Qué ver en Coímbra

Hay muchos lugares que ver en Coímbra, como la universidad más antigua del país, las tumbas de los primeros reyes de Portugal, un jardín lleno de leyendas sobre el trágico romance de Pedro I e Inés de Castro o la sobria Catedral Vieja. ¿Nos acompañas?

Collage de 8 fotos sobre qué ver en Coímbra

Paseando por Coímbra, conocerás a célebres portugueses, como al primer rey de Portugal, que la convirtió en capital, al monarca Dionisio I, que fundó la universidad, a su esposa, la reina santa Isabel de Aragón, que está aquí enterrada o a San Antonio, que estudió en esta ciudad.

Con ellos, irás conociendo todos los rincones que hay que ver en Coímbra y, por el camino, te irás cruzando con numerosos estudiantes que le aportan mucho ambiente a la ciudad.

A nosotros Coímbra nos encantó, especialmente su parte vieja, con sus calles empinadas y estrechas, que siempre te acaban llevando a algún lugar interesante.

En este post te contamos qué ver en Coímbra, una ciudad llena de lugares con mucha historia.

Y si vas a viajar a Portugal, igual te interesa alguno de nuestros posts:

De Lisboa a Oporto en una ruta por Portugal de dos semanas

Qué ver en Sintra, la mejor excursión desde Lisboa

Qué ver en Óbidos la ciudad de las Reinas

Monasterios Unesco de Portugal: Alcobaca, Batalha y Tomar

Qué hacer en Aveiro

Dónde está Coímbra

Coímbra se encuentra a unos 200 km al noreste de Lisboa y a unos 120 kilómetros al sureste de Oporto y es la cuarta ciudad más grande del país, por detrás de las áreas metropolitanas de Lisboa y Oporto y de la ciudad de Braga.

Si quieres visitarla desde España, esta se encuentra a algo más de 200 kilómetros de Coria, en la provincia de Cáceres, y de Ciudad Rodrigo, en la provincia de Salamanca.

Hasta aquí puedes llegar en coche o también en tren. Para consultar horarios y precios, entra en la página web de la compañía de trenes portuguesa.

Si llegas en coche, puedes aparcar en el parking Convent San Francisco, que es cubierto y gratuito. Además, está a sólo 10 minutos andando del centro de la ciudad, donde se encuentran la mayoría de lugares que ver en Coímbra.

Historia de Coímbra

Originalmente, esta zona se conocía como Aeminium, nombre que mantuvo cuando los romanos fundaron una ciudad en lo alto de una colina junto al río Mondego.

Tras ser ocupada por suevos, alanos, visigodos y árabes, que la conocían como Qulumbriya, la ciudad fue conquistada en 1064 por Fernando I de León.

Coímbra se convertiría en una ciudad importante y se cree que fue el lugar de nacimiento del primer rey de Portugal, Alfonso Henriquez, quien la convirtió en capital en 1131. La ciudad mantuvo este privilegio hasta 1255, cuando pasó a ser Lisboa.

En 1290, se funda en Lisboa la prestigiosa universidad de Coímbra, la más antigua de Portugal, pero en 1308, se traslada a esta ciudad, aunque volvería a la capital portuguesa treinta años después. Finalmente, en el S. XVI y durante el reinado de Juan III, se estableció definitivamente en Coímbra.

Desde entonces, como te puedes imaginar, la historia de la ciudad se encuentra muy unida al desarrollo de esta institución académica.

Desde el año 2013, Coímbra está incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad.

Qué ver en Coimbra

Coímbra se divide en parte Baja, donde antiguamente vivían los artesanos, y en parte Alta, la parte amurallada, donde vivían los aristócratas, clérigos y, más tarde, los estudiantes.

Además, la ciudad está dividida por el río, siendo su ribera más interesante la que alberga el casco histórico. Sin embargo, merece la pena atravesar el Mondego para disfrutar de un par de lugares de interés y de las preciosas vistas del centro de la ciudad desde esta parte del río.

Una buena manera de descubrir los encantos de esta bella ciudad es uniéndote a un free tour por Coímbra, en el que descubrirás muchos de los lugares importantes y aprenderás numerosas historias.

Qué ver en la margen izquierda del río Mondego

Comencemos visitando el área al otro lado del centro histórico, un lugar perfecto para conocer a Inés de Castro y a la reina Santa Isabel de Aragón l, patrona de Coímbra. 

Quinta das Lágrimas: una finca alrededor de un palacio del S. XIX o el lugar del romance entre Pedro e Inés

El primer lugar que ver en Coímbra del que te vamos a hablar nos sumerge en la historia de amor entre Pedro, el heredero al trono de Portugal, y la noble gallega Inés de Castro.

Muy resumidamente, el infante estaba casado con Constanza, pero se enamoró profundamente de una de sus doncellas, Inés. Cuando Constanza murió dando a luz a uno de sus hijos, Pedro pasó a vivir con Inés, con la que tuvo cuatro hijos. Sin embargo, este enlace no era bien visto por la corona y el padre de Pedro, Alfonso IV, mandó asesinarla.

Pues bien, la Quinta das Lágrimas se ha hecho famoso por considerarse el lugar del romance de estos dos amantes y, también, donde ocurrió el asesinato de ella.

Aparte de este halo romántico, su palacio es hoy el lugar de un hotel de 5 estrellas con campo de golf y unos jardines muy especiales, pues guarda bonitos rincones y numerosas plantas exóticas, algunas de las cuales han alcanzado un gran tamaño. Estos se pueden visitar y su entrada cuesta, en junio 2024, 3€.

Su nombre actual recuerda las leyendas que hay en torno a la finca, pero originalmente se llamaba Quinta do Pombal y había sido coto de caza real. En el S. XIV, la reina de Portugal Santa Isabel, abuela de Pedro I, habría comprado esta zona tras fundar el cercano monasterio de Santa Clara y habría mandado construir un canal para llevar agua de los manantiales al monasterio.

Tras ser propiedad de la Universidad, sería comprada por la familia Osório Cabral de Castro en el S. XVIII, quienes construyeron un palacio en el lugar.

Hacia 1825, Miguel Osório Cabral de Castro creó un parque al estilo romántico, con una gran variedad de plantas exóticas.

Hoy en día, paseando por estos jardines, podrás descubrir diversos rincones, todos ellos envueltos en leyendas sobre el famoso romance. 

Así, verás la Fonte dos Amores, un manantial cuya agua transportaba las cartas de amor, o la Fonte das Lagrimas, el manantial donde cuentan que tuvo lugar el asesinato de Inés. 

Su nombre se lo debe al escritor portugués Luis de Camoes, que, en su libro Las Lusiadas, afirma que el agua que brota es consecuencia de las lágrimas de Inés antes de morir. Además, dicen que todavía se puede ver su sangre derramada pegada a las rocas, aunque, en realidad, se deban a una especie de algas. 

Por cierto, si quieres conocer más lugares relacionados con Pedro e Inés, que sepas que están enterrados en dos impresionantes sepulcros góticos en el monasterio de Alcobaca.

Además, en los jardines hay una zona japonesa con un área llena de bambú, un jardín medieval y un bosque.

Horario: de martes a domingo de 10:00 a 19:00. Del 16 de noviembre al 15 de marzo cierra a las 17:00. 

Asimismo, dicen que el fantasma de Inés sigue deambulando por la Quinta en busca de su amado. Nosotros no lo vimos, pero los jardines nos encantaron. Y si es leyenda o realidad, al final da igual, pues la belleza de este lugar habla por si sola

Portugal dos Pequenitos: el país en miniatura

Cerca de esta finca, hay una atracción que puede ser divertida para los más pequeños, Portugal dos Pequenitos, un parque temático donde recorres los edificios más emblemáticos del país, pero en miniatura. 

Vimos a mucha gente en su interior, por lo que suponemos que debe de ser una visita muy entretenida.

En su página web puedes ver la información actual sobre la visita.

Y, si te está gustando este post, puedes comprar las entradas a Portugal dos Pequenitos desde esta página. De esta manera nosotros nos llevamos una comisión.

Ruinas del monasterio de Santa Clara la Vieja

A orillas del rio Mondego, se encuentra otro de los lugares que ver en Coímbra, las ruinas del monasterio de Santa Clara, que fue fundado a finales del S. XIII por Doña Mor Dias, una noble de la ciudad. Sin embargo, tuvo que cerrarse debido a la oposición de los monjes del Convento de la Santa Cruz. 

No obstante, la reina Santa Isabel de Aragón, mujer del rey Dionisio, logró refundarlo a principios del S. XIV, siendo también su principal benefactora. Fue entonces cuando se construyó una iglesia, que combinaba rasgos románicos y góticos, un hospital para pobres y un palacio real donde vivió la reina.

Cuando la reina enviudó en 1325, se retiró al monasterio y tomó los hábitos, pero sin hacer votos. De este modo, pudo conservar su fortuna, que dedicaba a obras de caridad. En base a su deseo, fue enterrada en este monasterio.

Del mismo modo, este fue el lugar de descanso de Inés de Castro hasta su traslado al monasterio de Alcobaça.

Sin embargo, debido a su situación junto al río, el monasterio sufrió sus continuas inundaciones y, en 1677, las monjas se trasladaron al actual monasterio de Santa Clara la Nueva, que se había construido cerca, pero en lo alto de una colina. Con ellas, en solemne procesión, también trasladaron la tumba de la reina.

Tras varias obras de restauración, ahora puedes visitar las ruinas y un centro de documentación sobre la historia de este monasterio de monjas clarisas.

Nosotros lo encontramos cerrado, por lo que sólo pudimos ver su parte exterior, donde está la iglesia y las ruinas del claustro gótico.

La visita cuesta, en junio 2024, 4€.

Información actual sobre la visita

Monasterio de Santa Clara la Nueva, lugar de descanso de la reina Santa Isabel

Construido a mediados del S. XVII para que las monjas pudieran tener un nuevo hogar sin problemas de inundaciones, en su interior puedes ver la urna de plata que guarda los restos de la reina Santa Isabel. 

Además, en el coro está la tumba original, tallada en un solo bloque de piedra, junto a paneles de madera policromada que cuentan la vida de la Reina Santa, que es la patrona de Coímbra.

En 1733, al complejo se le añadió un claustro de estilo neoclásico.

Visitar el monasterio es de pago y hay distintos tipos de entrada, la más completa cuesta 5€.

Aunque no te interese visitarla, desde su terraza tienes una magnífica panorámica de la ciudad, pues el monasterio se encuentra a una cierta altura.

Una vez cruzas el rio, te encontrarás en la margen derecha de la ciudad, donde están la mayoría de los lugares que ver en Coímbra. Asimismo, es la parte con más ambiente y encanto de la ciudad.

En esta área, dividiremos la visita en parte Baja y Alta.

Por cierto, una manera diferente de conocer la ciudad es dando un paseo en barco por Coímbra.

Qué ver en la parte Baja de Coímbra

Comenzaremos la ruta en la pequeña plaza Largo de Portagem, que está rodeada de edificios elegantes, alguno de los cuales están entre los más bonitos de Coímbra, como el hotel Astoria o el del banco de Portugal.

En el centro hay un pedestal con la estatua del político portugués Joaquim António Aquiar.

De esta plaza sale la calle principal del centro de la ciudad, Ferreira Borges, que es peatonal y está llena de cafeterías, pastelerías y tiendas, entre las que todavía vimos alguna tradicional.

En ella destacan algunos edificios, como el edificio Chiado, con su estructura de hierro, que alberga el museo municipal. A principios del S. XX, en su interior se encontraban los grandes almacenes de mayor tamaño de la ciudad.

Plaza del comercio e iglesia de Santiago

Enseguida estarás en la plaza del comercio. Para llegar, puedes bajar las escaleras de San Bartolomé, donde verás un gran mural del artista portugués Samina.

Como su nombre indica, aquí se organizaba el mercado de la ciudad, por lo que era el centro comercial y social de Coímbra. Asimismo, era el lugar del antiguo Hospital Real, del que quedan unos pocos restos en el interior de una tienda.

Merece la pena que te acerques a ver los detalles de la iglesia de Santiago, que es un buen ejemplo de arquitectura románica en Coímbra. Consagrada en los primeros años del S. XIII, con los años sufrió diversas modificaciones y, hoy día, llama la atención su fachada oeste, que está flanqueada por columnas bellamente decoradas. 

Nosotros la encontramos cerrada.

En el lado opuesto de la plaza, verás otra iglesia, la de San Bartolomé, que fue construida en el S. XVIII sobre templos anteriores de los siglos X y XI.

Frente a ella, puedes ver la réplica del S. XX de una picota del S. XV.

Si sigues recto por la continuación de Ferreira Borges, la calle Visca da Luz, llegarás a la plaza 8 de mayo, donde se encuentra uno de los lugares que tienes que ver en Coímbra, el monasterio de la Santa Cruz, que está ligado al santo portugués más famoso, San Antonio, y guarda las tumbas de los dos primeros monarcas portugueses, Alfonso I y Sancho I. 

Monasterio de la Santa Cruz: panteón real 

Fundado en 1131 por la Orden de los Canónigos Regulares de San Agustín, se convirtió en el monasterio más importante de Portugal, gracias a las numerosas donaciones reales y privilegios papales que recibió. 

Además, su escuela, con una importante biblioteca y scriptorium, fue una de las más prestigiosas del Portugal medieval y entre sus estudiantes destaca Fernando Martins de Bulhoes, más conocido como San Antonio. Más tarde, en el S. XVI, es posible que también el escritor portugués Luís de Camoes estudiara en este monasterio.

A comienzos del S. XVI, bajo el reinado de Manuel I, el complejo monástico fue renovado y redecorado en estilo manuelino. Por eso, poco queda ya de sus comienzos románicos.

Pero no te quedes sólo con su pórtico exterior en estilo manuelino y entra, pues la visita al monasterio es muy interesante. 

Así, en su interior puedes ver las tumbas del S. XVI de los dos primeros reyes de Portugal, la magnífica sillería del coro alto tallada en madera, la sacristía manierista del S. XVII decorada con azulejos y el claustro del Silencio, que presenta elementos decorativos del estilo manuelino y fue construido en la primera mitad del S. XVI.

Información actual sobre la visita al monasterio de la Santa Cruz

Además, en la parte trasera del monasterio está el antiguo claustro de la Manga, que es una plaza y ya no forma parte de él, aunque originalmente sí pertenecía al complejo de la Santa Cruz. En el centro se conserva la fuente renacentista.

Cafetería de la Santa Cruz

Antes de irte de la plaza, puedes tomarte un café en la elegante cafetería que está al lado del monasterio. Esta se llama cafetería Santa Cruz y se encuentra en un antiguo edifico del complejo monástico. 

Y es que, en el S. XVI, se construyó también una pequeña iglesia parroquial para no alterar la vida diaria de los monjes. Sin embargo, con la disolución de las ordenes religiosas en la primera mitad del S. XIX, esta perdió sus funciones de templo y pasó por numerosos usos, siendo, por ejemplo, comisaria de policía, ferretería o parque de bomberos. 

Y por fin, en 1923, se inauguró esta cafetería que fue lugar de encuentro de intelectuales.

Si sigues de frente, por la calle Pedro Rocha, llegarás al Patio de la Inquisición, donde, desde el S. XVI al XIX, estuvo el Tribunal del Santo Oficio.

Hoy día, se encuentra aquí el centro de Artes Visuales de Coímbra, CAV.

Puerta de la Barbacana y arco y torre de Almedina: la entrada a la Vieja Coímbra

En la misma calle de Ferreiro Borges, a pocos metros de la plaza del comercio, encontrarás la puerta de la Barbacana. 

Al cruzarla, te encontrarás con una escultura que homenajea el fado de Coímbra y con el arco y la torre de Almedina, que formaban parte de la muralla medieval de la ciudad. A día de hoy, estas puertas conectan la zona Baja con la zona Alta de la ciudad.

La torre defensiva de Almedina, cuyo origen puede estar en el S. XI, ha tenido distintos usos. Actualmente, alberga el museo de la ciudad amurallada.

Y ya estás en el casco antiguo de Coímbra, la zona que más nos gustó, con sus calles estrechas y empinadas y su gran ambiente. 

Prepárate para subir cuestas y escaleras, pero tranquilo, el esfuerzo merece la pena, pues vas a descubrir alguno de los lugares más interesantes que ver en Coímbra.

Qué ver en la parte alta de Coímbra

Catedral de Santa María o Catedral Vieja

Uno de los lugares que ver en Coímbra es esta joya del románico, a la que puedes llegar desde el arco Almedina por la calle escalonada Quebra-costas.

La catedral Vieja fue construida en el S. XII por orden de Alfonso Henriquez, tras proclamarse rey de Portugal y nombrar Coímbra capital del reino. 

Ya en 1185, aquí tuvo lugar la coronación del segundo rey de Portugal Sancho I.

Aunque se llevaron a cabo modificaciones a lo largo de su historia, la más importante en el S. XVI, la iglesia mantuvo su carácter románico. De hecho, es uno de los ejemplos más importantes de este estilo en el país.

Su aspecto de fortaleza, con sus muros altos coronados por almenas, se puede entender si pensamos que estaban en el periodo bélico de la Reconquista.

Y aunque su fachada románica atraiga tu atención, con sus columnas bellamente decoradas, que no se te olvide rodearla. De este modo, descubrirás otra entrada, la bonita puerta Especiosa, que fue construida en el S. XVI en estilo renacentista.

En 1772, se consideró que este templo se había quedado pequeño, por lo que se trasladó la sede episcopal a la antigua iglesia de los jesuitas, que habían sido expulsados del país unos años antes.

Así, muchos objetos de la catedral Vieja se dispersaron y esta fue pasando de mano en mano.

Vale la pena que entres en ella, para ver sus numerosos capiteles románicos, su altar flamenco de finales del S. XV y para pasear por su claustro, que comenzó a construirse en el S. XIII. Como no podía ser de otro modo, en el interior verás también varios muros decorados con azulejos del S. XVI.

La visita es de pago y cuesta 2,5€.

Museo Nacional de Machado de Castro, hogar del criptopórtico romano

Alguna de las obras de arte de la catedral se encuentran en el museo Nacional de Machado de Castro, que está en la parte trasera de la Catedral Vieja, en el antiguo palacio episcopal y en la iglesia de San Juan de Almedina. 

Al visitar Coímbra un lunes, nosotros no pudimos entrar, pero es un museo de arte sacro muy interesante, que, además, tiene en su interior el criptopórtico de la época romana, un laberinto de galerías subterráneas situadas debajo del foro del S. I d.C.

Abre de 10:00 a 18:00 y cierra los lunes. Actualmente la entrada cuesta 8€ y puedes pagar 3€ para visitar el criptopórtico.

Catedral Nueva

Detrás del museo está la Catedral Nueva, que comenzó a construirse a finales del S. XVI por los jesuitas. 

Y es que, hasta la expulsión de los jesuitas de Portugal en 1759, esta fue la iglesia del colegio del Santísimo Nombre de Jesús.

La entrada cuesta 1€.

Universidad de Coímbra: la más antigua del país

Otro de los lugares que hay que ver en Coímbra es su universidad. 

Al salir de la catedral Nueva, empezarás a ver facultades y muchos estudiantes. Sin embargo, dirígete al Palacio de las Escuelas para poder descubrir sus edificios históricos, que están dispuestos alrededor de él. Su nombre recuerda, que, antes de albergar la universidad, este era el palacio real.

Y es que sus orígenes se remontan a finales del S. X, cuando Almanzor mandó construir aquí una Alcazaba, que era la fortaleza del gobernador de la ciudad durante la época musulmana.

En la primera mitad del S. XII, Alfonso Henriquez habitó este palacio, convirtiéndose en el primer palacio real del reino de Portugal. Y ya, en el S. XVI, pasó a albergar la universidad de Coímbra.

Por su parte, la Universidad fue fundada por el rey Dionisio I en 1290 en Lisboa y, tras varios traspasos entre estas dos ciudades, se estableció finalmente en Coímbra en 1537, durante el reinado de Juan III, cuya escultura domina el patio.

En 2013, paso a formar parte de la lista de patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La mejor manera de entrar a este hermoso patio es por la puerta Férrea, que fue construida en la primera mitad del S. XVII.
La visita al interior de los edificios universitarios es de pago y estos son los lugares a los que puedes entrar:
 
Edificios del palacio de Escuelas

Merece la pena visitar las salas del palacio, entre las que destacan:

– El Gran Salón de Actos, con su imponente techo y los retratos de monarcas portugueses. Su aspecto actual se debe a los trabajos de restauración llevados a cabo a mediados del S. XVII. 

Esta sala es conocida como la de los Capelos, que es la capa que llevan los doctores en las ocasiones solemnes, y es el lugar donde se celebran importantes eventos académicos, como la defensa de las tesis doctorales. Antiguamente, era el Salón del Trono del palacio real.

– La Sala del examen privado, que antiguamente era el dormitorio del monarca y pasó a usarse para celebrar el examen privado, una prueba oral a puerta cerrada que se realizó hasta mediados del S. XVIII. Actualmente, es el lugar donde se realiza la apertura solemne del curso. Aquí veras los retratos de antiguos rectores de la universidad.

Torre de la Universidad, que fue construida en la primera mitad del S. XVIII. Una de sus campanas es conocida como la cabra.
Se supone que se puede subir a ella. Nosotros la encontramos cerrada y, actualmente, también lo está.
 
Biblioteca Joanina

La joya de la corona es esta biblioteca de estilo barroco, que está considerada una de las más ricas de Europa.

Fue construida en la primera mitad del S. XVIII y se llama así por su propulsor, Juan V, que es el monarca representado en el cuadro que preside una de sus salas.

En el edificio de la biblioteca está también la prisión de la universidad, pues esta tenía el privilegio de autogobernarse.

Capilla de San Miguel, que fue construida en el S. XVI por orden del rey Manuel I, siendo, como no, de estilo manuelino. En su interior verás su techo pintado, las paredes recubiertas por azulejos del S. XVII, un órgano barroco y un bonito retablo manierista.
Aparte de visitar los edificios, no te pierdas las vistas que tienes del río Mondego desde uno de sus lados.
 
Además, puedes visitar algunos lugares que están fuera del patio, el llamado museo de ciencias:
Laboratorio de química

En el S. XVIII, hubo una importante reforma educativa, por ejemplo, se añadió la enseñanza práctica. Fue entonces cuando se construyó el laboratorio de química en un edifico neoclásico, que había sido el antiguo comedor de los jesuitas.

Colegio de Jesús

Asimismo, en el S. XVIII, el antiguo Colegio de Jesús fue adaptado para la enseñanza experimental de las ciencias. Por eso, aquí está el Gabinete de Física, que mantiene mobiliario original, y la Galería de Historia Natural, que fue la parte que menos nos gustó.

Gabinete de las curiosidades, un espacio sin paneles informativos hecho para asombrar al visitante, y el museo Académico, donde puedes aprender sobre las tradiciones de esta universidad.
Sin embargo, no tienes que visitarlos todos, pues hay diferentes entradas. Así, según tus intereses, puedes comprar el pack que más te guste. Los tickets son válidos para dos días.

 

Información actual sobre la visita a la universidad de Coímbra

La mayoría de las visitas se hacen por libre, pero para entrar en la biblioteca Joanina te darán una hora definida.

Una manera de conocer mejor esta institución es realizar una visita guiada por la universidad de Coímbra

Repúblicas

En la zona de la Universidad encontrarás varias repúblicas, que son residencias de estudiantes cuyo origen se remonta al S. XIV, cuando el rey Dionisio I ordenó la construcción de casas para albergar estudiantes mediante pago. 

Cada una tiene sus reglas, aunque hay un Consejo que reúne a los representantes de estas para discutir temas importantes.

Muchas de ellas están entre las calles Couraca Apostolos, Matemáticas y la zona de la iglesia de San Salvador. Alguna las verás fácilmente por los mensajes reivindicativos de sus fachadas.

Jardín botánico y acueducto de San Sebastián

Cerca del Patio de las Escuelas, está la plaza del rey Dionisio I, donde hay una estatua del fundador de la universidad. 

Desde aquí, verás los arcos del acueducto de San Sebastián, levantado en el S. XVI siguiendo el trazado de un antiguo acueducto romano y, tras ellos, está el jardín botánico, que fue creado en el S. XVIII tras introducir el estudio de historia natural en la Universidad. Su acceso es libre.

A la plaza del rey Dionisio I puedes llegar subiendo las escaleras monumentales. Y es que, por el centro de Coímbra, vas a encontrarte con muchas escalinatas. A nosotros las que más nos costó subir fueron las empinadísimas escaleras del Quinchorro, un buen lugar para poner a prueba tu estado de forma.

Una vez descubiertos los principales lugares que ver en Coímbra, dedícate a callejear por el casco histórico a tu propio ritmo.

Mapa con los lugares de interés que ver en Coímbra

Mapa indicando los lugares más interesantes que ver en Coímbra

Qué ver en los alrededores de Coímbra

– Cerca de Coímbra, a unos 17 km, está el yacimiento arqueológico romano de la antigua ciudad de Conímbriga

Desde Coímbra, puedes unirte a esta excursión a las ruinas romanas de Conímbriga para conocerlas de mano de un guía.

– A unos 65 kilómetros al norte está Aveiro, donde puedes recorrer sus canales a bordo de un moliceiro. Te contamos mucho más sobre esta ciudad en qué hacer en Aveiro.

Nosotros, en nuestra ruta por Portugal, fuimos de Coímbra a Aveiro y, de camino, teníamos apuntado el bonito bosque de Busaco, pero, al final, no nos dio tiempo.

Por otro lado, hay un par de actividades que puedes hacer en esta ciudad, que le pueden dar un toque diferente a tu visita:

– Espectáculo de fado con degustación de vino de Oporto

– Tour en kayak por el río

– Conocer el vino de Coímbra con una visita a la bodega Prior Lucas

Dónde comer en Coímbra

Un lugar que nos encantó muy cerca de la catedral nueva fue O burrito, que es un restaurante vegano.
 

Sin embargo, si buscas comida tradicional, teníamos apuntado Ze Manel dos Ossos, al que no fuimos pero que tiene muy buenas opiniones. Eso sí, es posible que tengas que esperar para sentarte. 

De todas formas, no creemos que vayas a tener problemas en encontrar un buen restaurante en esta ciudad.

Si quieres saber los mejores lugares de la ciudad para saborear sus platos típicos, puedes realizar este tour gastronómico por Coímbra
 

¿Vas a viajar a Portugal?

Pues esta información puede resultarte útil. Además, al usar nuestros enlaces nos ayudas a seguir creando contenido 😊

Encuentra los mejores vuelos con Skyscanner, además de coches de alquiler

Encuentra las mejores ofertas en alojamiento con quehoteles

Sácale el máximo partido al viaje con las actividades de Civitatis o GetYourGuide

Guarda todos tus recuerdos con un álbum personalizado de 51Trips y ahórrate un 5% con nuestro código VIAJANDODEINCOGNITO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *