Qué ver en Óbidos, la ciudad de las Reinas

Hay varios sitios interesantes que ver en Óbidos, entre ellos su muralla y su bien conservado castillo medieval. No podía ser de otra manera en una ciudad con una historia tan rica, que fue puesto de avanzada romano, estuvo bajo dominio musulmán y fue regalo de bodas para las reinas de Portugal. ¿Nos acompañas?

Collage de 8 fotos sobre qué ver en Óbidos

Óbidos es una bonita ciudad que te hará sentirte en el Mediterráneo, a pesar de que esté muy cerca del océano Atlántico.

Y es que dentro de sus murallas, predomina el color blanco de sus casas encaladas con franjas azules y amarillas y el morado de las buganvillas que decoran las fachadas.

Aparte, la ciudad ha sabido conservar su aspecto medieval y su plano laberíntico de calles estrechas y empedradas, recuerdo de su pasado árabe.

En este post te contamos qué ver en Óbidos, una de las localidades que más nos gustaron de Portugal.

Y si vas a viajar a este país, igual te interesa alguno de nuestros posts:

De Lisboa a Oporto en una ruta por Portugal de dos semanas

Qué ver en Sintra, la mejor excursión desde Lisboa

Monasterios Unesco de Portugal: Alcobaca, Batalha y Tomar

Qué ver en Coímbra

Qué hacer en Aveiro

Dónde está y cómo llegar a Óbidos

Situada a unos 20 kilómetros de la costa del Océano Atlántico, la ciudad se encuentra en lo alto de una colina, rodeada por una muralla defensiva.

Óbidos está a unos 85 kilómetros al norte de Lisboa y a unos 100 km de Sintra, ciudad de la que veníamos nosotros dentro de nuestra ruta por Portugal.

Creemos que el coche es una buena opción para llegar hasta aquí y, después, seguir conociendo los alrededores.

Los parkings están fuera de las murallas y hay varias opciones: el que está junto al acueducto, que está gestionado por los bomberos y tiene un precio muy asequible, otro parking cercano a este que es de tierra y gratuito, así como el de la oficina de turismo, que es de pago.

Aunque puedes llegar en tren desde Lisboa, pues Óbidos tiene estación, el viaje dura unas tres horas y tienes que hacer un par de cambios. Para consultar horarios y precios, entra en la página web de la compañía de trenes portuguesa.

Por lo que, en este caso, es mejor llegar en autobús. Así, la compañía Rodotejo ofrece viajes a Óbidos desde Lisboa que duran una hora.

Y si quieres despreocuparte de la organización del viaje, puedes reservar esta excursión por libre a Óbidos desde Lisboa o unirte a un tour organizado con el que conocerás, además, otros lugares de la región.

Desde Lisboa: excursión a Óbidos y Nazare

Excursión a Óbidos, Fátima y Nazaré desde Lisboa

También puedes conocer esta bonita ciudad desde Fátima con esta excursión a Batalha, Alcobaca, Nazaré y Óbidos.

Historia de Óbidos

Habitada por lusitanos, romanos, visigodos y musulmanes a partir del S. VIII, la ciudad fue conquistada en 1148 por Alfonso Henriquez I rey de Portugal. 

En 1210, el rey Alfonso II entregó el título de esta villa a su mujer, la reina Urraca de Castilla. Desde entonces, Óbidos fue patrocinado por varias reinas de Portugal, quienes la convirtieron en una encantadora ciudad con sus donaciones. Es por esto, que se le conoce como Vila das Rainhas o ciudad de las reinas.

El terremoto de Lisboa de 1755 causó graves daños en el pueblo, provocando que se perdiese, en parte, la arquitectura de inspiración árabe y medieval.

Durante las Guerras Napoleónicas, muy cerca de Óbidos, tuvo lugar la batalla de Rolica, donde las tropas de Napoleón sufrieron una importante derrota. 

Y ya en el S. XX, en Óbidos tuvo lugar una importante reunión para la futura Revolución de los Claveles, que supuso el fin de la dictadura del país.

Qué ver en Óbidos

La verdad es que el tamaño de esta villa es pequeño, por lo que no tardarás mucho en descubrir todos los lugares que hay ver en Óbidos.

Pero tómate tu tiempo, pues Óbidos es una ciudad para disfrutar sin prisas. Una vez entres en la ciudad amurallada, recorre sus pocas calles que te irán guiando a sus lugares de interés.

Y si quieres conocer más detalles sobre esta villa, puedes unirte a este free tour por Óbidos o bien, a esta visita guiada.

Y ya, sin más dilación, comencemos con los lugares que ver en Óbidos

Porta da Vila

La muralla de Óbidos tiene cuatro entradas, pero entre todas ellas destaca la puerta de la Villa o puerta de Nuestra Señora de la Piedad, que se terminó en el S. XIV y en cuyo interior hay una capilla del S. XVII decorada con azulejos del S. XVIII. 

En ella hay una inscripción que fue ordenada por el rey Joao IV para agradecer la protección de la Virgen en la Guerra de la Restauración portuguesa de mediados del S. XVII.

No se nos ocurre mejor manera para empezar a conocer la ciudad, que entrar por esta puerta y encontrarte con la vista de las calles empedradas de Óbidos.

Murallas defensivas

Como ya hemos dicho, Óbidos está rodeado por una muralla, que comenzó a levantarse en época musulmana y, con los siglos, fue modificándose.

Su perímetro almenado es de unos 1500 metros y en él se suceden diversas torres defensivas de planta cuadrada y circular. Sus muros llegan a elevarse hasta una altura de 13 metros.

Puedes subir a ella por la puerta de la Villa, donde hay un estupendo mirador desde donde disfrutar de una bonita perspectiva de Óbidos. 

Y, si te atreves, puedes recorrerla, pero cuidado, porque no tiene protección y el suelo es algo irregular, por eso, no lo consideramos recomendable para hacer con niños o si tienes vértigo.

Castillo medieval de Óbidos

Al final de la calle principal, la Rua Direita, verás el imponente castillo medieval de Óbidos, que domina el pueblo y que, a día de hoy, alberga la Pousada do Castelo.

Esta fortificación medieval, con origen romano, ha sufrido diversas modificaciones a lo largo de los años, presentando influencia románica, gótica, barroca y manuelina. Y, durante su historia, no sólo tuvo papel defensivo, pues en el S. XVI se convirtió en palacio

Puedes pasear por su parte trasera, donde hay buenas vistas del propio castillo, de las murallas y de los alrededores. De hecho, desde aquí puedes ver el Santuario do Senhor Jesus da Pedra, del que hablaremos enseguida.

En el castillo se organiza todos los años en julio un mercado medieval, que, la verdad, tiene que estar muy bien, pues el escenario es perfecto, ya que Óbidos ha sabido conservar de maravilla su arquitectura medieval.

Además, en 2007, este castillo fue elegido una de las Siete maravillas de Portugal.

Iglesia de Santa María

Paseando por la Rua Direita, que está llena de tiendas, llegarás hasta la plaza de Santa María, donde se encuentra la iglesia del mismo nombre, que destaca por su fachada blanca con columnas renacentistas. Aquí, en 1441, tuvo lugar la boda entre Alfonso V y su prima Isabel, de 10 y 8 años respectivamente.

Fundada en el S. XII, se dice que su origen se remonta al periodo visigodo, habiéndose transformado en mezquita en época musulmana.

La iglesia ha sufrido varias modificaciones a lo largo de su historia y en su interior verás un techo con pinturas del S. XVII y las paredes revestidas con azulejos también del S. XVII.

Además, dentro hay cuadros de Josefa de Óbidos, una pintora de gran prestigio del S. XVII, que nació en Sevilla y murió en Óbidos, donde vivió muchos años.

Enfrente se encuentra la picota, símbolo de la justicia durante la Edad Media, donde se castigaba a los criminales. Esta se encuentra decorada con una red de pesca. Se dice que la reina Leonor quería rendir homenaje a los pescadores que le trajeron el cuerpo muerto de su hijo Alfonso.

Otras iglesias que ver en Óbidos

Y aunque la iglesia de Santa María sea la principal, hay otros edificios religiosos que ver en Óbidos.

La iglesia de la Misericordia, que fue reconstruida en el S. XVII y en su interior presenta una bonita decoración a base de azulejos del S. XVII.

Frente a la entrada de este templo hay una cruz de piedra y frente a ella, un edificio en piedra con puertas y ventanas en estilo gótico, que, según algunas opiniones, fue la antigua sinagoga de Óbidos.

Sea como fuere, es un rincón muy bonito de la ciudad.

Iglesia de San Pedro, que, aunque sus orígenes se encuentren en la Edad Media, poco queda de este edificio, pues fue reformada en el S. XVI. Además, se vio muy afectada por el terremoto de 1755.

La pintora Josefa de Óbidós fue enterrada en ella.

Justo enfrente, está la capilla de San Martinho, que fue construida en el S. XIV, 

A dos kilómetros del centro está el Santuario do Senhor Jesus da Pedraun edificio barroco con planta hexagonal del S. XVIII donde se venera un crucifijo paleocristiano en piedra. Este fue un importante lugar de peregrinación.

Si tienes tiempo, te recomendamos acercarte hasta él. Si no, puedes conformarte con verlo de lejos desde el castillo de Óbidos.

Museo Municipal

En la Rua Direita se encuentra también el museo de Óbidos, donde destacan las pinturas de Josefa de Óbidos. 

Abre de 9:30 a 13;00 y de 14:00 a 17:30. Cierra los lunes.

Acueducto de Usseira 

Fuera de las murallas, puedes ver el acueducto que fue mandado construir por la reina Catalina de Austria, esposa de Joao III, en el S. XVI, para abastecer de agua a Óbidos.

Este tenía tres kilómetros y conectaba las montañas de Usseira, donde estaba la fuente de agua, con las fuentes de Óbidos. 

Librerías

En 2015, Óbidos fue declarada ciudad literaria por la Unesco y celebra anualmente un festival Internacional de Literatura en octubre 

Además, paseando por ella, te encontrarás con alguna librería que va a llamar tu atención.

Por ejemplo, cerca de la entrada al castillo, está la iglesia de Santiago, que fue construida en el S. XII, aunque quedó destruida tras el terremoto de 1755, siendo reconstruida en el S. XVIII. 

Sin embargo, hoy la gente no entra a rezar, sino a buscar libros, pues dentro hay una librería. 

Asimismo, si entras en la tienda Comur, una cadena conservas, verás que su decoración también refleja el gusto por los libros. 

Y en el mercado biológico, en la Rua Direita, la venta de libros se combina con la de alimentos.

Calles y rincones de Óbidos

Una vez sabes ya que monumentos tienes que ver en Óbidos, sólo te queda pasear por sus calles empedradas, buscando bonitos rincones.
 

Qué ver en los alrededores de Óbidos

– A unos 25 kilómetros al oeste de Óbidos, es decir, justo en la costa portuguesa, se encuentra Peniche, una ciudad con bonitas vistas al mar, playas para los amantes del surf y una interesante fortaleza.

Nazaré está a unos 40 kilómetros al norte y es conocida tanto por su Santuario, como por ser el lugar donde se ha surfeado la ola más grande.

– Pero como no todo puede ser playa, a unos 40 kilómetros al norte está el monasterio de Santa María de Alcobaca, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y donde podrás ver los maravillosos sepulcros del rey Pedro y su amante Inés de Castro, así como aprender sobre su historia de amor.

De todos estos lugares, y alguno más, te hablamos en de Lisboa a Oporto en una ruta de dos semanas por el centro de Portugal.,

Dónde comer en Óbidos: Ginjinha

No vas a tener problema en encontrar un lugar para comer en esta ciudad. 

Nosotros nos decidimos por el restaurante Alcaide, que está en Rua Direita y con el que quedamos muy satisfechos.

Y aunque no te quedes a comer en Óbidos, hay un producto que deberías proba, la Ginjinha, un licor de guindas típico de aquí.

Nosotros lo bebimos en una de las muchas tiendas de la calle principal, donde nos la sirvieron en un pequeño barquillo con forma de taza y recubierto de chocolate. Estaba muy rico.

¿Vas a viajar a Portugal?

Pues esta información puede resultarte útil. Además, al usar nuestros enlaces nos ayudas a seguir creando contenido 😊

Encuentra los mejores vuelos con Skyscanner, además de coches de alquiler

Encuentra las mejores ofertas en alojamiento con quehoteles

Sácale el máximo partido al viaje con las actividades de Civitatis o GetYourGuide

Guarda todos tus recuerdos con un álbum personalizado de 51Trips y ahórrate un 5% con nuestro código VIAJANDODEINCOGNITO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *