donde más gente vimos. Normal, todo el mundo quiere sacarse fotos en este punto. Pero, ni  había mucha gente, ni tuvimos que esperar apenas para verlo. Y fuimos un día festivo durante la fiesta de la floración.

El lago Rakotz puede rodearse fácilmente. Es un paseo muy bonito y sencillo, que no te va a llevar mucho tiempo, un poco más si te vas parando para sacar fotos. Pero vamos, que en 20 minutos ya has terminado. El camino no tiene pendientes ni grandes obstáculos. Nosotros lo hicimos con la silla de la niña. 

Rodear el lago es algo que debes hacer si te acercas hasta aquí, porque vas viendo como el aspecto del puente y de sus otros elementos decorativos va cambiando según la perspectiva. Durante el paseo y, salvando las distancias, nos acordamos, debido a las curiosas formaciones de basalto, de la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte. De fondo, tuvimos el sonido de las ranas, que disfrutaban también de la fiesta en uno de los extremos del lago. Además, verás alguna escultura decorativa, como la de Hercules, y los lados del puente, donde hay más estructuras de basalto y los restos de una pequeña gruta, a la que no se puede entrar.

Que sepas que, para ayudar a su conservación, no está permitido cruzar el puente. Así que nunca tendrás gente sobre él en tus fotos. 

Lo que si puedes hacer es un romántico viaje en góndola. La verdad es que no vimos a nadie haciéndolo, pero si el cartel que los anunciaba. Según este, un viaje de 10 min costaba 10 € por persona.

Es hora de dejar el puente y descubrir el resto del parque. Hay multitud de senderos que te permiten perderte por sus diferentes zonas. Depende del tiempo que quieras dedicarle, puedes ir sólo a sus puntos principales o caminar sin rumbo por alguno de sus caminos.

A través del túnel de rododendros puedes llegar al centro del complejo. Aquí verás algunos edificios, como la casa solariega o palacio, donde está la oficina de turismo, que abre de  lunes a viernes de 7:30 a 16:00, o la casa de caballeros, en un estilo de vivienda rústica suiza.

En esta zona encontrarás también algún lugar para descansar, como la cafetería Azalea, perfecta para tomar un helado o una tarta, tan al gusto de los alemanes. De noviembre a febrero, está abierta sólo los fines de semana. Además, en Kromlau hay algún restaurante donde también podrás comer algo salado. Nosotros aprovechamos que había puestos de comida por la fiesta de la floración para tomar algo en ellos. Algunos ofrecían platos de la cocina polaca.

Otro bonito rincón del parque es el estanque de la Isla. Aquí, entre árboles, macizos de flores y agua, encontrarás dos estructuras curiosas más hechas de basalto, la llamada gruta cielo e infierno y el púlpito o silla del juez. Además, también verás otro puente de tamaño más pequeño con un bonito reflejo en el agua. 

Qué ver en los alrededores del Rakotzbrücke

Y llegamos al problema del Rakotzbrücke: cómo encajarlo en una ruta. Sin embargo, aunque en sus alrededores no haya lugares conocidos, si que hay otros que te van a sorprender. Te dejamos aquí algunas posibilidades. 

– Si te ha gustado el parque, puedes ir a Bad Muskau, que se encuentra a unos 5 kilómetros. Aquí puedes visitar el parque de Bad Muskau, que Roetschke tomó como modelo para diseñar el de Kromlau. El que mandó construir este fue Hermann Fürst von Pückler-Muskau en 1815 y es patrimonio de la humanidad por la UNESCO desde 2004. El parque tiene una de sus partes en Alemania y otra en Polonia. 

– A 42 kilómetros está Cottbus, con bonitos parques y un pequeño, pero bonito, centro histórico.

– Otra visita muy interesante se encuentra a unos 60 kilómetros y es Görlitzla ciudad más oriental de Alemania, que forma la frontera con Polonia. Görlitz se salvó casi por completo de la destrucción durante la II Guerra Mundial, por lo que merece mucho la pena pasear por su bonito casco histórico.

– Otra maravilla de ciudad es Bautzen, a unos 70 kilómetros, con bonitos edificios e impresionantes torres defensivas. Si vienes en navidad, visitarás el mercado de adviento más antiguo del país, cuyos inicios se remontan a 1384. Si, como a nosotros, te gusta visitar mercadillos navideños, igual te interesa echar un vistazo a nuestro post sobre Alemania en adviento.

– A unos 110 kilómetros está Frankfurt an der Oder. Que no te confunda su nombre, esta ciudad no tiene nada que ver con su homónima y muy conocida Frankfurt am Main. Esta antigua ciudad hanseática tiene importantes edificios del gótico de ladrillo, tan típico, y tan bonito, del norte de Alemania.

– A 120 kilómetros se encuentra la capital de Sajonia, Dresden, que no necesita ninguna presentación.

– Otra opción es llegar desde la capital de Alemania, Berlín, que está a unos 160 kilómetros. Así es como llegamos nosotros, usando nuestro propio coche. El trayecto duró unas dos horas.

Conclusión: ¿Merece la pena visitar el Rakotzbrücke?

La imagen del puente reflejada en el agua nos encantó, al igual que el paseo alrededor del lago. El resto del parque, sin ser nada espectacular, tiene su encanto.

Por eso nuestra conclusión es que no creemos que merezca la pena hacer un desvío enorme para llegar sólo hasta aquí. Lo que si que pensamos es que merece la pena, y mucho, realizar una ruta por esta parte poco conocida de Alemania, incluyendo, por supuesto, el puente Rakotz en ella. 

Otra opción es si vas a quedarte en Berlín bastantes días. Entonces pensamos que esta excursión podría ser interesante. Además, si llegas en coche podrías incluir alguno de los lugares que te acabamos de mencionar. Por supuesto, todo depende de tus intereses, porque la capital de Alemania tiene muchísimo que ofrecer. Asimismo, una excursión a Potsdam o al campo de concentración de Sachsenhausen son también muy recomendables. 

Por si te apetece acercarte desde Berlín al Rakotzbrücke, que sepas que en nuestro blog tenemos mucha información sobre esta ciudad. 

 Un breve resumen de la historia de Berlín

 Berlín: todo lo que necesitas saber para visitarla. Cómo moverte por la capital de Alemania

– Qué ver en Berlín: un paseo por sus barrios

 Isla de los Museos y Kulturforum, un paraíso para los amantes del arte

 Imprescindibles de Berlín, qué ver si se tiene poco tiempo

– Qué ver en Mitte, el corazón de Berlín

– Qué ver en el barrio de San Nicolás, donde recordar el Berlín medieval

– Qué ver en el barrio judío de Berlín

Qué ver en Kreuzberg-Friedrichshain, arte, historia y mucho ambiente

Cómo visitar Potsdam, antigua residencia de los reyes prusianos

Qué ver en Potsdam, el Versalles alemán

¿Vas a viajar a Alemania?

Pues esta información puede resultarte útil. Además, al usar nuestros enlaces nos ayudas a seguir creando contenido 😊

Encuentra los mejores vuelos con Skyscanner, además de hoteles y coches de alquiler

Sácale el máximo partido al viaje con las actividades de Civitatis o GetYourGuide

Guarda todos tus recuerdos con un álbum personalizado de 51Trips y ahórrate un 5% con nuestro código VIAJANDODEINCOGNITO

2 comentarios en “Rakotzbrücke, uno de los lugares más instagrameables de Alemania”

  1. El entorno del puente con el reflejo sobre el agua es, desde luego, una maravilla. Parece sacado de otro mundo. ¡Y yo que no lo conocía! Gracias por dármelo a conocer 🤗

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *