Qué ver en Sasbachwalden, en cuyas fuentes podrás beber aguardiente

La Selva Negra está llena de pueblos pintorescos con casas de entramado y bonitos paisajes. Sin embargo, Sasbachwalden consigue destacar, gracias a su naturaleza vinícola y a sus rutas de senderismo, durante las cuales te puedes refrescar en alguna de sus muchas fuentes. Eso sí, con aguardiente. ¿Nos acompañas?

Collage de 8 fotos sobre qué ver en Sasbachwalden

La Selva Negra es un gran destino, pues puedes organizar una ruta que incluya bellos paisajes, cascadas, pueblos de ensueño, ciudades termales, el lugar donde nace el Danubio y buenos lugares donde probar sus productos típicos.

Nosotros te contamos todo lo que sabemos de esta región en qué ver en la Selva Negra una guía para descubrir sus secretos

Y te animamos a visitar alguno de sus lugares más bonitos en qué ver en Gengenbach y qué ver en Schiltach. Asimismo, te explicamos qué puedes esperar de sus ciudades mas próximas a su aeropuerto en qué ver en Baden-Baden y qué ver en Karlsruhe.

Además, tenemos también mucha información sobre sus alrededores, como qué ver en Stuttgart, los museos Porsche y Mercedes o las mejores excursiones desde Stuttgart para descubrir el sur de Alemania.

Y una vez hecha la obligatoria publicidad sobre nuestro maravilloso blog, pasamos a hablar de lo que realmente te interesa, qué ver en Sasbachwalden y por qué merece la pena que incluyas esta parada en tu ruta por la Selva Negra. 

Pues bien, Sasbachwalden no es más bonita que otras localidades de la Selva Negra, pero sus numerosos viñedos, sus curiosas rutas de senderismo, sus cascadas y su ambiente tranquilo, la convierten en una parada que engloba todo aquello que uno busca en la Selva Negra.

Además, si quieres saber qué se siente alojándose en un enorme barril de cerveza, igual decides dormir en este pueblo.

Comencemos con qué ver en Sasbachawalden.

Dónde está Sasbachwalden y cómo llegar

Sasbachwalden está en el norte de la Selva Negra, una zona de densos bosques que se extiende entre las ciudades de Karlsruhe y Pforzheim, al norte, y Renchtal y Freudenstadt, al sur. Aunque, en este caso, este pueblo no esté rodeado de bosques sino de viñedos.

Sasbachwalden está a unos 60 kilómetros al sur de Karlsruhe, a unos 30 kilómetros al sur de Baden-Baden y a unos 40 kilómetros al noroeste de Freudenstadt.

Para llegar a la Selva Negra y hacer una ruta que incluya Sasbachwalden, puedes elegir entre el coche, la furgoneta, la caravana, el avión o el tren.

Los aeropuertos más próximos a la Selva Negra son los de Frankfurt, Stuttgart, Karlsruhe-Baden-Baden y Memmingen. Además, gracias a la situación fronteriza de la Selva Negra con Francia y Suiza, también puedes echar un vistazo a los de Estrasburgo, Basilea – Mulhouse- Friburgo Zúrich.

Para encontrar los vuelos que mejor se adaptan a tus fechas y presupuesto, te recomendamos entrar en Skyscanner, desde donde también podrás reservar hoteles y coches de alquiler. 

También puedes llegar en tren a las estaciones de Estrasburgo y Stuttgart. Desde la de Stuttgart, usando los trenes de la Deutsche Bahn, puedes llegar a la mayoría de los lugares de la Selva Negra.

Sin embargo, Sasbachwalden no tiene estación de tren, por lo que tendrás que llegar primero hasta la localidad de Achern, a unos 5 kilómetros al oeste, y allí tomar un autobús, como el 423 o el 400. Puedes chequear la ruta que más te convenga en la página web de la Deutsche Bahn.

Y, como es muy probable que llegues hasta aquí en tu propio vehículo, te recomendamos leer consejos para conducir por las carreteras alemanas, donde hablamos sobre la importancia de los neumáticos en este país y sobre la pegatina que necesitas para poder conducir por la mayoría de las ciudades alemanas, como Friburgo o Stuttgart. 

Por supuesto, si viajes con un coche alquilado en Alemania, la compañía se habrá preocupado de que todo esté a punto.

Aparcar en Sasbachwalden

Nosotros llegamos en coche y aparcamos de manera gratuita en el parking cuya entrada está en la intersección entre Engelweg y Königsrainstrasse, justo a la entrada del pueblo.

Muy cerca, en la parte trasera de la bodega Alde Gott, hay un parking para autocaravanas. Te dejamos su página web para que puedas mirar sus condiciones.

Además, vimos un aparcamiento gratuito junto a la cascada de Gaishöll y también habíamos leído sobre un aparcamiento junto a la oficina de turismo, que se encuentra en la Kurhaus o casa balneario. Vamos, que no vas a tener problema para encontrar una plaza.

Una buena opción para comenzar tu visita es cogiendo información sobre que ver en Sasbachwalden en la oficina de turismo, que, aunque la encuentres cerrada, siempre tiene información disponible fuera.

Qué y dónde comer en Sasbachwalden

Además de los platos típicos de Alemania, sobre los que hablamos en nuestro post sobre gastronomía alemana, esta región tiene algunos productos propios.

El más famoso es la tarta Selva Negra, a la que se le añade kirschwasser, un brandy elaborado a partir de cerezas muy típico de la zona. 

Un lugar conocido de Sasbachwalden para probarla es el hotel restaurante Spinnerhof, pues dicen que está muy buena y es la más alta de la región.

Diríamos que otro producto estrella de esta región, y del que están muy orgullosos, es su jamón ahumado.

Y como estamos en Sasbachwalden, no podemos dejar de hablar del vino. No en vano, forma parte de la ruta de vino de Baden, Badische Weinstrasse, que es la tercera región vinícola más grande de Alemania.

En una de las entradas del pueblo está la bodega Alde Gott, Viejo Dios, donde puedes decidir si llevarte alguna botella o probar el vino en su terraza con vistas sobre Sasbachwalden.

Si le quieres dar un toque más glamuroso a tu visita, puedes reservar para desayunar allí con champán incluido. 

Te dejamos la página web de la bodega, para que puedas chequear su horario y condiciones.

Y, por supuesto, no podemos olvidarnos del aguardiente, ya que Sasbachwalden pertenece a Ortenau, la región alemana con la mayor densidad de destilerías.

Tanto por el título del post, como por la introducción, te puedes imaginar que vas a poder probar estos productos haciendo senderismo por el pueblo. Enseguida te damos más información.

Para comer en Sasbachwalden lo mejor es que te acerques al centro, pues es donde están la mayoría de los restaurantes. 

Nosotros comimos en el restaurante Knusperhäuschen, cuyo nombre y decoración recuerda a los cuentos infantiles. Tanto si comes dentro, como en su terraza, te encontrarás con un ambiente muy agradable y una buena comida. Además, el edificio es una casa preciosa de entramado de madera.

Frente a él está el restaurante Engel, donde tomamos café con dos trozos de tarta que estaban espectaculares. La comida que sirven tiene muy buena pinta, con un toque más moderno, al igual que su decoración. Eso sí, no esperes precios económicos. 

Otros dos restaurantes en el centro muy bien valorados son el Otto´s y el Ald Saschwalle

Y muy cerca de las cascadas está el Zum Fässlewirt, con muy buena puntuación. Nosotros intentamos comer aquí, pero ya habían cerrado. 

Todos estos restaurantes pertenecen a la llamada milla del placer, «Baden Genussmeile Sasbachwalden«, en la que hay muchos negocios para todos los gustos.

También puedes venir preparado y comer en plan picnic a medida que vas buscando las fuentes de Sasbachwalden, muchas de las cuales tienen mesas cerca de ellas. 

Vamos a darte otra opción para comer: los straussenwirtschaften, locales perfectos para probar la comida y el vino de la zona, pero que abren sólo durante cortos periodos de tiempo. Si ves una escoba en su puerta, estás de suerte, pues indica que están abiertos.

Estos locales ofrecen su propio vino y comida de la región y, en general, son más baratos que los restaurantes. Además, suelen ser muy poco turísticos, por lo que no esperes encontrar el menú en inglés. Eso sí, la gente es muy simpática y siempre te intentan ayudar si no entiendes algo, ya sea el que te sirve la comida o el que come cerca de ti.

Estos se encuentran en las regiones vinícolas, por lo que cerca de Sasbachwalden podrás encontrar alguna. Esta es la lista de straussenwirtschaften de la Selva Negra y sus horarios de apertura, para que le eches un ojo por si te han llamado la atención y ver si están abiertas el día de tu visita.

La más cercana a Sasbachwalden es Lebenshof MutimBauch, a unos 9 kilómetros al sur.

Qué ver en Sasbachwalden

No hay grandes monumentos que ver en Sasbachwalden, vamos, más bien, no hay ninguno. El edificio que más sobresale es la iglesia de la Trinidad, con un interior sencillo, donde descubrirás que Sasbachwalden es una de las paradas del camino de Santiago de Baden.

Sin embargo, merece la pena que pasees por su pequeño centro que está lleno de bonitas casas de entramado de madera. Además, aquí y allá verás bonitos rincones, ya sea gracias a los arroyos que recorren Sasbachwalden, a los árboles en floración, a los cuidados jardines de sus habitantes o a los viñedos que lo rodean. 

Es probable que veas, y que te llame la atención, un puesto de madera con productos de la región. Este no lo cuida ninguna persona, simplemente la gente coge lo que le interesa y deja el dinero en una hucha que hay. 

Nosotros ya estamos acostumbrados a estos puestecillos, ya que son muy típicos en Alemania y los hemos visto muchas veces, pero es verdad que al principio nos hacían mucha gracia y nos preguntábamos cuanto durarían en España.

Lo que hay que ver en Sasbachwalden son principalmente dos cosas: la cascada de Gaishöll y las rutas del aguardiente. 

Cascada de Gaishöll

Estas cascadas las forma el arroyo Brand al caer hacia el valle, salvando un desnivel de unos 200 metros.

No es una cascada de gran altura, sino un camino precioso donde el arroyo va cayendo formando pequeñas cascadas a medida que va sorteando desniveles. Esto da lugar a un bonito desfiladero de rocas cubiertas de musgo que puedes recorrer. En él te encontrarás con más de 10 puentes de madera que te permiten cruzar las cascadas. 

El camino no es difícil, pero es empinado y tiene muchos escalones.

Rutas de las fuentes de aguardientes

Para nosotros lo más especial que ver en Sasbachwalden, eso que no habíamos visto en ningún otro lugar, fueron las fuentes de los licores.
 
Es decir, fuentes donde las distintas destilerías han preparado botellas de aguardiente de fruta, brandy, licores, vino, cerveza, bebidas sin alcohol e incluso algo para picotear. La variedad de los productos depende de cada fuente.
 
Las bebidas se mantienen siempre refrigeradas gracias al agua de las fuentes y su precio es bajo, alrededor de 1,5€ a 2€.
 
Así, lo único que tienes que hacer es tomar lo que quieras y dejar el dinero correspondiente en una hucha.
 
Consejo: lleva suficiente cambio y, aunque siempre encontramos vasos limpios, igual no es mala idea llevarte el tuyo propio.
 
Además, al ir en busca de estas fuentes, recorrerás los viñedos de Sasbachwalden y llegarás a bonitos miradores desde los que tendrás buenas perspectivas del pueblo, como por ejemplo, el que está cerca de la destilería Decker, Obere Langert.
 

En Sasbachwalden hay más de 10 fuentes de este tipo, que están repartidas en dos rutas circulares señalizadas con carteles morados con una botella y el nombre de Schnapsbrunnenweg. Estas llevan el número 1 para la ruta del norte de 7 kilómetros y el 2 para la del sur de 12 kilómetros. 

Información Ruta número 1, que comienza en la oficina de turismo.

Información Ruta número 2, que comienza en el aparcamiento de las piscinas.

Esta segunda ruta pasa bajo las ruinas del castillo de Hohenrode o Brigittenschloss y, si quieres, puedes desviarte para llegar hasta ellas. Nosotros no fuimos, así que no podemos decirte si merece la pena.

De hecho, no seguimos ninguna ruta, nos dirigimos directamente al mirador junto a la destilería Decker y después, fuimos en busca de las fuentes que había cerca.

Si no te apetece hacer ninguna ruta, no puedes o no tienes tiempo, puedes acercarte a la fuente que está en el centro del pueblo, en Talstrasse y muy cerca de la heladería, para hacerte así una idea de lo que te estamos hablando.
 
En el pueblo verás, además, señales para el circuito panorámico Alde Gott, que, comenzando en la parte inferior de las cascadas Gaishöll, te lleva durante 10 kilómetros a recorrer la ciudad, pasando por los viñedos, las cascadas, las fuentes de aguardiente, bosques de castaños y bonitos miradores.
 
Como ves, Sasbachwalden tiene muchas opciones para el visitante y, dependiendo de tus intereses, le puedes dedicar más o menos tiempo.

Barriles de vino como dormitorios y el molino Straussenhof

Algo diferente que ver en Sasbachwalden son unos barriles de vino que han convertido en alojamientos. Estos se encuentran en medio de unos viñedos con una estupenda vista de los alrededores.

Te dejamos la información sobre este alojamiento tan especial, que le puede dar un toque diferente a tu ruta por la Selva Negra.

Estos están a unos 2 kilómetros del centro del pueblo y, si te acercas hasta ellos, pásate también por el el molino Straussenhof, que fue construido en 1789 y estuvo en funcionamiento hasta 1938.

Si tienes suerte, igual lo ves en funcionamiento, pues hemos leído que algunos domingos hay visitas guiadas.

Además, como no podía ser de otra forma, muy cerca hay un par de fuentes de aguardiente. Una está junto al edificio cercano al molino y la otra cerca de los barriles-dormitorio. En este caso, una de las mesas está dentro de un barril de vino.

Hay un aparcamiento gratuito junto al molino.

Si te han llamado la atención estas fuentes de aguardiente, igual te interesa saber que en la cercana localidad de Oberkirch, a unos 15 kilómetros al sur de Sasbachwalden, hay más de 800 destilerías registradas.

Además, alrededor de Oberkirch hay una ruta, la Brennersteig, de unos 14 kilómetros, que pasa por varias de estas destilerías y que comienza en el parking de Hesselbach.

Dicen que el mejor momento para hacerla es en primavera, cuando florecen los árboles frutales.

Te dejamos aquí una lista de las destilerías de la Selva Negra que puedes visitar, por si te apetece echarle un vistazo.

Asimismo, Sasbachwalden está cerca de otros lugares interesantes de la Selva Negra, como el lago Mummel o las cascadas y ruinas de Todos los Santos. 

Para más información sobre estos lugares: qué ver en la Selva Negra, una guía para descubrir sus secretos.

¿Vas a viajar a Alemania?

Pues esta información puede resultarte útil. Además, al usar nuestros enlaces nos ayudas a seguir creando contenido 😊

Encuentra los mejores vuelos con Skyscanner, además de hoteles y coches de alquiler

Sácale el máximo partido al viaje con las actividades de Civitatis o GetYourGuide

Guarda todos tus recuerdos con un álbum personalizado de 51Trips y ahórrate un 5% con nuestro código VIAJANDODEINCOGNITO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *