Qué ver en Namur, la capital de Valonia

Dominada por una de las ciudadelas más grandes de Europa, Namur ha estado en manos de casi todas las potencias europeas. Descubrir su fortaleza, disfrutar de las vistas desde lo más alto de la ciudad y pasear por su agradable centro histórico, son algunas de las actividades que te esperan si visitas Namur. ¿Nos acompañas?

Collage de 8 fotos sobre que ver en Namur

Namur es la capital de Valonia y, aunque no fue la ciudad más bonita que conocimos en esta región, disfrutamos mucho de su visita. Además, aquí puedes visitar su gran ciudadela, una de las más grandes de Europa.

Coincidimos con el festival de las artes feriantes, que se organiza en el mes de mayo. Durante este, el centro de la ciudad se llena de vida y color y pudimos disfrutar de distintos espectáculos, lo que le dio un toque especial a la visita.

Nosotros estuvimos una mañana paseando por Namur y nos dio tiempo a ver todos aquellos lugares que llevábamos apuntados.

En este post vamos a contarte qué ver en Namur, una ciudad universitaria situada en la confluencia de los ríos Sambre y Mosa.

Por cierto, en el blog tenemos más información sobre la región belga de Valonia:

– Qué ver en Durbuy, la ciudad más pequeña del mundo

 Cómo visitar Waterloo, el lugar donde Napoleón fue vencido

Qué ver en Dinant, la hija del Mosa

 Qué ver en Valonia, la zona menos conocida de Bélgica

Qué ver en Tournai, una de las ciudades más antiguas de Bélgica

Qué ver en Mons, una bonita ciudad belga

Qué ver en Bouillon, fortaleza medieval, cruzadas y naturaleza

Dónde está y cómo llegar

Namur está a unos 60 kilómetros al sureste de Bruselas; a unos 30 kilómetros al este de Charleroi, y a unos 60 kilómetros al oeste de Lieja. Todas estas ciudades tienen aeropuerto, por lo que son buenos destinos para comenzar una ruta por este país que incluya Namur.

Para encontrar el vuelo que mejor se adapte a tus fechas y presupuesto, te recomendamos entrar en Skyscanner, desde donde también puedes reservar hoteles y coches de alquiler.

Nosotros llegamos a Namur en coche y aparcamos en uno de los aparcamientos del centro, cerca de la catedral. Te dejamos una foto con la información de los distintos aparcamientos.

También puedes llegar a Namur desde Bruselas en tren en una hora. Para informarte sobre rutas y horarios, entra en la página web de la compañía de trenes belga

Otra opción es unirte a este viaje desde Bruselas a Namur y Dinant

Mini historia de Namur

Se sabe que la zona de Namur estuvo ocupada desde el Mesolítico, allá en el 6.700 a.C. También se desarrolló en este lugar una ciudad romana.

Fue durante la Edad Media, cuando la ciudad creció y ganó en importancia. Su estratégica posición la convirtió en un lugar muy codiciado. De hecho, Namur acabó en manos de casi todas las potencias europeas, Borgoña, Países Bajos, Francia, España o Austria. Su gran ciudadela fue testigo de casi todas las guerras que cruzaron por el actual territorio belga, que no fueron pocas. 

Del mismo modo, su situación la convirtió en un objetivo durante las dos guerras mundiales y sufrió varios bombardeos.

Hoy, queda poco de la ciudad medieval que fue sede de los condes de Namur.

Qué ver en Namur

La visita a Namur la podemos dividir en dos: primero, un paseo por su parte vieja, que va desde la catedral de San Albano a la plaza de Armas, y segundo, su gran ciudadela.

Su centro histórico no tiene grandes monumentos, pero es un área muy agradable para pasear. Aquí verás muchos negocios, entre ellos, muchas cafeterías, restaurantes y pastelerías, que te harán difícil irte de Namur sin haberte tomado nada.

Catedral de San Albano

Este templo católico fue construido a mediados del S. XVIII en estilo barroco, sustituyendo a la colegiata de San Albano, que fue escogida como catedral al crearse la diócesis de Namur y ya se había quedado pequeña.

De este antiguo templo queda todavía una torre del S. XIII en la parte trasera de la catedral.

En su interior, llama la atención su cúpula y su elaborado púlpito de madera.

Alrededor de la catedral, encontrarás edificios pertenecientes a la Universidad, así como el antiguo Arsenal, hoy día comedor universitario.

Iglesia de San Lupo

Muy cerca se encuentra este bello templo de estilo barroco, construido en el S. XVII como iglesia de San Ignacio para los jesuitas. En su diseño se inspiraron en la iglesia del Gesú de Roma.

Sin embargo, tras la supresión de esta orden religiosa en la segunda mitad del S. XVIII, la iglesia fue cedida a la parroquia de la iglesia de San Lupo, que estaba en mal estado.

En su interior destacan las columnas anilladas en mármol rojo y negro y los confesionarios de madera que hay en sus laterales y en los que puedes pasarte un buen rato observando todos sus detalles.

Plaza de Armas

En la plaza central de Namur destaca el edificio de la antigua Bolsa, hoy día centro de congresos.

Construido en estilo neorenacentista, la Bolsa fue inaugurada en 1934. Y es que varios de los edificios de esta plaza fueron destruidos durante la I Guerra Mundial. 

Frente a la antigua Bolsa, hay una escultura que no te va a pasar desapercibida. Esta representa a Joseph y Francois, dos conocidos personajes de Namur creados por Jean Legrand. Estos muestran la forma relajada de los habitantes de Namur y, la verdad, el centro de Namur es un buen lugar para tomarse la vida con calma.

Muy cerca se encuentra el teatro de Namur, de mediados del S. XIX en estilo neoclásico, y el museo de Arte Antiguo, que, entre otras obras maestras, alberga el preciado tesoro de d`Oignies, reconocido como una de las 7 maravillas del arte en Bélgica. Este es un conjunto de piezas, la mayoría de orfebrería, creadas en el S. XIII por Hugo de Oignies.

Beffroi de Namur

Símbolo del poder del pueblo en la Edad Media, los beffroi o torres cívicas abundan en Bélgica y el norte de Francia. Estas guardaban la campana que avisaba a los ciudadanos de distintos acontecimientos.

En 1999, 32 de estos campanarios belgas fueron incluidos en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y en 2005, se añadieron 24 más, esta vez de Francia.

Pues bien, el beffroi de Namur, que puedes verlo cruzando un arco que hay junto al antiguo edificio de la Bolsa, es uno de ellos.

Construido a finales del S. XIV, formaba parte de las antiguas murallas y es conocido también como torre de Santiago. A mediados del S. XVIII, se convirtió en el campanario municipal. 

Junto a él está la galería de arte Beffroi, donde puedes ver exposiciones temporales de manera gratuita.

Otras visitas en la parte vieja

Junto al río encontrarás bonitos edificios, como el que alberga la oficina de turismo, un edificio del S. XVI que ha tenido diferentes usos, entre ellos mercado de carne, o el edificio moderno del Delta, un espacio cultural con salas para organizar exposiciones y conciertos. Además, es posible entrar en él de manera gratuita para conocer su terraza panorámica. 

Desde esta zona tienes unas vistas estupendas a la ciudadela de Namur.

Otro lugar interesante es la Nef, un espacio cultural creado en la antigua iglesia de Notre Dame d´Harscamp, del S. XVIII. Aquí se desarrollan numerosas actividades. Puedes echar un ojo a su página web y ver si hay algo interesante durante tu visita a la ciudad.

Uno de los edificios que llama la atención a la orilla del río, bajo la ciudadela y muy cerca de la confluencia de los ríos, es el que alberga el parlamento de Valonia, cuyos orígenes se remontan al S. XIII, cuando era un hospital. Este se encuentra en el Grognon, lo que es el núcleo histórico de Namur.

Les Bateliers es un bonito rincón cerca de la catedral. Este acoge el museo arqueológico y el de artes decorativas alrededor de una mansión del S. XVIII, una capilla del S. XIX y una galería contemporánea.

El museo de artes decorativas es gratuito y aquí puedes descubrir la vida de una familia burguesa del S. XVIII. El museo arqueológico está actualmente cerrado, por lo que, si quieres visitarlo, tendrás que entrar en su página web para ver su estado.

Otra manera de conocer Namur es a través de esta ruta de arte callejero.

Ciudadela de Namur

Ya es hora de hablar de su monumento más representativo, la ciudadela de Namur, una de las más poderosas de Europa.

Puedes subir hasta ella andando o en teleférico. Para saber sus horarios y precios actualizados, lo mejor es que entres en su página web.

Desarrollo de la ciudadela

La ciudadela domina la ciudad en lo alto de una colina, en la confluencia del Mosa y del Sambre. Es su localización estratégica la que la convirtió en una de las fortificaciones más grandes y poderosas de Europa, por lo que, como te puedes imaginar, sufrió numerosas batallas y asedios. En ella trabajaron numerosos arquitectos, entre ellos, el famoso Vauban.

Comenzó siendo el castillo fortificado de los condes de Namur, allá por el S. X. Después, a comienzos del S. XVI y en base al desarrollo de la artillería, la fortaleza se renovó y se reforzó, naciendo la mediana, una zona de baluartes. Finalmente, a mediados del S. XVII, sufrió un gran crecimiento y se creó la zona llamada Terra Nova.

Tras varias desmilitarizaciones y reconstrucciones, a mediados del S. XIX, se llevaron a cabo las últimas grandes obras. Y es que, tras la derrota francesa en la batalla de Waterloo, Namur pasó a ser parte de los Países Bajos. Con el nuevo orden, se erigió un nuevo cinturón fortificado y se reconstruyó la ciudadela. De hecho, la mayor parte de lo que vemos hoy día data de este período.

Sin embargo, la función defensiva de la Ciudadela quedó obsoleta y, a finales del S. XIX, se construyeron nueve fuertes alrededor de Namur para evitar una posible invasión francesa. Algunos de ellos se pueden visitar, como el de Saint-Héribert.

Explorando la Ciudadela

Nosotros descubrimos la Ciudadela por libre y a pie, disfrutando de sus diferentes zonas y de sus miradores, desde los que tienes unas vistas perfectas hacia Namur. Ten en cuenta que es una zona muy amplia, por lo que seguramente no la vas a abarcar entera en tu visita.

Hay varias maneras que te permiten conocer este monumento lleno de historia de una manera más profunda:

– En tren turístico, en un recorrido por donde pasarás por bellos miradores.

– En el centro de visitantes Terra Nova, donde puedes aprender sobre su historia.

– En una visita guiada que recorre parte de sus pasajes subterráneos, por los que se ganó el apodo del termitero de Europa de manos de Napoleón. Hemos leído que es bueno reservar con antelación, pues las plazas son limitadas.

Si quieres realizar todas las visitas, lo mejor es que compres la Citadelle Pass. Te dejamos aquí la página web de la ciudadela, para que puedas ver los horarios, tarifas y más información.

Arriba hay aparcamientos, columpios, cafeterías, restaurantes, hoteles y zonas de picnic.

Mapa con los lugares de interés de Namur

Mapa indicando los lugares que ver en Namur

¿Vas a viajar a Bélgica?

Pues esta información puede resultarte útil. Además, al usar nuestros enlaces nos ayudas a seguir creando contenido 😊

Encuentra los mejores vuelos con Skyscanner, además de hoteles y coches de alquiler

Sácale el máximo partido al viaje con las actividades de Civitatis o GetYourGuide

Guarda todos tus recuerdos con un álbum personalizado de 51Trips y ahórrate un 5% con nuestro código VIAJANDODEINCOGNITO

2 comentarios en “Qué ver en Namur, la capital de Valonia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *