Qué ver en Medias, una ciudad medieval poco conocida de Rumanía

Descubrirás los principales lugares que ver en Medias paseando por su pequeño centro histórico, que todavía está parcialmente defendido por su antigua muralla. Su edificio más emblemático es la basílica de Santa Margarita, una iglesia fortificada en cuyo interior ahora juegan los niños. ¿Nos acompañas?

Collage de 8 fotos sobre que ver en Medias

Medias fue una parada espontánea, pues aunque habíamos leído algo sobre ella, no la habíamos incluido en nuestra ruta.

Sin embargo, cuando la cruzamos en coche, camino de Valea Viilor, y vimos sus torres, decidimos que era un buen lugar para tomar el primer café del día. 

Y no nos equivocamos, pues Medias conserva parte de su muralla, su iglesia fortificada, bonitas casas y, lo más importante, al ser menos conocida que otras ciudades de Transilvania como Sighisoara o Sibiu, tiene un ambiente más tranquilo y por sus calles no ves turistas, sino a la gente del pueblo realizando sus labores diarias.

En este post te contamos qué ver en la ciudad medieval de Medias en Rumanía.

Pero antes….

Dónde está Medias

Medias es una ciudad de Transilvania que pertenece al condado de Sibiu, siendo su segunda ciudad más importante.

Esta localidad se encuentra a unos 50 kilómetros al suroeste de Sibiu y un poco más cerca de Sighisoara, que está a unos 40 kilómetros al este.

Al estar cerca de varias iglesias fortificadas de Transilvania, nosotros aprovechamos a conocerla antes de ir a Valea Viilor, que está a 14 kilómetros, y Biertan, que se encuentra a 20 kilómetros. 

Asimismo, aunque no las visitamos, Medias está cerca también de otras iglesias fortificadas, como la de Ighisu Nou, a unos 8 kilómetros, la de Mosna, que está a unos 10 kilómetros y la de Alma Vii, que se encuentra a unos 18 kilómetros.

Por otro lado, Medias es pequeña, por lo que, en unas dos horas, podrás recorrer su centro histórico. Eso sí, intenta no visitarla un lunes, pues es cuando cierra su iglesia fortificada, el lugar más emblemático que ver en Medias.

Los aeropuertos más cercanos a esta ciudad son los de Sibiu, Cluj Napoca y el de Târgu Mureș. Una vez en Rumanía, lo mejor para conocer Medias es alquilar un coche y hacer una ruta por el país.

Te recomendamos usar Skyscanner para buscar las mejores ofertas en vuelos, pues permite ver de forma muy visual qué fechas saldría más barato volar o cuál sería el destino más económico. Además, en esta página puedes encontrar también las mejores ofertas en coches de alquiler.

Nosotros llegamos a Medias en coche y aparcamos dentro de las murallas, junto a la torre de los orfebres. Pagamos unos 40 céntimos. Seguramente, si lo dejas algo más alejado del centro, puedes encontrar algún lugar gratuito.

Un poco de historia sobre Medias

En el lugar donde hoy está la ciudadela de Medias hubo en la antigüedad un castro romano. Por otro lado, su nombre se asocia a un asentamiento sículo del S. IX y, según la tradición, fue fundada en 1146, siendo una de las ciudades más antiguas de Transilvania.

Sea como fuere, la primera mención documentada sobre Medias data de 1267 y su desarrollo comenzó con el asentamiento de los sajones de Transilvania en el S. XIII.

Te contamos un poco más sobre estos colonos alemanes en qué ver en Sighisoara.

En Medias, fue elegido en 1576 Stefan Bathory como rey de Polonia y, en 1599, István Bocskai como príncipe de Transilvania.

Además, en 1476, Vlad Țepeș estuvo detenido en Medias tras un conflicto con el rey de Hungría Matías Corvino.

Actualmente, la ciudad es conocida por la producción de gas metano, pues está en el sitio del campo de gas natural más grande de Rumania. 

Qué ver en Medias

Antiguas murallas de la ciudadela

Entre 1490 y 1534 toda la ciudad se reforzó con la adición de una muralla defensiva que incorporaba torres y baluartes. Actualmente, la ciudad conserva parte de este antiguo sistema defensivo, que mide alrededor de kilómetro y medio.

Así, puedes ver varias torres, algunos baluartes y fragmentos de muralla, alguno de los cuales tiene unos 7 metros de altura. 

Las puertas principales de entrada a la antigua ciudad son tres y por sus nombres sabrás cual fue el gremio encargado de ellas:

– La torre de los Orfebres, también conocida como torre Forkesch, se encuentra al sur y se construyó entre 1494 y 1534. 

– La torre de los canteros se encuentra en el lado norte de la ciudad y se construyó a comienzos del S. XVI, aunque sufrió importantes cambios en el S. XVIII.

– La torre de los Herreros fue construida en el S. XVI en estilo barroco. Actualmente, en su interior hay un café.

Habíamos leído que había pequeñas exposiciones en las dos primeras torres, pero nosotros las encontramos cerradas

Iglesia de Santa Margarita, el edificio más importante que ver en Medias, Rumanía

La iglesia de Santa Margarita está en el centro de Medias, en la plaza del castillo, rodeada por su propia muralla.

El templo se construyó en estilo gótico entre 1438 y 1488, en el lugar de antiguas iglesias de los siglos XIII y XIV. En la segunda mitad del S. XV, para protegerse de los otomanos, fue reforzada con cinco torres, un foso y murallas. 

Las torres que la rodean son la torre de los trompetistas, el campanario, la torre de Santa María, la torre de los Sastres y la torre de los enterradores.

La torre de la iglesia es conocida como la torre de los trompetistas y es el símbolo de la ciudad. Construida en el S. XV, a mediados del S. XVI se elevó su altura hasta sus actuales 68,5 metros, presentando un grado de inclinación de 2,28 metros. Además, tiene cuatro torreones que indican que Medias tenía tribunal y derecho a sentenciar la pena capital.

En esta torre se encontraba el trompetista, cuya función era avisar a los ciudadanos de cualquier problema potencial. De ahí su nombre.

Su reloj, que es de finales del S. XIX, marca las fases de la luna y cada media hora hace sonar las campanas. Junto a él hay una estatua de madera que toca una campana y se le conoce como Turrepitz.

El campanario, que, además de guardar las campanas, es una de las entradas al recinto.

La torre de María data de mediados del S. XV y sirvió como capilla. En su interior hay frescos con escenas bíblicas.
La torre de los Sastres, que, en el S. XVII, fue incorporada parcialmente al ayuntamiento. En su parte superior se ven los orificios por los que se lanzaban proyectiles, agua o aceite caliente al enemigo. En su sótano se encontraba la antigua prisión de la ciudad.
La torre de los enterradores con numerosas ventanas para disparar. Una vez la fortaleza perdió su función defensiva, esta se convirtió en la torre del beicon, un lugar comunitario donde los habitantes de Medias conservaban este alimento.
Esta se encuentra junto a la casa donde nació el humanista Stephen Ludwig Roth.

Si consigues visitar el interior de la iglesia, cosa que nosotros no pudimos por ser lunes, podrás ver su altar gótico del S. XV, frescos antiguos, un órgano barroco de mediados del S. XVIII y una buena colección de alfombras orientales, así como un pequeño museo sobre los sajones de Transilvania.

Aunque no pudiésemos entrar, nos encantó entrar en su recinto y rodearla. Además, coincidimos con la hora del recreo de alguna de las escuelas que se encuentran aquí, por lo que vimos como los niños usaban las antiguas paredes de las murallas y torres como lugar de juego.

Otros edificios que ver en Medias

Paseando alrededor de la iglesia y de las murallas, descubrirás los bonitos edificios de la ciudad, que muestran distintos estilos arquitectónicos, son de baja altura y presentan colores pasteles. Entre ellos, hay algunos lugares interesantes que ver en Medias.

El centro de la ciudad es la plaza del rey Fernando I, donde hay un parque, bonitos edificios rodeándola y varias terrazas. 

Aquí está la casa Schuller, construida en el S. XVI y que actualmente es un lugar donde se organizan eventos y exposiciones, así como la casa Schuster, de finales del S. XVII y donde, en 1885, nació el escritor sajón Dutz Schuster.

Cerca, en la calle Johannes Honterus, está la casa memorial Stephen Ludwig Roth, que recuerda a este importante humanista del S. XIX nacido aquí y que vivió en este edificio cuando era maestro y predicador en Medias. 

Monasterio franciscano

Adosado a la muralla y en el lado norte de la ciudad, se encuentra el monasterio franciscano, que fue construido en la primera mitad del S. XV. 

Aunque los monjes fueron expulsados tras la Reforma a mediados del S. XVI, volverían a Medías en el S. XVIII, bajo el dominio austriaco.

Junto al monasterio está el museo municipal de Medias, que trata sobre la historia de la ciudad. El precio de la entrada normal era de 4 RON. Abre de lunes a viernes de 9:00 a 17:00.

El vino de Medias

Medias está en una región vitivinícola y es un buen lugar para probar el vino de esta zona.

Como curiosidad, el vino de Medias se menciona en la novela que más fama ha dado a Transilvania, Drácula de Bram Stoker, y en el escudo de la ciudad está representada una cepa de vino.

Como nuestra parada en Medías fue pronto por la mañana, preferimos tomarnos un café que una copa de vino.

El lugar que elegimos fue el bar Mediensis, que está junto a la torre de los orfebres en un rincón muy bonito de la ciudad. Y es que han hecho una biblioteca junto a la muralla de la ciudad.

Mapa con los lugares principales que ver en Medias, Rumanía

Mapa que indica los lugares principales que ver en Medias

¿Vas a viajar a Rumanía?

Pues esta información puede resultarte útil. Además, al usar nuestros enlaces nos ayudas a seguir creando contenido 😊

Encuentra los mejores vuelos con Skyscanner, además de coches de alquiler

Encuentra los mejores hoteles con quehoteles

Sácale el máximo partido al viaje con las actividades de Civitatis o GetYourGuide

Guarda todos tus recuerdos con un álbum personalizado de 51Trips y ahórrate un 5% con nuestro código VIAJANDODEINCOGNITO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *