Visitar la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte

En la costa de Irlanda del Norte hay un lugar con unas formaciones rocosas tan curiosas, que han dado lugar a varias leyendas de gigantes. Sin embargo, su origen no es tan mágico, pues se debe a la antigua actividad volcánica de la zona. Sea como fuere, pasear entre sus piedras hexagonales mientras el mar choca contra ellas, sigue siendo algo difícil de explicar. Por eso, si viajas a Irlanda del Norte, no puedes dejar de visitar la Calzada del Gigante. ¿Nos acompañas?

Collage de 8 fotos sobre visitar la Calzada del Gigante

¿Vas a visitar la Calzada del Gigante? pues has llegado al sitio indicado. Y es que en este post vamos a contarte todo lo que necesitas saber para conocer uno de los lugares naturales más famosos de Irlanda del Norte.

Por cierto, pásate por nuestro blog, donde encontrarás mucha más información sobre este país.

Dónde está la Calzada del Gigante

La Calzada del gigante se encuentra en la costa de Antrim en Irlanda del Norte, a unos 65 km de Derry-Londonderry, a unos 100 km de Belfast y a unos 250 km de Dublín.

Otras localidades de pequeño tamaño cercanas a la Calzada del Gigante son Bushmills, a unos 3 kilómetros, y Coleraine, a unos 17 kilómetros.

Cómo llegar 

En coche

La manera más rápida para llegar a la Calzada del Gigante es en coche. 

Este lo puedes aparcar en el aparcamiento del centro de visitantes, que está incluido en la entrada a la Calzada del Gigante, o en el cercano Causeway Coast Way Car park, que tiene un tamaño reducido y cuesta actualmente £10 por coche. Si quieres aparcar aquí, te recomendamos llegar pronto.

Nosotros dejamos el coche en este aparcamiento y cuando llegamos entre las 10:00 y las 11:00 estaba prácticamente vacío, pero cuando volvimos para irnos, ya estaba completo. Ten en cuenta que nosotros visitamos la Calzada en octubre y en tiempo de pandemia.

Otra opción de aparcamiento es Bushmills, donde puedes aparcar en el Dundrave Car Park y tomar después un autobús hasta la Calzada

En transporte público

También puedes llegar en transporte público. En este caso lo más rápido y sencillo sería salir desde Belfast, pues desde Dublín son demasiadas horas de viaje.

Así, desde la capital de Irlanda del Norte el viaje toma unas 3 horas e implica coger un tren en la Europa Belfast Bus Centre hasta Coleraine y aquí tomar un autobús hasta la calzada. 

La compañía de trenes de Irlanda del Norte es la Translink UK y en su página puedes chequear las posibles rutas para el día que te convenga.

Otra opción es salir de Derry-Londonderry. En este caso, el viaje sería de unas 2 horas aproximadamente.

A pie o en bicicleta

Una buena opción para visitar la Calzada del Gigante es llegar a pie recorriendo alguna de las rutas que llegan hasta ella. 

Por ejemplo, el Portballintrae Causeway loop,  una ruta de 9 km que comienza en el pueblo de Portballintrae, o el North Antrim Cliff Path, que es un camino de unos 8 kilómetros que une el Castillo de Dunseverick y la Calzada.

Por supuesto, puedes recorrer el Causeway Coast Way, una ruta de unos 50 kilómetros que pasa por muchos de los lugares más bonitos de Irlanda del Norte, pero que te llevará varios días.

Asimismo, existen rutas para hacer en bicicleta como la Giant’s Causeway to Benone Cycle Route.

Con un tour organizado

Y por último, hay muchos tours organizados que salen de Dublín y de Belfast y que combinan visitar la Calzada del Gigante con otros lugares de Irlanda del Norte. Te dejamos aquí unos cuantos ejemplos.

– Desde Dublín: excursión a Belfast y a la Calzada del Gigante

– Tour a la Calzada del Gigante, Dunluce y Belfast desde Dublín

– Tour de dos días por Irlanda del Norte.

– Desde Belfast: tour por los escenarios de Juego de Tronos y Calzada del Gigante.

– Excursión a la Calzada del Gigante desde Belfast

Excursión de un día a la Calzada del Gigante y Juego de Tronos desde Belfast

Cuál es el horario de la Calzada del Gigante

La Calzada del Gigante abre todos los días y puede visitarse siempre que haya luz.

Sin embargo, el centro de visitantes y el aparcamiento Causeway Coast Way Park, sí tienen un horario y cierran el 24, el 25 y el 26 de diciembre.

Su horario es el siguiente:

– Del 4 de marzo al 3 de noviembre su horario es de de 9:00 a 17:00, excepto julio y agosto que abre de 9:00 a 18:00.

– Del 4 de noviembre al 3 de marzo abre de 10:00 a 16:00.

La última entrada al centro de visitantes es una hora antes del cierre.

Cuánto cuesta visitar la Calzada del Gigante

Visitar la Calzada del Gigante es gratis, pero tendrás que pagar el aparcamiento. Y no por vehículo, sino por persona. 

Es decir, si llegas andando, en bici o en transporte público, no tendrás que pagar.

Por otro lado, la entrada incluye, además del estacionamiento, una visita guiada y acceso al centro de visitantes, donde hay un pequeño museo sobre la Calzada del Gigante. Asimismo, con tu dinero estás contribuyendo a la conservación de la zona. 

Aunque no es necesario reservar con antelación para visitar la Calzada del Gigante, si que es recomendable, pues así te aseguras tener una plaza al momento de tu llegada.  

Las entradas se compran en la página web de la Calzada del Gigante, donde, además, encontrarás toda la información actualizada sobre la visita.

Al comprarlas tendrás que indicar la hora a la que quieres llegar.

La entrada del 4 de marzo al 3 de noviembre cuesta £15.50 para adultos y £7.75 para menores entre 5 y 17 años.

Si vas fuera de temporada, pagarás £14 por adulto y £7 por menor.

Los niños menores de 5 años no pagan y hay descuentos para familias.

Información sobre la Calzada del Gigante

La característica principal de la Calzada del Gigante son unas 40.000 columnas de basalto que se apiñan unas junto a otras y que son, en su mayoría, hexagonales, aunque, si buscas, puedes encontrar otros polígonos.

En 1986, entró a formar parte del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y, un año más tarde, se convirtió en Reserva Natural Nacional.

Esta atracción natural recibe su nombre de una leyenda y, aunque existen diferentes versiones, todas coinciden en los protagonistas: los gigantes Finn y Benandonner.

En base a la leyenda, este era el hogar de Finn, que se llevaba muy mal con el gigante escocés Benandonner, el cual vivía en la isla de Staffa. Como buenos enemigos, no paraban de tirarse piedras, tanto es así, que acabaron creando una especie de puente.

Un día, Benandonner decidió cruzarlo para luchar con Finn. Parece ser que el gigante escocés era bastante más grande que el irlandés y, al verlo, la esposa de Finn decidió disfrazar a su marido de bebé. 

Cuando Benandonner lo vió se asustó muchísimo, ya que, si el bebé era de aquel tamaño, ¿Cómo sería el padre? 

Por eso, huyó rápidamente a Escocia y para que Finn no pudiera perseguirlo, destruyó la calzada. Al otro lado, en Escocia, en la isla de Staffa, se pueden ver también columnas de basalto.

Sin embargo, el origen de la calzada del Gigante no es tan mágico, pues se formó hará unos 50-60 millones de años a causa de la gran actividad volcánica que había en esta zona. Así, el basalto fundido formó grandes lagos de lava que, al enfriarse y contraerse, dio lugar a estas formaciones geométricas.

En 1692, el obispo de Derry descubrió la Calzada del Gigante, pero no fue hasta 1768, cuando el geólogo Nicolas Desmarest concluyó que el origen de estas formaciones era volcánico. 

Curiosamente, este nunca había estado en la calzada, pero se basó en unos grabados y su similitud con otras formaciones del mundo para desarrollar su teoría.

Qué ver en la Calzada del Gigante

Para conocer la calzada existen diferentes rutas: la verde, la azul, la roja y la amarilla.

Ruta verde

Este camino comienza en el Hotel Causeway, que está al lado del centro de visitantes, y sigue hasta un mirador en Runkerry Head. En total recorres unos 3 kilómetros.

La ruta verde es apropiada para visitantes con movilidad reducida, así como para sillas o coches de bebe, pero no baja a la calzada. 

Desde este mirador, además de una vista panorámica de la calzada, puedes llegar a ver Escocia si el día está despejado.

Si te apetece seguir caminando, puedes alargar la ruta. Eso sí, deja de ser accesible. 

Ruta azul

La ruta azul es un camino de algo más de un kilómetro que lleva del centro de visitantes a la calzada. Es fácil, aunque la cuesta resulte algo empinada a la hora de volver.

Si tienes problemas de movilidad, hay autobuses que van desde el centro de visitantes hasta la Gran Calzada. Este cuesta £1.

Ruta roja

Este camino va por arriba del acantilado y ofrece unas vistas espectaculares de la calzada del Gigante. 

La bajada se hace a través de las escaleras del pastor, shepperd´s steps, que tienen algo más de 160 escalones.

Ruta amarilla

Si quieres caminar, puedes escoger la ruta amarilla, pues es ya de más distancia. Así, te lleva a conocer la costa de Antrim. 

Esta combina la ruta verde y la roja parcialmente, pues no baja a la costa, sino que continúa por arriba del acantilado. 

Nuestra experiencia

Nosotros estuvimos unas dos horas en la Calzada del Gigante y nos dio tiempo a hacer la ruta roja y volver al coche por la ruta azul. 

Y, si puedes hacerlo y tienes tiempo, es algo que te recomendamos, pues es muy completo, ya que tienes una vista panorámica de la calzada, además de disfrutar de esta desde cerca. 

A la vuelta por la ruta azul vas disfrutando de la vista de las 2 bahías, Port Ganny y Portnaboe, donde está la roca que llaman el camello de Finn.

La ruta roja no nos pareció difícil. Sólo hay que tener precaución al acercarse al acantilado y llevar calzado cómodo. 

El problema viene a la hora de decidir el orden. Nosotros hicimos primero la ruta roja y luego la azul. Así, en vez de subir los más de 160 escalones, los bajamos. Sin embargo, ahora lo hubiéramos hecho al revés. 

Y es que, cuando llegamos a la calzada, el número de visitantes era muy reducido, pero al llegar a la parte más conocida, había ya mucha gente. 

Por eso, hubiera sido más conveniente empezar por la ruta azul para disfrutar de la calzada con menos gente y luego ejercitar los glúteos subiendo los escalones. 

Al final, el resultado es el mismo, te vas a enamorar de esta maravilla de la naturaleza, pero si quieres disfrutar de la calzada rodeado de menos gente, te gusta sacar fotos sin tantas personas a tu alrededor y no te importa subir escaleras, igual es mejor hacer primero la azul y luego la roja.

Asimismo, haciendo ambos caminos, descubrirás las diferentes formaciones rocosas con nombres curiosos, como las chimeneas o el órgano. 

Consejos para visitar la Calzada del Gigante

La Calzada del Gigante es uno de los lugares más populares de Irlanda del Norte y recibe numerosos visitantes. De hecho, fue el lugar donde coincidimos con más turistas. 

Por eso, te aconsejamos ir fuera de las horas centrales, es decir, antes de las 11:00 y después de las 14:00. Además, visitarla al atardecer debe de ser una muy buena opción, pues aparte de coincidir con menos gente, si te toca uno bonito, seguro que es un momento difícil de olvidar.

Así, es una buena idea dormir en algún sitio cercano a ella, como en la localidad de Bushmills o en el Causeway hotel, que está justo al lado del centro de visitantes. 

Por otra parte, lleva calzado cómodo y estate atento al caminar, pues la zona de las rocas puede ser resbaladiza. De todas formas, hay vigilantes que andan atentos a que la gente no sea demasiado intrépida.

Además, sé precavido y no te acerques mucho a los acantilados.

Alrededores de la Calzada del Gigante

La costa de Irlanda del Norte está llena de lugares inolvidables, que, además, están muy cerca de la Calzada del Gigante, como por ejemplo, las ruinas del castillo de Dunluce, que están a unos 8 kilómetros, o el puente de Carrick-a-Rede, que se encuentra a unos 11 kilómetros.

Aparte, esta zona es perfecta para los fans de Juego de Tronos, pues está lleno de lugares donde se rodaron escenas de la serie, como Dark Hedges o Cushendun.

De todas formas, te contamos más sobres estos lugares y alguno más en qué ver en la costa de Antrim.

Y, por supuesto, siempre puedes combinar la visita a la Calzada del Gigante con alguna ciudad de Irlanda del Norte, como Belfast o Derry-Londonderry.

¿Vas a viajar a Irlanda?

Pues esta información puede resultarte útil. Además, al usar nuestros enlaces nos ayudas a seguir creando contenido 😊

Encuentra los mejores vuelos con Skyscanner, además de coches de alquiler

Encuentra los mejores hoteles con quehoteles

Sácale el máximo partido al viaje con las actividades de Civitatis o GetYourGuide

Guarda todos tus recuerdos con un álbum personalizado de 51Trips y ahórrate un 5% con nuestro código VIAJANDODEINCOGNITO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *