Palacio de Moritzburg, el otro palacio de Cenicienta

Todos tenemos tradiciones navideñas y los alemanes no iban a ser menos. Una de ellas es la emisión de la película de culto, 3 avellanas para Cenicienta. Esta fue una coproducción entre Checoslovaquia y Alemania Oriental y uno de sus escenarios fue el palacio de Moritzburg, donde Cenicienta perdió su zapato. Desde 1973, Moritzburg no es sólo uno de los palacios más bonitos de Alemania, sino también el palacio de esta princesa. ¿Nos acompañas?

Collage de 8 fotos sobre el palacio de Moritzburg

El palacio de Moritzburg es un bello edificio barroco situado en una isla artificial. Su imagen reflejada en el agua del estanque es una imagen habitual en guías de viaje y así llegamos nosotros, buscando esa joya del barroco que tanto habíamos visto en fotos.

Sin saberlo, nos encontramos una exposición sobre una mítica película que había sido rodada allí y nos fuimos con ganas de llegar a casa y verla. 

Si quieres conocer mas palacios alemanes, échale un ojo a los castillos más bonitos del sur de Alemania.

Dónde está el palacio de Moritzburg y cómo llegar

El palacio de Moritzburg está en el pequeño pueblo del mismo nombre, que se encuentra a unos 15 kilómetros de Dresden. Pertenece, por lo tanto, al estado de Sajonia.

Si llegas en coche, hay un aparcamiento de pago justo frente al palacio.

También puedes llegar en transporte público desde Dresden en poco más de media hora. Para ello tendrás que tomar la línea S8 o S2 del S-Bahn o el tren RE50, hasta la parada de Neustadt y luego el autobús 477 hasta el palacio.

Historia del palacio

A mediados del S. XVI, se construyó en este lugar un pabellón de caza en estilo renacentista. Lo mandó construir el duque Moritz de Sajonia, el cual es el responsable de su actual nombre. Su situación en Friedewald lo convirtió en un buen lugar para la caza.

Sin embargo, como suele pasar, el edificio fue modificado. Su aspecto actual se lo debe al elector Augusto II el Fuerte, quien ordenó su transformación en un imponente palacio barroco en la primera mitad del S. XVIII. Para cumplir el deseo del gobernante, que quería un lugar apropiado para sus fiestas y cacerías, se crearon estanques, donde se hacían desfiles acuáticos, y recintos para animales. Sin embargo, tras su muerte, los trabajos en el palacio se pararon.

Alrededor de 1800, uno de sus sucesores se encargó de los alrededores del castillo y se crearon el palacete de Faisán, la Fuente de Venus, el puerto y el faro con muelle.

De 1933 hasta su expropiación en 1945, el palacio fue la residencia del príncipe Ernst Heinrich de Sajonia. Antes de irse, la familia enterró parte de sus tesoros en el parque del castillo. La mayoría fue encontrado por las tropas soviéticas, pero en 1996, dos buscadores de tesoros descubrieron varias cajas de este tesoro.

Visita del palacio

 

Te dejamos la página web del palacio, para que tengas la información actualizada de precios y horarios.

Es importante saber, que la experiencia en Moritzburg cambia bastante si vas en invierno o no. Y no lo decimos sólo por los alrededores, sino porque:

De mediados de noviembre a finales de febrero se organiza una exposición especial que trata sobre la película 3 avellanas para Cenicienta

La entrada normal al castillo es de 12 € y abre todos los días de 9:30 a 17:30, siendo la última entrada una hora antes del cierre.

De mediados de marzo a comienzos de noviembre organizan la visita del barroco

La entrada cuesta también 12€ e incluye el Histopad, una tablet que hace que la visita sea diferente, pues recrea como se encontraba originalmente el palacio. Nosotros la probamos en el palacio de Meissen y nos gustó mucho la idea.

El palacio durante esta temporada abre todos los días de 10:00 a 18:00.

Aunque el palacio esté casi siempre abierto, no lo están los edificios de los jardines. Así, el palacio de los faisanes abre desde finales de abril hasta finales de octubre, de martes a domingo, y sólo puedes visitarlo dentro de una visita guiada de unos 45 minutos. La entrada normal cuesta 8€ y hay un kombiticket por 15€ que incluye la entrada el palacio de Moritzburg y a este.

El faro se puede visitar el último domingo de mayo a septiembre entre las 10:30 y las 16:00.

Si vas a estar una temporada por Sajonia, puede que te interesa la Schlösserland karte, que puedes comprar con una validez de 10 días o de un año. Con ella podrás visitar muchos de los palacios, castillos y jardines de este estado, incluido el de Moritzburg. Puedes encontrar más información sobre ella en la página web del palacio.

Exposición 3 avellanas para Cenicienta

Tres avellanas para Cenicienta está basada en el cuento de hadas de Božena Němcová, que está inspirado a su vez en el de los hermanos Grimm. 

Esta película, que fue una coproducción entre Checoslovaquia y Alemania Oriental en 1973, se ha hecho muy famosa en varios países y se la considera una película de culto. De hecho, se suele emitir en la televisión durante las navidades de varios países como, Alemania, República Checa, Eslovaquia, Noruega, Austria o Suiza.

El rodaje tuvo lugar principalmente en los estudios cinematográficos Babelsberg en Potsdam y los de Barrandov en Praga, así como alrededor del palacio de Moritzburg y en diversos lugares de Checoslovaquia.

Pues bien, en invierno, el palacio se transforma de nuevo en el escenario de la película. Durante esta exposición, su interior está especialmente decorado, con parte del vestuario original, figuras representando algunas escenas y un pequeño cine con un video sobre su grabación y entrevistas a sus actores. 

Nosotros viajamos con una niña pequeña y esta exposición le gustó mucho. Especialmente, la sala donde había réplicas de algunos vestidos de la película que te podías probar, tanto en talla adulto como en talla infantil. 

Vayas cuando vayas, sabrás cual fue el lugar del palacio donde Cenicienta perdió su famoso zapato, pues en las escaleras hay una escultura de este. Por supuesto, es muy probable que te encuentres con alguien probándoselo. No te te vamos a mentir, nosotros también lo hicimos.
 

Exposición del barroco y los jardines del palacio

En este caso, la exposición se centra en el mobiliario del palacio, que, recordemos, se usaba como lugar de caza, una de las pasiones de Augusto el Fuerte, por lo que verás muchos motivos relacionados con esta actividad.

En su interior destaca el papel pintado de cuero dorado del S. XVIII que se ha conservado en once salas. Otras de las cosas que llama la atención es la colección de trofeos de caza que decoran las paredes del comedor o de la sala de piedra. 

Una de las salas más especiales es la habitación de las plumas, donde se ve la cama que Augusto el Fuerte compró en 1723, cuyo dosel y cortinas estaban compuestas por alrededor de un millón de plumas de distintas aves.

Desde las terrazas que rodean el palacio, podrás ver las estatuas que decoran la balaustrada, las ocho antiguas casetas de vigilancia, el estanque artificial y los extensos jardines del palacio, por los que puedes pasear de manera gratuita. Y es que Moritzburg tiene una inigualable localización entre bosques y estanques.

En los jardines, que nunca llegaron a completarse, destaca el palacete del Faisán, que está a unos dos kilómetros al este del palacio. En sus alrededores puedes ver la fuente de Venus, que fue construida en 1772, y un puerto en miniatura con un muelle y el único faro de Sajonia.

Complejo del palacete del faisán

En 1728, Augusto el Fuerte mandó construir un edificio rococó para la cría de faisanes. Sin embargo, durante la Guerra de los Siete Años quedó devastado. En la década de 1770, fue reconstruido por el elector Federico Augusto III en estilo chino.

Cerca, está la antigua cocina, que hoy es el centro de visitantes con cafetería, tienda y exposiciones temporales.

En la misma época, se construyeron en los alrededores del palacio el puerto con el faro, la fuente de Venus y embarcaderos.

El objetivo del faro era utilizarlo como parte de un teatro al aire libre, por lo que nunca se usó como tal.

Y es que estos estanques no sólo se usaron para navegar relajadamente, sino también para representar una famosa batalla naval, la de Chesme en 1770. Durante la representación de esta lucha dentro de la guerra ruso-turca, los embarcaderos estaban equipados con pequeños cañones que disparaban proyectiles.

Alrededores del palacio de Moritzburg

– La artista alemana Käthe Kollwitz pasó sus últimos años en Moritzburg, muy cerca del palacio. 
 
Hoy, la casa donde pasó sus últimos meses alberga un museo sobre su vida y obra.
 
Una de sus obras más representativas es la que se encuentra en la Neue Wache en Berlín. Esta es una ampliación de su obra madre con hijo muerto, donde se representa a sí misma con su hijo muerto durante la I Guerra Mundial. 

– Como ya hemos dicho, la ciudad de Dresden está a tan sólo 15 kilómetros de Moritzburg, por lo que este castillo es una excursión perfecta para hacer desde esta ciudad. 

– A 15 kilómetros está también la ciudad de Meissen, conocida internacionalmente por su porcelana.

– Tampoco está lejos del parque natural de la Suiza Sajona, con lugares muy interesantes, como el mirador del Bastei o la fortaleza Königstein.

¿Vas a viajar a Alemania?

Pues esta información puede resultarte útil. Además, al usar nuestros enlaces nos ayudas a seguir creando contenido 😊

Encuentra los mejores vuelos con Skyscanner, además de hoteles y coches de alquiler

Sácale el máximo partido al viaje con las actividades de Civitatis o GetYourGuide

Guarda todos tus recuerdos con un álbum personalizado de 51Trips y ahórrate un 5% con nuestro código VIAJANDODEINCOGNITO

3 comentarios en “Palacio de Moritzburg, el otro palacio de Cenicienta”

  1. Muchas gracias por compartir la información sobre el Palacio de Moritzburg, este nos falta en la lista de castillos/palacios de Alemania y merece estar en ella por lo que hemos leído en vuestro post. Muy curioso lo de la película y que fotogénico es!.

    Saludos de tres viajantes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *