Visitar las iglesias fortificadas de Transilvania

En la Edad Media, las invasiones otomanas obligaron a la construcción de las iglesias fortificadas de Transilvania. Actualmente, puedes visitar muchas de ellas y sentirte transportado en el tiempo dentro de sus murallas. ¿Nos acompañas?

Collage de 8 fotos sobre las iglesias fortificadas de Transilvania

¿Estás organizando una ruta por Rumanía y no sabes qué iglesias fortificadas de Transilvania visitar? estás en el sitio correcto, pues vamos a hablarte de algunas de ellas.

Así, nos vamos a centrar en las siete iglesias que fueron incluidas en la Lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en la década de 1990. Además, incluimos también la de Harman, que se encuentra muy cerca de Brasov.

Sin embargo, en esta región hay más de 150 iglesias fortificadas, por lo que seguro que hay alguna interesante que te viene bien para incluir por tu ruta por Transilvania. Porque, aunque cada una sea diferente, todas comparten una serie de características.

Al final del post encontrarás un mapa con todas las iglesias fortificadas de Transilvania que nosotros visitamos. 

Pero antes…

Cómo llegar a las iglesias fortificadas de Transilvania

La mayoría de las iglesias fortificadas se encuentran en el sureste de esta región y la mejor manera de conocerlas es haciendo una ruta en coche por Transilvania.

Para llegar hasta aquí, puedes volar a Bucarest, pero, que sepas, que hay varios aeropuertos en Transilvania, como los de Brasov, Sibiu o Cluj Napoca.

Te recomendamos usar Skyscanner para buscar las mejores ofertas en vuelos, pues permite ver de forma muy visual qué fechas saldría más barato volar o cuál sería el destino más económico.

Además, en esta página puedes encontrar también las mejores ofertas en coches de alquiler.

Sin embargo, si quieres despreocuparte de organizar una ruta, siempre puedes unirte a alguna de las excursiones que inclyen alguna de las iglesias fortificadas de Transilvania.

Excursión a Harman y Prejmer desde Brasov

Viaje a Sighisoara y Viscri desde Brasov

Tour de dos días por Transilvania

Excursión a Sighisoara y Biertan desde Sibiu

¿Por qué hay tantas iglesias fortificadas en Transilvania?

Para contestar a esta pregunta tenemos que retroceder al S. XIII, cuando Transilvania estaba en constante amenaza de ser invadida por los otomanos o los tártaros.

Así, para defenderse, amurallaron sus ciudades más importantes, como Sighisoara o Brasov, y, en las localidades de menor tamaño, fortificaron sus iglesias, incluyendo murallas y torres defensivas, así como otras dependencias internas.  

Actualmente, hay unas 150 iglesias fortificadas de Transilvania, pero llegó a haber 300. Estas datan de los siglos XIII al XV y presentan una gran variedad de estilos arquitectónicos.

¿Quiénes construyeron las iglesias fortificadas de Transilvania?

Sus constructores fueron los pueblos sajones de Transilvania y los Szekler, sículos en castellano.

Los sajones llegaron a Transilvania allá por el S. XII, cuando los reyes de Hungría invitaron a colonos alemanes a establecerse aquí para defender sus fronteras e impulsar la economía del Reino. 

Por su parte, los sículos provienen de Hungría y se establecieron en el sureste de Transilvania durante el siglo XI.

Iglesias fortificadas de Transilvania en la Lista del Patrimonio de la Humanidad

Como ya hemos dicho, hay muchísimas iglesias fortificadas en Transilvania, por lo que es imposible visitarlas todas.

Nosotros lo comprobamos al conducir por la zona, pues no parábamos de ver carteles anunciando este tipo de construcciones y de verlas al cruzar las distintas localidades.

Por eso, para simplificar, decidimos visitar las iglesias fortificadas de Transilvania incluidas en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, además de la de Harman, que nos pillaba muy bien y habíamos oído buenas opiniones sobre ella.

Supusimos que así conoceríamos buenos ejemplos y, además, creímos que serían más fácil de visitar, pues, al igual que las iglesias de madera de Maramures, alguna de ellas sólo abren tras llamar por teléfono al encargado.

Nosotros visitamos estas fortificaciones prácticamente solos, pero, si en tu viaje coincides con muchos turistas, siempre puedes acercarte a alguna de las que no están incluidas en esta lista, que, seguramente, serán menos visitadas.

La primera iglesia fortificada de Transilvania incluida en la lista de la Unesco fue la de Biertan en 1993 y, en 1999, se incluyeron otras seis aldeas con estas construcciones.

Estas son las de Valea Viilor, Biertan, Saschiz, Viscri, Prejmer y Calnic, que son aldeas sajonas, y la de Darjiu, que es un pueblo sículo.

Nosotros visitamos todas menos la de Calnic, pero, si tienes poco tiempo, siempre puedes ver qué iglesias te quedan bien en tu ruta y elegir un par de ellas. Y es que, al final, todas presentan una serie de características comunes.

Características de las iglesias fortificadas de Transilvania

Visitándolas, vas a encontrar diferentes tipos de fortificaciones, desde pequeños recintos amurallados, hasta una verdadera fortaleza con múltiples murallas y torres defensivas. Eso sí, la iglesia estará en el centro y se habrá adaptado a su función defensiva. Esta será románica o gótica y presentará distintas adiciones hechas a lo largo de su historia.

Dentro de las murallas, habrá diversas salas, que podían albergar a los habitantes y, en tiempos de paz, servir como almacenes o graneros. En general, una de las torres de la fortificación será la llamada torre del beicon.

Y es que, una vez las iglesias perdieron su carácter militar, esta se convirtió en una sala comunitaria, cuya función era el mantenimiento de este producto, pues su temperatura era constante a lo largo del año. Según leímos, el número de la casa se escribía sobre la piel del beicon y un día a la semana se permitía el acceso a la sala para cortar un trozo suficiente para esa semana.

De este modo, durante tu visita a las iglesias fortificadas de Transilvania, podrás visitar no sólo el templo, sino también las diferentes salas y subir a sus torres. Eso sí, el acceso no suele ser fácil, pues las escaleras de madera suelen ser estrechas e irregulares.

Además, en muchas de las iglesias, algunas salas guardan ahora herramientas antiguas, muebles o trajes tradicionales, por lo que podrás aprender también sobre la cultura de estos pueblos.

Y ahora vamos a hablarte un poco de cada una de las que visitamos, en el orden en que nosotros las conocimos.

Visita a la iglesia fortificada de Darjiu

Darjiu está a unos 35 kilómetros al este de Sighisoara y a unos 95 kilómetros al norte de Brasov.
 
Para visitar esta iglesia puedes aparcar en la calle de manera gratuita. Nosotros la encontramos cerrada y tuvimos que llamar al encargado para poder entrar. 
 
Horario: de 10:00 a 18:00
Precio: 10 RON

La iglesia fortificada de Dârjiu fue construida por los sículos, inicialmente era católica, pero, tras la Reforma, se convirtió en iglesia unitaria. 

Su construcción comenzó a finales del S. XIII, comienzos del XIV, alcanzando su aspecto gótico en el S. XV. Una de sus características principales son los frescos que decoran sus paredes interiores, que datan de 1419. Entre las imágenes destaca la leyenda de San Ladislao.

Las fortificaciones fueron levantadas sobre el 1400 y alcanzaron su forma definitiva alrededor de 1530. Los muros alcanzan una altura de unos 5 metros y su elemento más antiguo es la torre. 

Nuestra opinión

A nosotros nos gustó mucho, porque, aunque era más sencilla que otras, pudimos entrar en todas sus salas y subir a la torre. Eso sí, fue una pequeña aventura, pues el acceso a ellas se hacía a través de escaleras de madera irregulares y estaba todo bastante oscuro. 

Además, el interior de la iglesia fue de los que más nos gustó, gracias a sus frescos y a lo cuidada que estaba. Y es que todo estaba muy bien decorado. Imagínate que cada Biblia estaba envuelta en su propio pañito bordado en azul

Visita a la iglesia fortificada de Valea Viilor

Valea Viilor está en una región vitivinicola a unos 50 kilómetros al oeste de Sighisoara y a unos 50 kilómetros al norte de Sibiu.
 

Al llegar, puedes aparcar de manera gratuita en la calle. Esta también la encontramos cerrada y tuvimos que llamar al encargado, que vino enseguida.

Horario: abre de lunes a sábado de 10:00 a 13:00 y de 14:00 a 18:00. Este horario era de octubre a abril, no sabemos si cambiará fuera de este periodo.
Precio: 10 RON

La iglesia fortificada de Valea Viilor fue construido por los sajones como iglesia católica, pero se convirtió en luterana tras la Reforma.

Se construyó en el S. XV, en el lugar de una antigua iglesia románica, y fue dedicada a San Nicolás. De estilo gótico, la iglesia se fortificó alrededor del 1500, cuando sufrió también muchas modificaciones. Los muros que la rodean alcanzan entre los 6 y 7 metros de altura y se han conservado tres baluartes. 

Como en otras iglesias, pudimos entrar en sus salas y subir a su torre. Además, junto a la entrada había una habitación con objetos típicos de los sajones.

Nuestra opinión

Esta fue la iglesia que menos nos gustó, pues no tenía ningún aspecto que destacase sobre el resto.

Visita a la iglesia fortificada de Biertan

La de Biertan es una de las iglesias fortificadas de Transilvania más impresionantes y la primera que fue incluida en la Lista de Patrimonio de la Humanidad. Esta se encuentra a 30 kilómetros al este de Sighisoara y a unos 75 kilómetros al noreste de Sibiu.
 

Puedes aparcar de manera gratuita junto a la iglesia, que es una de las más conocidas. De hecho, aquí coincidimos con algunos visitantes.

Horario: abre de 10:00 a 13:00 y de 14:00 a 19:00
Precio: 15 RON

La iglesia fortificada de Biertan fue construida por los sajones de Transilvania. Al igual que las anteriores, en un principio era católica, pero pasó al rito luterano tras la Reforma.

El hecho de que tanto la iglesia como sus fortificaciones sean tan impresionantes, se explica al haber sido la sede de la iglesia luterana sajona de 1572 a 1867, cuando pasó a Sibiu.

El templo es de estilo gótico tardío y se comenzó a construir a finales del S. XV, en el sitio de una iglesia románica anterior. Dedicada a la Virgen María, en su interior destaca el retablo del altar mayor, que tiene 28 paneles pintados de finales del S. XV. Asimismo, el púlpito tallado de piedra data de la primera mitad del S. XVI. 

Además, hay otro elemento interesante dentro de la iglesia y es la complicada cerradura de la puerta de la sacristía, que fue realizada en la década de 1510 y expuesta en la Exposición Universal de París de 1900.

Por otro lado, su sistema de defensa está considerado como el más poderoso de las iglesias fortificadas de Transilvania. Este consiste en tres filas de murallas, 6 torres y dos bastiones y comenzó a construirse en el S. XIV, terminándose en el S. XVII.

Además de pasear por sus murallas y entrar en la iglesia, puedes ver el campanario de madera del S. XVIII, la torre del mausoleo, que contiene las lápidas de varios obispos de Biertan y la torre católica, donde hay una capilla utilizada por los sajones que mantuvieron su antigua fe y presenta un mural del S. XVI.

Sin embargo, su habitación más curiosa es la «prisión matrimonial», que estaba dirigida a las parejas que querían divorciarse. Así, antes de hacerlo, se les confinaba aquí dos semanas, donde sólo había una cama, una mesa, una silla, un plato y una cuchara. Se dice que en 300 años sólo una pareja acabó divorciándose.

Nuestra opinión

Impresionante por fuera y con un interesante acceso a través de una larga escalera de madera cubierta, por dentro nos dejó un poco fríos. No porque no estuviera bien, sino porque no se podía acceder a casi ninguna sala, lo que le quitaba el encanto de otras visitas.

A 4 kilómetros de Biertan está la pequeña localidad de Copsa Mare, que también tiene una iglesia fortificada. Nosotros nos planteamos visitarla, pero al final decidimos pasar más tiempo en Sighisoara.

Si quieres saber cómo organizamos nuestro tiempo en Transilvania, te lo contamos en ruta por Rumanía de doce días.

Visita a la iglesia fortificada de Saschiz

La iglesia fortificada de Saschiz está a unos 20 kilómetros al este de Sighisoara y a unos 100 kilómetros al noroeste de Brasov.
 

Puedes aparcar de manera gratuita en la calle junto a la iglesia.

Horario: abre de 9:00 a 17:00 y cierra los martes y miércoles.
Precio: 10 RON, niños 6 RON

Esta iglesia fue construida por los sajones como iglesia católica, pero se volvió luterana tras la Reforma. 

Dedicada a San Esteban de Hungría, su construcción en estilo gótico tardío comenzó a finales del S. XV, en el sitio de una basílica románica anterior. 

El complejo estaba rodeado por una muralla que no se conserva, pero su perímetro está marcado por una valla. De hecho, de su sistema defensivo sólo mantiene la torre norte, que se transformó en campanario en el S. XVII y tiene un aire a la torre del reloj de Sighisoara. 

Su aspecto actual se debe a una restauración de 1832, año que está escrito en su tejado.

El conjunto se completa con una ciudadela del S. XIV construida en una colina cercana a Saschiz, que, en el momento de nuestra visita, estaba cerrada por obras de restauración.

Nuestra opinión

No la visitamos por dentro, pero si te pilla de camino, merece la pena aparcar el coche para disfrutar de las vistas de la torre de la iglesia y la ciudadela en lo alto de la colina.

Visita a la iglesia fortificada de Viscri

La iglesia fortificada de Viscri está a unos 45 kilómetros al sureste de Sighisoara y a unos 80 kilómetros al noroeste de Brasov.
 

Puedes aparcar de manera gratuita en la calle junto a la iglesia.

Horario: abre de 10:00 a 18:00 de abril a octubre y de 11:00 a 15:00 de noviembre a marzo. La última entrada es media hora antes del cierre.
Precio: 15 RON, niños mayores de 6 años, estudiantes y mayores de 65 años 8 RON
Puedes chequear la información actual sobre la visita en su página web.
 

La iglesia fortificada de Viscri, en alemán Weisskirch, fue construida como iglesia católica, volviéndose luterana tras la Reforma. 

En el S. XIII, los sajones construyeron una iglesia románica que integraba una antigua capilla del S. XII. Esta había sido levantada previamente por los sículos en piedra caliza de color blanco verdoso. 

Más tarde, en el S. XIV, la iglesia sufrió varias modificaciones y ya, en el S. XVI, fue fortificada. Fue entonces cuando el templo se conectó a la torre del homenaje, que era una antigua torre residencial independiente del S. XIII. Con el tiempo, como es normal, se fueron llevando a cabo más modificaciones en su diseño.

Sin embargo, todavía se mantienen sectores del recinto ovalado del S. XIII, cuyos muros alcanzaban entre los 5 y los 7 metros de altura.

Actualmente, dentro de las murallas hay algunas salas donde puedes ver trajes tradicionales, muebles antiguos y objetos cotidianos de los sajones. Además, vimos una pequeña exhibición sobre la tradición de la cerámica en la ciudad medieval de Medias.

Nuestra opinión

Esta es una de las iglesias fortificadas de Transilvania que más nos gustó.

Y es que, a pesar de no ser grande ni monumental, está muy bien conservada y se encuentra en el punto más alto de una localidad muy tranquila y tradicional. Todo ello le aporta un aspecto de ciudad fortificada anclada en el pasado.

En Viscri puedes visitar también la casa del príncipe de Gales.

Visita a la iglesia fortificada de Prejmer

La iglesia fortificada de Prejmer se encuentra a unos 20 kilómetros al noroeste de Brasov y puedes aparcar de manera gratuita en la calle.
 
Aquí te dejamos su página web, para que puedas chequear la información actual sobre la visita.
 
La entrada se compra en una máquina que hay cerca de la entrada.
 
Horario: abre de 9:00 a 18:00 y los domingos desde las 11:00
Precio: 30 RON, niños y estudiantes 10 RON

Alrededor de 1210, los caballeros teutónicos se establecieron en Prejmer y comenzaron la construcción de esta iglesia en 1218. Dedicada a la Santa Cruz, era de estilo gótico y tenía planta de cruz griega, siendo única en Transilvania.

Tras la expulsión de la Orden en 1225, fueron los cistercienses quienes les sustituyeron y finalizaron la iglesia.

Esta sufrió varias modificaciones. Así, a mediados del S. XV, se le añadió un campanario y, en el S. XVI, se modificó su antigua planta de cruz griega.

Su interior es sencillo, pero conserva el retablo tríptico más antiguo de Transilvania de mediados del S. XV.

Debido a su localización, Prejmer fue muy atacada por los otomanos. De hecho, la aldea fue destruida más de 50 veces entre los siglos XIII y XVII.

Por este motivo, la iglesia fue fuertemente fortificada entre los siglos XV y XVI, construyéndose muros circulares que tenían entre 3 y 4 metros de espesor y 12 metros de altura. Además, se rodeó de un foso.

En su interior había 270 habitaciones, con mucho espacio de almacenamiento y sitio para unas 1600 personas. 

La iglesia fortificada de Prejmer sufrió frecuentes daños y modificaciones, pero se restauró a su forma original a mediados del S. XIX.

Cuando la visites, entrarás a través de un túnel de unos 30 metros de largo, que está protegido por un rastrillo. Dentro, podrás conocer su iglesia, visitar varias salas con herramientas y muebles antiguos y recorrer su paseo de defensa.

Una de las salas, que está decorada con frescos del S. XVIII, es la antigua escuela, que, en este caso, se encontraba dentro de los muros de la iglesia. Aquí se impartía clase durante los asedios y estuvo en uso hasta 1853, cuando se abrieron escuelas en la plaza principal de la comunidad.

Antes de irte, puedes entrar en un museo que tienen numerosos objetos de los sajones de Transilvania. 

Nuestra opinión

Aunque la localidad de Prejmer no tenga el encanto de las anteriores, la visita a su iglesia fortificada es de las más completas, pues hay un pequeño museo sobre los sajones, muchas salas amuebladas y puedes pasear por su camino defensivo sobre las murallas. 

Además, al estar tan cerca de Brasov, es perfecta para combinarla con la visita a esta ciudad.

Iglesia fortificada de Harman

La iglesia fortificada de Harman está a unos 15 kilómetros al noroeste de Brasov y puedes aparcar de manera gratuita en la calle.
 
Puedes chequear la información actual sobre la visita en su página web.
 
Horario: abre de 9:00 a 18:00 de lunes a sábado y los domingos de 10 a 18:00. De noviembre a marzo abre todos los días de 10:00 a 16:00. 
Precio: 15 RON, niños mayores de 10 años, estudiantes y mayores de 65 años 10 RON, niños entre 6 y 10 años 5 RON. Los menores de 6 entran gratis.

Los orígenes de Harman se encuentran en la primera mitad del S. XIII, cuando la Orden Teutónica se expandió en esta área y trajo colonos alemanes a sus asentamientos.

La iglesia de San Nicolás se construyó en el S. XIII como un templo románico de tres naves y, alrededor del 1300, se le añadió un imponente campanario.

A este podrás subir durante tu visita para ver la vista de los alrededores. Si lo haces, tenemos una recomendación para ti: intenta no estar arriba durante el repique de las campanas, pues es ensordecedor.

Dentro de la iglesia, que está decorada en parte con alfombras orientales, llama la atención los bancos de madera de mediados del S. XVIII sin respaldo. Estos estaban destinados a las mujeres casadas, que no podían recostarse por su vestimenta.

El templo ya estaba integrado en una muralla del S. XIII, pero, debido a las invasiones otomanas, esta se reforzó ampliamente entre los siglos XV y XVII. Así, entre otras medidas, el muro se elevó hasta los 10 o 12 metros y se le añadió un camino defensivo cubierto que conectaba todas sus torres fortificadas.

Ya en el S. XVIII, la fortificación perdió su papel defensivo, pero continuó sirviendo de almacén y custodia hasta 1862. 

Y hemos dejado para el final uno de los espacios más bonitos de esta iglesia, una sala decorada con murales del S. XV. Esta era una capilla de alrededor del 1300, que formaba parte del muro del S. XIII que rodeaba la iglesia inicialmente. En el S. XV, cuando se mejoró el sistema defensivo, esta se convirtió en una torre de defensa y fue entonces, cuando se decoró con los murales que se han conservado hasta el día de hoy.

Nuestra opinión

Esta visita nos pareció muy parecida a la de la iglesia fortificada de Prejmer, es decir, muy completa, pues visitas la iglesia, salas decoradas y recorres el camino de defensa. 

Lo que nos gustó, es que en la entrada nos dejasen un libro informativo en nuestro idioma, que nos fue muy útil durante la visita. 

Iglesia fortificada de Calnic

La iglesia fortificada de Calnic está a unos 55 kilómetros al oeste de Sibiu.
 
Horario: abre de 10:00 a 13:00 y de 14:00 a 18:00, los domingos cierra a las 17:00. Los lunes no abre.
Precio: 15 RON

El origen de esta iglesia fortificada es diferente al de las anteriores, pues, sobre 1270, un noble de la zona construyó una torre residencial, que llegó a ser conocida como la torre Sigfrido. Debido a los numerosos ataques enemigos, esta fue fortificada.

Sin embargo, en 1430, la familia vendió la torre a los sajones. Estos la ampliaron y, a finales del S. XV, construyeron una pequeña iglesia en el lugar de un edificio sacro anterior.

Actualmente, la iglesia fortificada de Calnic consta de dos hileras de murallas con dos torres y un baluarte. Dentro, puedes visitar la pequeña iglesia y la torre del homenaje, que domina el complejo con su altura.

Además, dentro de la torre puedes aprender sobre la vida de los sajones y la tradición vitivinícola de esta aldea, pues se exponen herramientas y enormes barricas de vino.

Como no la visitamos, no podemos opinar sobre ella.

Mapa con las iglesias fortificadas de Transilvania incluidas en la lista de la Unesco

En este mapa hemos incluido las siete aldeas con iglesias fortificadas de Transilvania que están incluidas en la lista de la Unesco, además de la de Harman. 

También hemos marcado las ciudades más visitadas de Transilvania, Sighisoara, Brasov y Sibiu, para que te ayude a preparar una ruta por esta región.

Mapa indicando las iglesias fortificadas de Transilvania incluidas en la lista de la Unesco más Harman, así como las ciudades más visitadas de Transilvania.

¿Vas a viajar a Rumanía?

Pues esta información puede resultarte útil. Además, al usar nuestros enlaces nos ayudas a seguir creando contenido 😊

Encuentra los mejores vuelos con Skyscanner, además de coches de alquiler

Encuentra los mejores hoteles con quehoteles

Sácale el máximo partido al viaje con las actividades de Civitatis o GetYourGuide

Guarda todos tus recuerdos con un álbum personalizado de 51Trips y ahórrate un 5% con nuestro código VIAJANDODEINCOGNITO

1 comentario en “Visitar las iglesias fortificadas de Transilvania”

  1. A mí me encanta visitar las iglesias, las catedrales, los monasterios, etc. Transilvania tiene ese encanto misterioso que le ha dado las películas de vampiros, etc. Tomo nota. Las imágenes preciosas. Gracias por compartirlo. un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *